" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Argentina : “quo vadis”
Jaime Secco Jaime Secco
El medio millón de pobres de Ceres
Esteban Valenti Esteban Valenti
Global e interminable
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 34. Beatriz la Vice
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el Presupuesto Universitario y el régimen de Dedicación Total
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Affaire Navalny ¿Cui bono?
Dres. Carlos Vivas;  Homero Bagnulo Dres. Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Mirar para otro lado nunca ayuda: Lecciones aprendidas a 8 años de lo sucedido (III)
QU Dongyu (Director General de la FAO) QU Dongyu (Director General de la FAO)
Reconstruir mejor en el ámbito de la alimentación y la agricultura
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La necesidad de recomponer la esperanza
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Dos medallones, con yapa, en mi Uruguay. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Luis Fernández Luis Fernández
"Se acabó el recreo"
William Marino William Marino
Tres elecciones en América
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Una imagen vale más que mil palabras
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Domingo de campaña
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
De aquel honor no queda nada
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Fin de la telenovela de Manini, sus cómplices, el des-honor y la cobardía 
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
La cría es la clave
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Mujeres de Papel
Roberto Sansón Mizrahi					Roberto Sansón Mizrahi
Más que asistencialismo apoyo de excelencia a la economía popular
Andrea Burstin Andrea Burstin
Más que dinero, conocimiento
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Michael Añasco Michael Añasco
Lesotho la potencia marihuanera africana, quiere unirse a Sudáfrica... más o menos
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Educación en tiempos de Covid 
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
Una deriva peligrosa
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Presupuesto Nacional: El papel del Estado es la cuestión
Daniel Vidart Daniel Vidart
Cavernas, cavernícolas y cavernarios
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Elegir las batallas
Ismael Blanco Ismael Blanco
Para que supieras
José W. Legaspi José W. Legaspi
Cabildo Abierto “empuja” a sus aliados del gobierno hacia la desmemoria y el fascismo: ¿Hasta cuándo?
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Las reacciones más patéticas al anuncio de la paz Israel-Emiratos
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Juan Santini Juan Santini
La Justicia tarda pero llega
Mónica Díaz Mónica Díaz
Los desconocidos
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Homicidios de activistas ambientalistas en el mundo
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Gloria Canclini Gloria Canclini
¿Por qué es importante reactivar un Frente Parlamentario contra el Hambre en Uruguay?
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
AMIA: un año más bajo las sombras de la impunidad
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Rubén Flores Agreda Rubén Flores Agreda
FAO: El mejor camino a una ecuación entre alimentación, salud y ambiente
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Segunda parte
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Alfonso Blanco Bonilla Alfonso Blanco Bonilla
Pandemia y esperanza en un cambio de época
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo sin un liderazgo claro ante el desafío del COVID-19
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El Covid-19 dejó al descubierto cosas muy complicadas
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Fernando Gil Díaz

Una madraza al Senado

Fernando Gil Díaz

11.08.2020

"No estoy llorando, se me metió una Graciela Barrera en el ojo" - así lo estampó Maqui en su cuenta de twitter (@maqui13) el pasado 5 de agosto, tras la intervención de la protagonista de esta columna en La letra chica de Tv Ciudad.

Una expresión que encuadra de forma perfecta el sentimiento que inspira la trayectoria de una madraza -en toda la acepción de la palabra- que transformó su dolor en amor de una forma que muy pocos llegarían a comprender. Una mujer que atravesó el peor duelo que un ser humano puede sufrir en su vida como es la pérdida de un hijo, pero al que pudo transformar en algo sanador no solo para sí misma y su familia, sino para muchos que, como ella, empezaron a transitar ese camino de curación espiritual. 

Una década buscando justicia

Los hechos van sumándose a lo largo de nuestras vidas, impactan de forma distinta, y nos van moldeando cual cincel a la dura piedra; la vida nos va dejando cicatrices -algunas, abiertas todavía- que terminan marcándonos el recorrido. 

Así como pasa a cada uno de nosotros, esta madre no fue la excepción a la simple condición humana de existir. La vida se encargó golpearla de manera injusta, y aquello que les pasaba a otros un día lo sufriría en carne propia.

Aquella mañana del 14 de enero de 2009, sintió que el portón se abría muy temprano como cada jornada en que Alejandro se prestaba a comenzar la jornada laboral. Sin esperar a que ella le abriera, la saludó con un "hasta luego, vieja" sin pensar que sería la despedida. Su día empezó como siempre, atendiendo el negocio familiar, hasta que sonó el teléfono con una llamada que nadie espera. El anuncio de un "accidente" sufrido por Alejandro cortó toda actividad y la prioridad pasó a ser ese hijo que había prometido verla luego.

Ahí empezó todo, la llegada al lugar del hecho; ver la camioneta abandonada y no encontrarlo; recibir el anuncio de que había sido víctima de una violenta rapiña. Una acción que no solo le arrebató la recaudación, también, se llevaría su vida. "Hoy no tenemos ofertas, sólo tenemos dolor y tristeza; tres o cuatro bestias nos quitaron a Ale", fue su primera reacción al día siguiente de los hechos. Una reacción de la que después se mostraría arrepentida pero que dejó al descubierto la humanidad de una madre herida.

Pero la virtud de esta mujer saldría a la luz meses después cuando en la soledad de su casa y masticando la diaria angustia de no tener a Alejandro, un picaflor le hizo ver que había una luz que podría empezar a iluminar su vida. A ese diminuto ser vivo le preguntó que hacía ahora y allí mismo tuvo la respuesta de empezar a transformar todo ese dolor en algo positivo para ella, para su familia y para los demás. Allí empezó a nacer la idea de impedir que otros sufrieran lo que ella, allí empezó a gestarse la idea de ASFAVIDE.

La primera reacción al dolor es la venganza, esa ley del talión que implica obtener una reparación infligiendo el mismo daño que sufrimos a quien lo causó. El ojo por ojo, que -en resumidas cuentas- no es otra cosa que venganza pura y dura. Es decir, transformarnos de víctimas en victimarios como si con ello nos devolvieran la vida de nuestro ser querido. Pero Graciela tuvo un maravilloso y virtuoso adicional, ella transformó todo su inmenso dolor en amor por el prójimo, sin importar -incluso- si entre esos prójimos estaban los que un día se llevaron la vida de su hijo.

Inició un fecundo recorrido por cárceles llevando un mensaje que pocos podían entender... hasta que la escuchaban. Así llegó a convertirse en una imprescindible de esas que son necesarias para poder transformar el mundo, o -al menos- una ínfima porción, que ya es bastante.

Todo ese tiempo la tuvo trabajando por las víctimas del delito y no solo las sufrientes del daño propiamente sino también de aquellos protagonistas del dolor ajeno, que también devienen en víctimas de un sistema que los fue empujando y cerrando caminos. Algo que solo ella pudo ver y transmitir con la legitimidad de haber sufrido el peor dolor posible.

Construyó una asociación de familiares y víctimas de la delincuencia, pero lo hizo con la generosidad propia de quien busca sanación transmitiendo amor antes que buscando venganza. Y así lo fue regando en su colectivo y en cada charla con reclusos que la tuvo al frente. 

Una década demoró en hacerse justicia por Alejandro y la causa se cerró con la condena de los responsables. Esos que ella tiene aún pendiente ver a los ojos, como se prometió el mismo día que murió su hijo, para "ver los últimos ojos que vio Alejandro". Una historia de dolor es cierto, pero de mucho, muchísimo amor por el prójimo, como solo una mujer como Graciela pudo regalar.

Un mensaje especial

Julio Guarteche atravesaba la etapa final de su enfermedad, sin embargo -en una actitud que se equipara con la de esta madre- no vaciló en dejar un sentido mensaje para Graciela Barrera. "Díganle que me perdone..." en referencia al inconcluso caso de la muerte de su hijo con el que había inaugurado un grupo de investigadores de hechos complejos sin resolución. La historia se encargaría de devolver justicia a ese sentimiento y paz no solo para los padres de Alejandro Novo sino a la memoria del extinto Director de la Policía Nacional.

Tras su presentación en TV Ciudad, su imagen se hizo viral -como el tweet de Maqui- con lo cual muchos empezaron a conocer más sobre ella generando situaciones de honda emotividad. Así le pasó hace pocos días, cuando en ocasión de dejar a su nieta se le alineó un coche al costado del suyo y sin más una pareja le preguntó si "era la señora que había salido en la tele". Ante la confirmación, el hombre solo atinó a decirle que le agradecía su existencia porque a partir de haber conocido su historia el mundo era -sin dudas- un poco mejor. Las lágrimas le brotan al narrar la situación y uno no puede evitar sentir algo parecido.

Jorge Luis Borges relataba que, en ocasión de visitar el desierto del Sahara, tomó un puñado de arena y lo soltó al viento mientras expresaba "estoy modificando el Sahara". Algo similar hace Graciela, ella llega y nos toca con su voz pausada y un mensaje que se convierte rápidamente en acción para generar más acciones que transforman lo imposible. Ella dice que todo es fruto de aquel mensaje que supo traducir de aquel diminuto colibrí que se posó en la cuerda de su ropa y se quedó escuchándola durante un buen rato. Señales que supo decodificar al punto de convertir el dolor en acción y de ahí a generar caminos de sanación al que fue sumando voluntades de uno y otro lado. 

Hoy, a los once días del mes de agosto de 2020, la historia escribe otro capítulo teniendo a esta mujer como protagonista. Renunciante de la Presidencia de ASFAVIDE, asumió como Senadora de la República para seguir construyendo ese mensaje de amor y convivencia que viene acuñando hace más de una década. Una renuncia que llega a días de celebrar el 8º aniversario de su ASFAVIDE y con la obra iniciada de una Fundación Alejandro Novo que empieza a dar sus primeros pasos en busca de mejorar la vida de los liberados en comunión con las víctimas que sus hechos generaron. Porque, como suele decir ella misma, solo el amor puede cambiar vidas y en eso está.

Por todo esto, señoras y señores... pónganse de pie, una madraza entró al Senado!!

 

el hombre escuchó el juramento,

el perro se frotaba un ojo con la pata...


elperrogil@gmail.com
http://elperrogil.blogspot.com/
http://guayberto.blogspot.com/
http://www.laondadigital.com/



Fernando Gil Díaz



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net