Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Lic. Sebastián Hagobian López Lic. Sebastián Hagobian López
¿Quién defiende a la clase media?
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Cómo está la izquierda en el Uruguay? Nueve años después
Roberto Savio Roberto Savio
Mi memoria personal de García Márquez
Ana Jerozolimiski Ana Jerozolimiski
Almagro a Ramallah
Ismael Blanco Ismael Blanco
“De Héroes y de épicos”
Jorge Eiris Jorge Eiris
La diáspora chilena podrá votar en el exterior
Mónica Xavier Mónica Xavier
Los jóvenes sí se interesan
Carlos Santiago Carlos Santiago
La izquierda y los mecanismos democráticos
Alberto Rodriguez Genta Alberto Rodriguez Genta
¿Por qué hay que oír a la oposición?
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
'Bendita sea la madre que parió a los obreros que aplanaron el pavimento por el que pasas ¡Monumento!'
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
Cinco ejes estratégicos para la agenda de Canelones
Gerardo Rey Gerardo Rey
Ponete al Frente.
Claudio Visillac Claudio Visillac
Tabaré Vázquez el candidato AAA
María José Larre Borges María José Larre Borges
De Gabito a Gabo *. La biblioteca fundacional de un novel escritor
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Lo mejor un jueves santo, o no
Consuelo Pérez Consuelo Pérez
Ni Ni
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Las Malvinas uruguayas
Pablo Mieres Pablo Mieres
Poner las empresas públicas al servicio del país
Danilo Astori Danilo Astori
A las uruguayas y uruguayos. Carta de Danilo Astori
El Gaucho Olimareño El Gaucho Olimareño
Ahora sí comienza el año...
Jaime Igorra Jaime Igorra
¿Regulación de Internet?
Jaime Secco Jaime Secco
Baja la marihuana, se produce heroína
Mathías Dávalos Mathías Dávalos
Veinte años: algunas palabras sobre la muerte de Kurt Cobain
Alvaro Pevre Alvaro Pevre
Vale la pena un nuevo gobierno del Frente Amplio
Marcia Collazo Marcia Collazo
Ulrico Schmidl: Los cronistas, vida, pasión y sueño
Silos Piedra Cueva Azpiroz Silos Piedra Cueva Azpiroz
Ejercicios propagandísticos
Álvaro Echaider Álvaro Echaider
Ya es hora de hacer justicia
Francisco Menin Francisco Menin
La juventud de Latinoamérica: un desafío del presente
Felipe Michelini Felipe Michelini
Elecciones IV
Ramón Rivarola Ramón Rivarola
Minería: medias verdades y miedos
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Ética de la convivencia: cuestión política
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
El Observador dice de un documento del FLS, lo que el documento NO dice
Edgardo Carvalho Edgardo Carvalho
La política en los Juzgados. Sorpresas y extrañezas del caso PLUNA
más columnistas



banner cablevision 300 x 138
banner buquebus 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Cultura
imagen del contenido Sobre 'El mar de Salvador': cuando Stagnaro cantó a Salvador Puig
Andrés Stagnaro canta a Salvador Puig - Foto: Ivana Guedes

ESCRIBE RAFAEL COURTOISIE

Sobre 'El mar de Salvador': cuando Stagnaro cantó a Salvador Puig

09.11.2012

MONTEVIDEO (Uypress) — Hace poco más de un mes, el cantautor salteño Andrés Stagnaro presentó, en la sala Vaz Ferreira de la Biblioteca Nacional, un espectáculo musical sobre textos del poeta Salvador Puig. La que sigue es la reflexión del también poeta Rafael Courtoisie sobre ese espectáculo, y sobre la poesía como “nutriente sin el cual la sociedad no se desarrolla”.

Decía Federico García Lorca que la poesía vive en verdad cuando se levanta desde el texto impreso y alcanza la voz, el oído, el corazón.

El espectáculo diseñado y llevado a cabo por el prestigioso artista Andrés Stagnaro acomete una tarea que parecía imposible: tomar varios y muy significativos textos de una de los poetas más importantes del Uruguay, tal vez el más profundo de su generación dentro y fuera de fronteras, Salvador Puig, y llevarlo a las tablas, ponerlo en escena con una vida y un impacto que resaltan lo mejor de una poesía para nada fácil, para nada concesiva, de una poesía que es reflexión y es proyecto de vida.

Uruguay se caracteriza por olvidar, a veces, la esencia, y quedarse en el versito, en la rima vacua, en la burocracia del vate hacedor de canciones o del mass mediático oportunista y ego centrista

Pues bien, Salvador Puig fue un poeta mayúsculo, un creador sin concesiones. No alardeó de crear escuela ni pretendió tener a los vates o aprendices "menores" en torno suyo, bajo su ala, no hizo nada para imponer su nombre y evitar el crecimiento de la creación por la palabra, que siempre es múltiple y siempre es abierta.

Por eso se lo ha reconocido en toda América Latina y su obra compleja, ardua, disfrutable, apela a la inteligencia que ha de durar en el tiempo.

Se diría que muy pocos cantores (una excepción importante es Lazaroff) se animaron a hincarle el diente a un corpus textual sin facilismos, de primera categoría, donde la aventura lingüística exigía mucho más que un salto en el vació, exigía una profunda reflexión, una introspección y un proyecto serio y llevado a cabo con austeridad y brillantez.

Esa austeridad y esa brillantez es la que logró en un espectáculo sin fisuras, removedor, estremecedor, Andrés Stagnaro

No se pone a decir poemas ni a deformar textos hasta darle la forma de canciones. Hace algo mucho más notable: se apropia, se interna en la obra de Puig y emerge de allí con un proyecto propio, intransferible, donde los climas, los movimientos, el manejo instrumental y la voz son vehículo y son destino, son medio y son fin. Stagnaro logra el milagro de la confluencia, el milagro de la "divulgación" sin pizca de vulgaridad.

El respeto a los textos es hierático, formidable, serio. Pero a la vez contagia la alegría ínsita que solo un buen poeta descubre en otro buen poeta. Una alegría que Stagnaro trasmite con voz, cuerpo y alma.

Lo mejor de Puig es casi todo lo que Puig escribió. Lo mejor de Puig es el legado fermental y no el simplote "la-la-la". Y es en ese punto donde Stagnaro comprende que la profundidad es una fiesta y que la poesía es parte integral del bienestar social, que debe apoyarse como un nutriente sin el cual la sociedad no se desarrolla, no crece.

Este Puig en voz y cuerpo de Stagnaro, este Stagnaro imaginativo, exigente, generoso en el hallazgo, como planteaba Picasso del arte verdadero, merece el registro y la difusión ya, aquí y ahora.

Uruguay no puede permitirse no invertir en educación, en seguridad, en salud. Esas tres palabras también están incluidas en el cerno de esta poesía.

Rafael Courtoisie

Ver nota relacionada:

Andrés Stagnaro canta a Salvador Puig

s.p.

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias
Ingresar
 Recordarme en este equipo

Recordar contraseña

Si no eres usuario registrado
Registrate


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net