*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Lacalle Pou es el candidato ideal
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los nuevos monstruos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Pablo Mieres Pablo Mieres
No a la grieta
Daniel Vidart Daniel Vidart
Dos poemas
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Sainete Nacional: Asociación Rural de Tacuarembó, Ministerio de Turismo y Un Solo Uruguay
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Giro a la izquierda
William Marino William Marino
Los días del después
Luis Fernández Luis Fernández
Sólo un par de detalles...
Jaime Igorra Jaime Igorra
Isla de Flores
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Educar, educar, educar… (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Injusto
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
11 de octubre a las 11 en Torre Ejecutiva, evitemos un nuevo desembarco que agudizaría el desastre
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Los dos payasos peligrosos aún golpean
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Fogones Artiguistas apoya a Daniel Martinez
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Los Sistemas Sanitarios no deben financiar procedimientos inefectivos
Michael Añasco Michael Añasco
Un zarpazo de Erdogan sobre Chipre del Norte
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
¡Felicitaciones Alcalde Charo López!
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
20 años después
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Jaime Secco Jaime Secco
Astori casi siempre tuvo razón
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Federico Arregui

La región y Uruguay

Federico Arregui

Los tiempos que estamos atravesando son, a nivel regional y mundial, tormentosos, y es preciso para un pequeño país como el nuestro, analizar lo que sucede, las causas, las consecuencias y sus impactos, inevitables por cierto, para Uruguay. Siempre en clave de búsqueda y sin la arrogante pretensión de tener la razón.

Los gobiernos progresistas, derecha y ultraderecha

La primera década del presente siglo encontró a América del Sur, Estados Unidos y Europa Occidental, en una oleada de gobiernos y movimientos políticos de ultra derecha y de izquierda, que recibieron el adjetivo de " populistas " . Populistas para algunos. Es más, se lo define como una ideología ( algo que, personalmente, no comparto ).Obvio es que para esta aldea regional en la que vivimos populista es un mote que se le adjudica a movimientos de izquierda. Pero no es así. Hay que dejar algo claro y sentado, por ser insospechado de quien viene la opinión. En el libro " El estallido del Populismo ", editorial Planeta 2017, Buenos Aires, coordinado por Alvaro Vargas Llosa ( hijo del Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa ), se hace un compendio y análisis de países supuestamente populistas de izquierda tales como : Brasil, Colombia, Argentina, Venezuela, Nicaragua, Cuba, Chile, Ecuador, Bolivia. También habla de Populismos de derecha y ultraderecha en países tales como Estados Unidos bajo la presidencia de Donald Trump, España con Podemos, el Brexit de Inglaterra, el movimiento político AfD en Alemania, el Frente Nacional de la hija de Jean Marie Le Penn en Francia , el M5S de Italia y el UKIP británico.

Una salvedad importante: en el Prólogo de dicha obra, Mario Vargas Llosa, dice expresamente y cito : " Hay además en América Latina un fenómeno interesante que va a contrapelo del populismo: gobiernos de izquierdas, como el de Uruguay, que han respetado las instituciones e incluso propiciado algunas medidas liberales en ciertas áreas a pesar de sus ideas socialistas y su vocación intervencionista. ¿ Por qué han surgido algunas gobiernos así ?. Por una razón evidente : el fracaso del populismo ha hecho entender a ciertos dirigentes que si quieren tener éxito deben apartarse de esas ideas caducas " ( pág. 16, penúltimo párrafo de la obra citada). A confesión de parte," relevo de prueba ", se dice comúnmente, de modo que nadie puede decir entonces que el Gobierno del Frente Amplio ha practicado un régimen populista. Reitero: Mario Vargas Llosa dice y, escribe en negro sobre blanco, que en Uruguay no hay populismo. Por ende, quien diga lo contrario está enfrentando la posición de alguien prestigioso para las Derechas del mundo y del liberalismo económico. Y en todo caso, si lo hacen, que están en todo su derecho, discutan pues con dicho referente ineludible de la intelectualidad.

Críticos con el Frente Amplio

Hemos sido críticos con el Frente Amplio en el affaire Sendic y Ancap, su título inexistente y el apoyo a Venezuela. Para que quede claro: quien esto escribe piensa que en Venezuela hay una Dictadura, así también un gobierno totalitario en Nicaragua. Pero también hay otros gobiernos totalitarios : Arabia Saudita , Siria , China y podríamos seguir, pero nadie dice nada sobre ellos. De modo que si se discute sobre totalitarismos debe hacerse en toda la amplia gama del planeta. Si se está en contra de dictaduras deben mencionarse todas y no una sola y por meros intereses electorales. Y hay que mencionarlo. Es cierto que Venezuela está en nuestro continente pero con varios países con rasgos dictatoriales tenemos relaciones diplomáticas y comerciales. Es fácil ser un francotirador de la palabra, pero debe decirse toda la verdad, porque si se dice a medias se está mintiendo.

Debe decirse también: que en Brasil hubo un golpe de Estado sui generis parlamentario contra Dilma Roussef y un golpe de Estado Judicial contra el candidato más popular, Lula. Luis Ferrajoli, prestigioso jurista italiano, manifestó viendo lo que sucede en Brasil y Argentina, que el Poder Judicial ha tomado por asalto el Gobierno. Debe manifestarse y dejarse en negro sobre blanco, una vez más, que ese hombre, Luis Ignacio Lula Da Silva, sacó de la pobreza a 40 millones de seres humanos, personas de carne, hueso y cerebro, que mejoraron sus niveles de vida alcanzando dignidad. Debe decirse que Bolsonaro, es un ultraderechista, un cuasi nazi que no quiere la liberación de las mujeres, condena a los homosexuales, desprecia a los afrodescendientes, propone la castración química de los delincuentes, sostuvo que Uruguay no tiene razón de ser, en fin, un retrógrado peligroso con todas las letras. Y que hasta quiere irse del marco de la ONU. Estamos al lado, ¡ cuidado !. No vaya a ser que gane y luego corramos riesgo como país. Pero de esto nadie dice una palabra. Y cuando digo nadie, es nadie. Espero que el Ejército uruguayo haya tomado debida nota de las palabras de este sujeto sobre nuestro país, en vez de tontear o juguetear a la política, violando la Constitución.

En el otro país vecino debe explicarse claramente, que el gobierno de Macri está masacrando a la clase baja y a la clase media, metiéndolos de un buen porrazo en la pobreza, arrinconándolos en la miseria e impidiéndoles el ejercicio del derecho a Ser. Son ya 30 millones de argentinos que viven en ella y siguen más. Asimismo, se está apreciando ciertas actitudes de bandas fascistas en la calle, secuestrando maestros y encapuchándolos, amedrentando activistas sociales en una escalada de violencia , que me temo, no parará. Pero claro, quien quiera ver que vea y quien quiera escuchar que escuche.

Tabaré Vázquez se enfrentó a Néstor Kirchner y luego a Cristina Fernández, Mujica en su léxico particular dijo " la vieja es peor que el tuerto ". Por eso me niego a caer en la trampa de decir: el futuro de Uruguay estará entre Macri ( identificándolo con el Partido Nacional, el Colorado y el Partido de La Gente de Novick) y el Kirchernismo uruguayo ( Frente Amplio ). Porque este último se enfrentó precisamente a los Kirchner. ¿ O miento uruguayas y uruguayos ?. Y no sólo se enfrentó, sino que aplicó una política económica francamente diferente a la de ellos. Y aunque quieran negarlo los adláteres de la mentira y la confusión, seguirá siendo una burda mendacidad. Por tanto reducir a Macri- Kirchner nuestras elecciones del próximo año es de una simpleza tal, que asombra por su vacuidad. Vacío argumental que no es casual, claro, y que responde a inconfesables deseos ocultos de polarización.

La política tiene diferentes velocidades, profundidades y tiempos. Pero lo que no quiero es mirarme al espejo y no reconocerme.

No quiero un gobierno en donde estará Sanguinetti influyendo ( ha dicho que batllistas y herreristas tienen diferencias pero tienen que abrazarse ) - lo consignó el pasado miércoles este Portal de Noticias y Opinión- , y esto me hace retrotraer a cuando estudiaba en Montevideo, vivía en una pensión y pasaba mal junto a tantos miles de estudiantes del interior. Son fantasmas que vienen del pasado y hay que plantarles la cara, como ciudadanos, para ahuyentarlos. Más que por nosotros , por los jóvenes y los niños que no merecen vivir lo que estos siniestros personajes planean en las oscuridades palaciegas. Y por supuesto que mi crítica al Frente Amplio sigue y seguirá, pero si no hay alternativa tengo claro mi camino.

Nuestro único compromiso es con las clases populares y medias, que solo tenemos nuestro trabajo para vivir y alimentar nuestras familias. Uno no elige lo ideal, elige entre lo que el ser humano es capaz de forjar, porque nada es perfecto pero sí perfectible.-

Seregnismo, Socialdemocracia, izquierda democrática

El seregnismo, la socialdemocracia, ergo, la izquierda llamada democrática está sólo dentro del Frente Amplio o en alianzas con éste, que es a lo que aspiramos . Una corriente la del Seregnismo que estará alicaída sí, pero habrá que dar la lucha, porque no se puede invocar a Seregni y no estar con quien estaría éste líder. Lo demás es silencio.

Votar en blanco en el Balotaje es resignarse a que otros decidan por nosotros.

Tenemos claro de qué lado debemos estar.

Siempre es tiempo de darse cuenta de la realidad y de lo complejo de la hora histórica que nos toca vivir. Es necesario influir en ella. 





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net