*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
170 años. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
No se puede dar nada a Hamas hasta que devuelva a los soldados y civiles que secuestró”
Hugo Rodríguez Almada Hugo Rodríguez Almada
Facultad de Medicina: El statu quo y los conflictos
Esteban Valenti Esteban Valenti
Mujica el gran elector
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
La primera vez que vi a Mujica
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las “innovaciones” en Medicina y los medios de información
Michael Añasco Michael Añasco
American Space Forces. Donald Trump contra los extraterrestres
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Pepe, el último profeta...
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
En la encrucijada contemporánea no más ajuste sino transformación
Luis Sabini Luis Sabini
Una maldecidísima trinidad: Assange, Sala, palestinos
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Tacuarembó y el triste protagonismo de los últimos días
Dr. Federico Arregui Mondada Dr. Federico Arregui Mondada
Votaremos con el Frente Amplio. O a este mismo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Balbi: el toro y la muerte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
El turismo visto desde la celulosa
Pablo Mieres Pablo Mieres
Promesas rotas
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
La marea verde y la siesta de las izquierdas
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
La venta del Dique Maua y la crónica de una metamorfosis: El FA de estatizador a continuador de la obra de Aparicio Méndez
Laura Alemán Laura Alemán
Predios del dique Mauá. Vender el alma: tres perlas de un collar oscuro
Charles Carrera Charles Carrera
Tan uruguayos como nosotros
Luis Fernández Luis Fernández
Detalles de la inmigración africana
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
No lo digo yo, lo dicen Daniel Barenboin y otros, que se aplica el « apartheid » en Israel
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Desinteligencias de la Inteligencia
William Marino William Marino
Comenzó la carrera!!!
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
La ley de los pequeños números
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Gobiernos y derechos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
UPM 2 NO, cuando la mentira es la verdad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Gauchos de las cuchillas y vaqueros de las praderas -II
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
¿En qué nos parecemos, tú y yo a la nieve?
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Cuidado señores candidatos. ¡Oso! del futbol
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
El programa del FA y los arbolitos de Navidad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Matrimonio homosexual en Cuba: ¿Buena voluntad o representación?
Iván Solarich Iván Solarich
GRIEZMANN, Y EL PARTIDO DE LA ÉTICA
Agustín Deleo Agustín Deleo
Aleluya hermanos
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Largaron!!
Daniel Feldman Daniel Feldman
Hacen falta poetas
José Antonio Vera José Antonio Vera
Cartes un ganador derrotado
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El Frente Amplio debe irse del Foro de San Pablo
E. Canon-F. López D’Alesandro E. Canon-F. López D’Alesandro
Democracia, propuestas y el verdadero cambio
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Detalles de la inmigración africana

Luis Fernández

09.08.2018

En la actualidad esa misma Europa que explotó de mil formas a Africa, hora recibe ciertas consecuencias

La mentalidad colonial, fue evidentemente rapaz. Fueron a llevarse de África y otras tierras, todo lo que podía ser útil, incluso exclavas y exclavos.

A esa Europa no le importaba nada esa gente, es obvio si los exclavizaban. Es interesante, al menos por un momento, ponerse en la mente de esos políticos monárquicos que formaban las Cortes y asesoraban a los Reyes.

Esa mentalidad que ni siquiera ve como semejantes a la gente humilde de sus propios pueblos, (así son los monárquicos), vaciaron a Africa de gente y de riquezas.

Cuando los problemas en las metrópolis se agravaron, optaron primero por estos. Y muchas zonas de África pasaron de ser Colonias a "Repúblicas". Ya en ese tiempo, un Estado para ser República debía tener una "masa crítica" de individuos que conocieran las reglas de la administración, del comercio y de los vínculos con otros estados africanos o europeos.

Pero a los africanos nadie les había enseñado nada y siguieron tan dependientes como antes, a pesar de que ahora tenían bandera.

La única organización que conocen de sus antepasados es la tribal.

Esos estados están organizados en forma piramidal. Al frente hay un Rey, o Presidente o Jefe con una Corte a su servicio y un ejército entrenado y leal. Ahora estos "gobernantes" son los encargados de "negociar" los minerales con las empresas europeas y norteamericanas.

Para Occidente esto es mucho mejor que antes. No tienen que lidiar con toda esa masa de gente "inculta, "sucia" y "negra".

Ahora bien, las empresas siempre compiten entre ellas. Si una consigue los permisos para extraer los minerales, porque da con el "precio" del Rey de turno; algunas otras empresas le arman guerrillas internas a ese Rey que no "colabora" con ellas. Ese Rey se defiende y recluta más gente para su ejército. Esas "levas" no son optivas precisamete y allá marchan los hombres y jóvenes al ejercito. Es así que cada tanto nos llegan noticias de guerrillas que atacan aldeas donde la mayoría son mujeres niños y ancianos. Se llevan las mujeres jóvenes porque esos guerrilleros sin casas, necesitan "esparcimiento".

Estas circunstancias producen el contexto, para que miles de africanos por año, decidan caminar cientos y miles de kilómetros para llegar a las costas frente a Europa. Este recorrdio a veces es de noche para evitar asaltos.

Hacen todo ese viaje con mucha precaución. Muchas veces varios familiares colaboraron con el viajante, para que lleve el dinero necesario para pagarle a la mafia que le permitirá subir en una patera.

Saben que pueden morir ahogados, pero la posibilidad de llegar a la otra orilla siempre es mejor que vivir en África.

Hasta hace unos años en las reuniones ministeriales de Europa, "preocupados" por el tema de la inmigración, se hablaba de que se debía "aceitar" los vínculos con el rey de Marruecos. A este país pertenece casi toda la costa africana frente a Europa.

Luego de preguntar. supimos que para Europa "aceitar" significa "ayudar económicamente " a Marruecos. Por supuesto que ese Rey es el que se encarga de "gestionar" toda esa ayuda, en "beneficio" de su pueblo.

Entonces cuando la "ayuda" es "interesante", Marruecos controla la salida de pateras y reprime a los que aspiran a navegar.

Cuando la "ayuda" se enlentece o se contrae, entonces salen muchas pateras.

La ultra derecha, de alguna forma tiene su ADN monárquico.

Por eso Salvini. Le Pen o incluso el nuevo "lider" del PP (Casado) rechazan la ayuda a esos navegantes-náufragos.

La "estupenda" idea de la ultra derecha es que si se les cierran todos los puertos, van a morir unos miles de africanos, pero luego dejarán esa "peregrina idea" de querer vivir a costa de los europeos...

Muchos pueblos alejados de los centros urbanos en España e Italia están quedando vacíos. Hace unos días en un pueblo ofrecían casas por 1 €; pero no como renta diaria, si no como propiedad de la misma.

España es uno de los países con menor índice de natalidad

¿No habrá un grupo de educadores, sociólogos, urbanistas y/o emprendedores, que pueda pensar alguna alternativa a esta crisis civilizatoria?

 

El 10/08/18 aparece esta noticia: https://www.elindependiente.com/

 

Luis Fernández



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net