Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Danilo Astori Danilo Astori
La del estribo
Gerónimo Blanco Gerónimo Blanco
Blanco Indignado
Vamos a ganar Vamos a ganar
Mónica Xavier
Felipe Michelini Felipe Michelini
Elecciones X ¡Triunfaremos!
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Del cordón sanitario a la lucha activa
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Por una Ley de Encuestas
Columna ECOmité Columna ECOmité
Los que prometen y los que cumplen
Ernesto Palomeque Ernesto Palomeque
¡Qué lindo es mi país!
Ruben Stagno Ruben Stagno
Recuperarán la vía que atraviesa Paysandú
Joshua Inglesa Joshua Inglesa
LA POSITIVA TE DEJA EN La calle ¿Dime con quién andas y te diré quien eres?
Esteban Valenti Esteban Valenti
Calloia: una sentencia ¿reparadora?
Intervención de Gerardo Caetano Intervención de Gerardo Caetano
El Fantasma de la resistencia
Jaime Igorra Jaime Igorra
Participación del Uruguay en operaciones de mantenimiento de la paz
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
¡Aleluya..! el “mesías” ha llegado..!
Cuentos para el fin de semana Cuentos para el fin de semana
Todos los lectores podrán hacer llegar sus cuentos hasta los días jueves a: cuentos.uypress@gmail.com
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Diálogo sobre las elecciones entre un progresista y un indignado
Ismael Blanco Ismael Blanco
El voto, la memoria y la conciencia
Gabriel Papa Gabriel Papa
Peligrosas pompas de jabón
Luis Pereira Luis Pereira
¿Da lo mismo Lacalle Pou que Tabaré?
Álvaro Asti Álvaro Asti
Diálogo entre la Razón y la Emoción
Hector Musto Hector Musto
Carta abierta a Hoenir Sarthou
Bertha Sanseverino Bertha Sanseverino
Día Mundial de la Alimentación 2014: defender la Agricultura Familiar
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Escribir un libro no es el designio de un numen caprichoso
Pablo Mieres Pablo Mieres
Debatir o no debatir. Esa es la cuestión
Mathías Dávalos Mathías Dávalos
Perdida, de David Fincher
Fernando Butazzoni Fernando Butazzoni
Mi respuesta a Ana Jerozolimski
Alfredo Asti Alfredo Asti
Juan y María Clase Media
Roberto Savio Roberto Savio
El planeta marcha a la catástrofe y los políticos solo observan
Javier Galán Javier Galán
El verdadero Lacalle Pou
Daniel Martinez Daniel Martinez
Seguridad para todos y todas: rehabilitacion y re fundacion de la convivencia
Pedro Rubial Fernández Pedro Rubial Fernández
Consideraciones respecto a la creación de una Guardia Nacional
Ramón Méndez Galain Ramón Méndez Galain
Respuesta a Juan Dubra
Javier Chá Javier Chá
El crecimiento y los dislates de la derecha
Silos Piedracueva Silos Piedracueva
Una cansera antigua y dogmas actuales
Daniel Feldman Daniel Feldman
La dosis diaria de fascismo
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Es muy fácil apoyar la gestión de Bonomi y su equipo
Fernando Lorenzo Fernando Lorenzo
¿Por qué y para qué acepté ser candidato?
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner buquebus 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Cultura
imagen del contenido Sobre 'El mar de Salvador': cuando Stagnaro cantó a Salvador Puig
Andrés Stagnaro canta a Salvador Puig - Foto: Ivana Guedes

ESCRIBE RAFAEL COURTOISIE

Sobre 'El mar de Salvador': cuando Stagnaro cantó a Salvador Puig

09.11.2012

MONTEVIDEO (Uypress) — Hace poco más de un mes, el cantautor salteño Andrés Stagnaro presentó, en la sala Vaz Ferreira de la Biblioteca Nacional, un espectáculo musical sobre textos del poeta Salvador Puig. La que sigue es la reflexión del también poeta Rafael Courtoisie sobre ese espectáculo, y sobre la poesía como “nutriente sin el cual la sociedad no se desarrolla”.

Decía Federico García Lorca que la poesía vive en verdad cuando se levanta desde el texto impreso y alcanza la voz, el oído, el corazón.

El espectáculo diseñado y llevado a cabo por el prestigioso artista Andrés Stagnaro acomete una tarea que parecía imposible: tomar varios y muy significativos textos de una de los poetas más importantes del Uruguay, tal vez el más profundo de su generación dentro y fuera de fronteras, Salvador Puig, y llevarlo a las tablas, ponerlo en escena con una vida y un impacto que resaltan lo mejor de una poesía para nada fácil, para nada concesiva, de una poesía que es reflexión y es proyecto de vida.

Uruguay se caracteriza por olvidar, a veces, la esencia, y quedarse en el versito, en la rima vacua, en la burocracia del vate hacedor de canciones o del mass mediático oportunista y ego centrista

Pues bien, Salvador Puig fue un poeta mayúsculo, un creador sin concesiones. No alardeó de crear escuela ni pretendió tener a los vates o aprendices "menores" en torno suyo, bajo su ala, no hizo nada para imponer su nombre y evitar el crecimiento de la creación por la palabra, que siempre es múltiple y siempre es abierta.

Por eso se lo ha reconocido en toda América Latina y su obra compleja, ardua, disfrutable, apela a la inteligencia que ha de durar en el tiempo.

Se diría que muy pocos cantores (una excepción importante es Lazaroff) se animaron a hincarle el diente a un corpus textual sin facilismos, de primera categoría, donde la aventura lingüística exigía mucho más que un salto en el vació, exigía una profunda reflexión, una introspección y un proyecto serio y llevado a cabo con austeridad y brillantez.

Esa austeridad y esa brillantez es la que logró en un espectáculo sin fisuras, removedor, estremecedor, Andrés Stagnaro

No se pone a decir poemas ni a deformar textos hasta darle la forma de canciones. Hace algo mucho más notable: se apropia, se interna en la obra de Puig y emerge de allí con un proyecto propio, intransferible, donde los climas, los movimientos, el manejo instrumental y la voz son vehículo y son destino, son medio y son fin. Stagnaro logra el milagro de la confluencia, el milagro de la "divulgación" sin pizca de vulgaridad.

El respeto a los textos es hierático, formidable, serio. Pero a la vez contagia la alegría ínsita que solo un buen poeta descubre en otro buen poeta. Una alegría que Stagnaro trasmite con voz, cuerpo y alma.

Lo mejor de Puig es casi todo lo que Puig escribió. Lo mejor de Puig es el legado fermental y no el simplote "la-la-la". Y es en ese punto donde Stagnaro comprende que la profundidad es una fiesta y que la poesía es parte integral del bienestar social, que debe apoyarse como un nutriente sin el cual la sociedad no se desarrolla, no crece.

Este Puig en voz y cuerpo de Stagnaro, este Stagnaro imaginativo, exigente, generoso en el hallazgo, como planteaba Picasso del arte verdadero, merece el registro y la difusión ya, aquí y ahora.

Uruguay no puede permitirse no invertir en educación, en seguridad, en salud. Esas tres palabras también están incluidas en el cerno de esta poesía.

Rafael Courtoisie

Ver nota relacionada:

Andrés Stagnaro canta a Salvador Puig

s.p.

 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias
Ingresar
 Recordarme en este equipo

Recordar contraseña

Si no eres usuario registrado
Registrate


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net