*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
170 años. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
No se puede dar nada a Hamas hasta que devuelva a los soldados y civiles que secuestró”
Hugo Rodríguez Almada Hugo Rodríguez Almada
Facultad de Medicina: El statu quo y los conflictos
Esteban Valenti Esteban Valenti
Mujica el gran elector
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La primera vez que vi a Mujica
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las “innovaciones” en Medicina y los medios de información
Michael Añasco Michael Añasco
American Space Forces. Donald Trump contra los extraterrestres
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Pepe, el último profeta...
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
En la encrucijada contemporánea no más ajuste sino transformación
Luis Sabini Luis Sabini
Una maldecidísima trinidad: Assange, Sala, palestinos
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Tacuarembó y el triste protagonismo de los últimos días
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Votaremos con el Frente Amplio. O a este mismo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Balbi: el toro y la muerte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
El turismo visto desde la celulosa
Pablo Mieres Pablo Mieres
Promesas rotas
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
La marea verde y la siesta de las izquierdas
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
La venta del Dique Maua y la crónica de una metamorfosis: El FA de estatizador a continuador de la obra de Aparicio Méndez
Laura Alemán Laura Alemán
Predios del dique Mauá. Vender el alma: tres perlas de un collar oscuro
Charles Carrera Charles Carrera
Tan uruguayos como nosotros
Luis Fernández Luis Fernández
Detalles de la inmigración africana
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
No lo digo yo, lo dicen Daniel Barenboin y otros, que se aplica el « apartheid » en Israel
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Desinteligencias de la Inteligencia
William Marino William Marino
Comenzó la carrera!!!
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
La ley de los pequeños números
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Gobiernos y derechos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM 2 NO, cuando la mentira es la verdad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Gauchos de las cuchillas y vaqueros de las praderas -II
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
¿En qué nos parecemos, tú y yo a la nieve?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Cuidado señores candidatos. ¡Oso! del futbol
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El programa del FA y los arbolitos de Navidad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Matrimonio homosexual en Cuba: ¿Buena voluntad o representación?
Iván Solarich Iván Solarich
GRIEZMANN, Y EL PARTIDO DE LA ÉTICA
Agustín Deleo Agustín Deleo
Aleluya hermanos
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Largaron!!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Hacen falta poetas
José Antonio Vera José Antonio Vera
Cartes un ganador derrotado
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El Frente Amplio debe irse del Foro de San Pablo
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Alejandro Domostoj

Lo que importa es lo de adentro

Alejandro Domostoj

21.07.2018

El tema de las candidaturas siempre es vistoso.

 

En todos los partidos aparecen movidas sobre el tema, desde el retorno de "dead people" (Amado dixit) en el Partido Colorado; la lluvia y las tortas fritas en el Honorable Directorio blanco que sirvieron de lanzamiento de la primera precandidata mujer; hasta el reality frenteamplista, producido y guionado por el célebre y afamado José "Pepe" Mujica quien siempre asegura un show con altos puntos de rating.

Así las cosas, entretenidos estamos con la elección de los portavoces de las propuestas, ideas y programas, que más o menos regirán nuestro destinos durante al menos un quinquenio. Pero cuidado, que la danza electoral entorno a los nombres, no nos distraiga sobre este aspecto que debe ser el central si es que realmente queremos lograr que el Uruguay de un nuevo salto de calidad en su políticas públicas. Parece torpe negar que las cualidades y capacidades de quien encabeza un gobierno importan, porque así la más reciente historia lo muestra, pero mucho más torpe es negar que las definiciones programáticas resultan centrales, máxime cuando nos enfrentamos al agotamiento de un ciclo. 

No debemos confundir agotamiento de un ciclo con el fin de un partido en el gobierno. El agotamiento de un ciclo está marcado por dos grandes circunstancias. La primera, que el FA tras 15 años de gobierno desarrolló -en mayor o menor medida- su base programática general, esa con la que es muy fácil estar de acuerdo y que permitió sanear al país en varias  áreas y aspectos. Entonces ahora el FA está obligado a presentar un programa ya no de definiciones generales (salvando su interna), sino que deberá decir claramente, habiendo alcanzado lo alcanzado, hacia donde orientará una futura gestión de gobierno. La segunda circunstancia, que habiendo tenido el FA un primer gobierno de contundentes mayorías parlamentarias propias, pasando a un segundo de mínima mayoría, al tercero y actual con una mayoría casi accidental, resulta difícil imaginar un escenario futuro con mayorías parlamentarias, sea cual sea el partido que alcance el gobierno.

De ahí lo trascendental del nuevo ciclo que se abrirá con el gobierno elegido en 2019, sea del partido que sea. Será un período donde las orientaciones programáticas de cada uno deberán ser lo suficientemente claras, pero además para instrumentarlas se deberán construir mayorías, lo que implicará entonces toda una nueva época para la política uruguaya. En este escenario, la vistosa discusión de nombres no puede convertirse en una cortina que esconda el tema esencial y de fondo.

Tampoco las formas pueden operar en ese sentido. Porque una amplia discusión programática, -si bien representa una metodología interesante para su construcción- nada garantiza por sí sola. Mucho menos con los antecedentes existentes sobre los resultados de amplios procesos de debate que luego son recogidos en síntesis que no necesariamente expresan el sentir de los primeros, o, como ya lo hemos dicho, expresan bonitas generalidades que a la hora de la práctica se convierten en cheques en blanco, o lo que es peor, generan un escenario parecido al actual donde se apela simplemente a mantener lo alcanzado.  Tampoco la convocatoria a cientos de calificados técnicos es garantía de nada, como tampoco lo son los debates virtuales, los foros, o cualquier otra forma que se quiera proponer.

Entonces lo central en este nuevo ciclo no pasa sólo por los candidatos, ni por las formas en que se construirán los programas; lo central son precisamente los programas de gobierno, la orientación que tomará el país y la capacidad y la forma de construir mayorías para instrumentarlo.

En el caso del Frente Amplio los golpes de Mujica al ala representada por el Astorismo y en menor medida por Martínez, pueden ser tiros por elevación que le permitan a su sector (MPP) fortalecer sus aspiraciones programáticas, debilitando al Frente Liber Seregni y aprovechando el poco peso del Partido Socialista, para que la eventual candidatura de Martínez esté condicionada por un programa marcado por las definiciones de su sector y sus aliados, extremo que hasta ahora no lograron alcanzar en ninguno de los tres Congresos del Frente Amplio que definieron las (cada vez más lavadas) líneas programáticas.

Entonces, cuando muchos se preguntan cuál es la jugada entorno a la danza de nombres por Mujica propuesta, tal vez la jugada del hábil y veterano dirigente no esté en los nombres en sí mismos, sino que, dando por descontado que no tiene un candidato propio con la suficiente fuerza para pelear la presidencia, esté preparando el terreno para ganar la batalla que verdaderamente importa. Porque Mujica, que tanto sabe por diablo como por viejo, tiene claro lo del refrán: lo que importa, es lo de adentro. 





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net