*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El día que conocí a Ernesto Díaz y sobre el conocer, sobre la auténtica sabiduría
Michael Añasco Michael Añasco
América rural en la era Trump
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Relevancia de las estrategias de seguridad en la Medicina actual
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Lacalle Pou es el candidato ideal
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los nuevos monstruos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Pablo Mieres Pablo Mieres
No a la grieta
Daniel Vidart Daniel Vidart
Dos poemas
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Sainete Nacional: Asociación Rural de Tacuarembó, Ministerio de Turismo y Un Solo Uruguay
William Marino William Marino
Los días del después
Luis Fernández Luis Fernández
Sólo un par de detalles...
Jaime Igorra Jaime Igorra
Isla de Flores
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Educar, educar, educar… (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Injusto
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Los dos payasos peligrosos aún golpean
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Jorge Balseiro Jorge Balseiro
¡Felicitaciones Alcalde Charo López!
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
20 años después
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Jaime Secco Jaime Secco
Astori casi siempre tuvo razón
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Concentración de la riqueza: supernova especulativa
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Los tiempos cambian, las visiones de país no
Gonzalo Moratorio Gonzalo Moratorio
Cazadores de virus, así estudiamos la evolución viral
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti se va, yo me quedo
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Israel, ¿modelo de democracia occidental? La Torah, ¡libro de historia!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El regreso de Sanguinetti, los problemas del FA y las limitaciones conservadoras
Charles Carrera Charles Carrera
Lacalle Pou, y el arte de hacer política desde los trascendidos de prensa
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
José W. Legaspi José W. Legaspi
2019: “Tantas opciones”, y a la vez, ninguna
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Voy a escribir sobre una persona
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Esteban Valenti
imagen del contenido Esteban Valenti

Las culpas en la izquierda uruguaya

Esteban Valenti

24.09.2018

El mayor problema que enfrenta hoy el Frente Amplio y se corre el peligro que lo pague todo el país nuevamente es la indiferencia de los seregnistas.

No divido el mundo en buenos y malos, es todo mucho más complejo, incluso dentro del Frente Amplio y de las diversas izquierdas, pero si las fuerzas antiseregnistas explícitas y evidentes, como el MPP-MLN y sus aliados, incluyendo el Partido Comunista, han logrado los espectaculares avances que lograron, copando las estructuras y la vida del FA, no es solo mérito de ellos, es culpa de los seregnistas. Me incluyo.

Definamos a los seregnistas. Son los partidos, sectores, grupos y personas que mantienen, con sus diferencias y considerando el paso del tiempo y los cambios producidos en el mundo, fidelidad a los valores y principios fundacionales del Frente Amplio. Nadie pretende volver a 1971, pero hay cosas que no se pueden borrar ni enterrar.

Y la estructura actual del FA, su secretariado, su mesa política, su plenario nacional y ni que hablar la mayoría de sus comités de base y el Congreso del Frente han tenido un vuelco radical a favor de las posiciones y de la influencia del MPP-MLN y sus aliados incondicionales, el G8 incluyendo el actual Partido Comunista.

Esta alianza funciona como una mecanismo de engranajes, donde la ruedita central actúa sucesivamente sobre las otras rueditas hasta alcanzar sus objetivos y el triunfo de sus posiciones, ante el silencio, la pasividad y en algunos casos la complicidad de los otros sectores del FA. Se ha roto totalmente el equilibrio básico y mínimo que dio nacimiento y existencia al Frente. Es cada día más evidente, la danza de los nombres de los pre pre candidatos y muchos otros episodios del propio gobierno confirman esta situación. Que empeorará en el futuro.

Mujica se ha transformado en el árbitro de todas, subrayo de todas las candidaturas, donde casi todos hacen peregrinaciones al "rancho" para recibir el bendición. Que tarda en llegar y se distribuye, para crear un poco más de confusión.

El FLS desde hace muchos meses está desaparecido, con apariciones esporádicas e intrascendentes y sin marcar perfil y ninguno de los temas centrales, hasta llegar al absurdo de que Danilo Astori, la principal alternativa y factor de equilibrio frente a José Mujica y el MPP-MLN le fue a pedir su opinión y apoyo para ser pre candidato a la presidencia. Y ese agravio de haber recibido la respuesta a través de la prensa, no se lo merecía, le dieron un portazo en la nariz. Hay una pregunta que me asfixia ¿de dónde le puede haber surgido la idea a Astori de hacer ese movimiento suicida?

El Partido socialista está claramente dividido en dos, una mitad más grande y la otra más pequeña, pero donde las coincidencias con el mujiquismo han sido muchas y muy fuertes en el sector "ultra" del PS que debería ser la otra fuerza seregnista.

Hay otro sector importante que algunos simplemente la distribuyen entre los diferentes grupos, pero eso es parcial, son los delegados de los comités de base. Una estructura cada vez más seca, raquítica, donde algunos pocos comités mantienen un funcionamiento adecuado, cumpliendo las normas formales de los estatutos del FA y con iniciativas propias, el resto mejor dicho los restos que quedan, son dominados ampliamente por el PCU, bastante menos por el MPP y el PS, pero lo más grave es que en realidad esos delegados son incluso más duros y antiseregnistas que los propios partidos, tienen su propia agenda. Son la esencia del aparatismo.

La defensa de Sendic, la negativa a tratar los informes del Tribunal de Conducta Política, (el último reducto frenteamplista y seregnista), las votaciones sobre el falso título de Sendic y muchos otros episodios muestran que los delegados de comités inexistentes o de escasísimo funcionamiento son ruedas libres y han perdido todo sentido la definición del FA como movimiento. Un movimiento exige una determinada vitalidad y nivel de participación y no la manipulación y la creación artificial de comités de cara a los congresos. Eso ya sucedió y volverá a suceder este año. Y nos callamos todos y lo sabíamos. Había que mantener el mito y no darle armas a los enemigos...

Pero el principal enemigo es el desbarranque en el equilibrio del FA, en reflejar políticamente diversas posiciones y sectores sociales y culturales.

Asumamos que existieron y existen diferentes izquierdas y que mientras estas estuvieron representadas en el FA, esa era una unidad básica y fundamental, pero servir de furgón de cola a un proyecto ajeno, no tiene nada que ver con la unidad original del FA.

Y hubo periodos en que por ejemplo el Partido Comunista, el otro PCU, llegó a tener el 48% de los votos totales del FA, (1989) la mayoría abrumadora de los delegados de los comités de base y sin embargo los candidatos comunes no fueron comunistas, al contrario los dos cabeza de lista al senado de la 1001, fueron Astori y Araujo. No es un problema de fuerza, sino de un determinado sentido de la unidad y una visión nacional.

La herencia que dejó el gobierno de José Mujica, que se fue conociendo con el pasar del tiempo, en ANCAP, en los gastos superlativos en todas las empresas del estado, en las obras fallidas y sus gastos inútiles y en general la paralización de cualquier reforma de la educación y su total copamiento por parte de una determinada visión, que se mantuvo inamovible y reforzada en el actual gobierno, las políticas sociales que han fracasado en sectores claves, como lo han reconocido diversos personeros del gobierno, la inseguridad en ascenso permanente y un Estado inflado e ineficiente en sectores claves, no son un conjunto de errores separados, son el fracaso de una concepción global, de la ideología del poder por encima de la elaboración seria, profunda de la base y el desarrollo de los cambios necesarios y de la liquidación de la crítica como elemento de identidad de la izquierda.

"La barra" no estuvo ni está a la altura de los desafíos de cambiar el Uruguay, y lo demuestra cada día.

La derrota ante esta ideología del poder, es que los otros grupos han cedido también en el terreno del rigor ideológico, de la capacidad crítica, de la vigilancia y la rigurosidad en la moral republicana y en la prospección de cuáles son los principales temas que afronta el Uruguay. Cedieron terreno incluso frente a la derecha y al centro derecha.

El Proyecto Nacional, el gran aporte del primer gobierno del FA frente a décadas de estancamiento y decadencia "tradicional" se ha dispersado y agotado, porque necesita alimentación en sus sectores claves. En la producción agrointeligente, en la educación y el trabajo como políticas sociales fundamentales, la ciencia y la tecnología aplicadas e investigadas y desarrolladas están en los primeros escalones, pero demuestran todo su potencial,  la energía que sufrió una verdadera revolución en cuanto a la generación pero no se trasladó al costo y al uso industrial y agrointeligente porque estamos pagando y seguiremos pagando el desastre de ANCAP y otros desastres.

Una ley que puede introducir un cambio enorme en cantidad y calidad de nuestra producción industrial, agropecuaria, de servicios, como el uso del agua que en porcentajes enormes desperdiciamos todos los años. Una ley que fue votada por todos los partidos, ahora es enfrentada por el PIT CNT, en una clara muestra del nivel de atraso ideológico y político. Pero ese no es su principal obstáculo, como lo demuestra el arroz, la lechería y otros sectores, el principal problema para aplicar esa ley es el costo desmesurado de la energía. Sin bajar la energía no hay revolución posible en el riego artificial en la piscicultura y en otros sectores. Y aquí, también los "buenos" se callan y además un gran ministro se fue para su casa, Tabaré Aguerre. Toda una señal.

La izquierda es izquierda, es democrática, es seregnista si además de tener una mirada profunda hacia el futuro, de tener prospectiva y no se concentra en la repartija del poder y de los cargos, si tiene valores. Los que faltan y se aplastan cuando se defiende a Maduro, a Ortega y a los Kirchner.

O cuando se justifica, como lo hizo José Mujica la actitud inconstitucional e ilegal del actual comandante en jefe del ejército Teniente General Hugo Manini Rios. Una demostración más de un parentesco indefendible y que demuestra que no se trataba de una posición personal de Eleuterio Fernandez Huidobro, sino de algo mucho más orgánico y de fondo. Y con historia...

Ahora la única consigna de la ideología y la práctica del poder por encima de todo es, el 4to gobierno del FA. Faltan 17 meses de este gobierno ¿Por qué en ese periodo no se hacen las cosas que  faltan, no se corrigen errores, no se avanza con los cambios que nos propondrán en un programa de más de 200 páginas para el 2020? 17 meses son muchos en la vida de la gente, de los uruguayos ¿por qué esperar? tienen mayorías propias. ¡Adelante!. La ideología del poder es también la de administrar la plancha y la inoperancia.

Si van para adelante, me tragaré todas mis palabras actuales.

Parafraseando a Martin Luther King (1), lo preocupante no es la perversidad de los copadores, sino la indiferencia de los frenteamplistas, seregnistas.

 

(1) Lo preocupante no es la perversidad de los malvados, sino la indiferencia de los buenos. Martin Luther King



Esteban Valenti - Periodista, escritor, coordinador de Bitácora, director de Agencia de Noticias Uypress

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net