*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Un caso de "numerofobia"
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Triste que en Cuba ya no sobreviva ni el café
Emir Sader Emir Sader
El Segundo Ciclo Antineoliberal en América Latina
Esteban Valenti Esteban Valenti
Día Nacional de la Construcción, una ventana al futuro
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
El irredentismo
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
Auditame que me gusta
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias Reales. Capitulo 37. A la vuelta del corredor de la puta vida, al encuentro de la puta muerte
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Jaime Secco Jaime Secco
Pensar al Frente de otra manera
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Presencia mundial del armamentismo israelí al servicio de una geopolítica
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perón, el peronismo, el debate continúa. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
México, la narcocracia perfecta
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
De cómo van a imponer el modelo chino al mundo
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Decisiones miserables
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Argentina: “Por otro 17”
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Me enorgullece que un destacado jerarca palestino esté internado en Israel
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Lo mismo de siempre: censura y desinformación
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Una falacia en dos palabras: Generación espontánea
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
“Ganando voluntades”: Limitaciones de la declaración del conflicto de interés
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Tierra para asentamientos populares y agricultura familiar
Mónica Díaz Mónica Díaz
“Con amor” o la política desde lo cotidiano, en plena crisis
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
William Marino William Marino
Los después ¿unas elecciones perdidas?
Michael Añasco Michael Añasco
Bloques de apartamentos: "conejeras" y "dispositivos de almacenamiento humano masivo". El “ejemplo” de Dina marca.
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Roberto Savio Roberto Savio
El Papa y la desigualdad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
José W. Legaspi José W. Legaspi
Elecciones departamentales: El premio “a la inmoralidad” y los que festejan con sabor “agridulce”
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
¿Y dónde está la república?
Luis Fernández Luis Fernández
Se terminaron las elecciones departamentales y municipales
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La renovación frentista, la crisis de la derrota y la elección municipal
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Enrique Canon Enrique Canon
Restitución pública de la honra que algunos pretendieron ensuciar
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
Una nueva iconoclasia recorre el mundo
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Que la Covid-19 no nos distraiga: “Todos somos George Floyd”
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Álvaro Ons*

Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?

Álvaro Ons*

13.10.2020

Durante las últimas dos décadas, los sucesivos gobiernos nacionales plantearon en los ámbitos del MERCOSUR, a los más altos niveles, la necesidad de flexibilizar el formato de negociación comercial conjunta, y en el extremo, habilitar las negociaciones bilaterales de los países miembros.

 

¿Por qué podría ser esta estrategia una trampa? Porque si alguna vez obtuviéramos tal flexibilidad, es muy probable que ya no la necesitemos y ni siquiera la queramos.

El MERCOSUR, como plataforma para mejorar las condiciones de acceso a mercado de los bienes en los que nuestro país es globalmente competitivo, ha sido un fracaso rotundo. No se ha puesto en vigencia un solo acuerdo comercial sustantivo con los principales mercados potenciales de nuestras exportaciones de bienes, ni con grandes países emergentes, ni con países desarrollados. Una única negociación relevante ha sido concluida, con la Unión Europea, pero hay más dudas que certezas respecto de su posible entrada en vigencia. Los costos de esta situación son conocidos, y además, no cabe otra cosa que esperar que se incrementen, en tanto nuestros competidores sigan mejorando, a medida que avanzan los cronogramas de desgravación de los acuerdos vigentes y concretan nuevos acuerdos. Los planteos recurrentes de Uruguay a sus socios del MERCOSUR son legítimos y bien fundados, y la insistencia de los sucesivos gobiernos por "flexibilización y sinceramiento" es inevitable.

Ahora, ¿cuáles son los formatos posibles de la flexibilización? Dejemos en esta ocasión de lado las posibilidades de flexibilización en el marco de los procesos de negociación conjunta, que pudieran resultar en acuerdos con contenidos diferenciales para cada Estado Parte del MERCOSUR. Consideremos las situaciones en las que no hay condiciones para avanzar en una negociación conjunta que pudiera dar lugar a flexibilidades a partir de algún conjunto de contenidos comunes. Un ejemplo actual es el notorio interés del Uruguay de negociar un acuerdo de libre comercio con China, interés no correspondido por los demás miembros del MERCOSUR. Las alternativas para negociar bilateralmente por fuera del MERCOSUR son, esencialmente, cuatro.

Un primer escenario es "pasar a ser un Estado Asociado del MERCOSUR, a la chilena". Esto resultaría en una zona de libre comercio con el MERCOSUR y plena libertad para la negociación con terceros. La aspiración de los promotores de esta iniciativa es mantener las condiciones actuales en el comercio intra-MERCOSUR y agregarle la posibilidad de tener acuerdos bilaterales propios. El tránsito de Estado Parte a Asociado exige salir primero del MERCOSUR, es decir, denunciar el Tratado de Asunción, y negociar luego un nuevo acuerdo de libre comercio con el nuevo MERCOSUR. En efecto, el Tratado de Asunción prevé que, en caso de denuncia, los derechos y obligaciones relativos al programa de liberalización comercial continúan en vigor por un período de dos años, cumplido el cual, las preferencias regionales caen a menos que se haya concluido un nuevo acuerdo.

Esta primera alternativa tiene una virtud muy importante: es factible de ser concretada. Es decir, el Tratado de Asunción se puede denunciar y cabe esperar se pueda negociar una nueva zona de libre comercio con el MERCOSUR. Pero nada garantiza que esta zona de libre comercio ofrezca las mismas ventajas que la vigente, por el contrario, cabe esperar condiciones sustantivamente peores en los bienes relevantes. Quizás la muestra no sea lo suficientemente grande, pero el Brexit sugiere que los bloques no tratan bien a los países que deciden abandonarlos. De hecho, ¿por qué deberían hacerlo? ¿Por qué el MERCOSUR permitiría que se perciba que un exmiembro está mejor fuera que dentro del MERCOSUR? Específicamente, ¿qué es lo que estaría en juego para Uruguay en la nueva negociación? Las exportaciones manufactureras, que tienen como mercados externos casi exclusivos a Argentina y/o Brasil. No es realista esperar que en un nuevo acuerdo de libre comercio se mantengan las condiciones que otorgan competitividad regional a nuestra industria: requisitos de origen que permiten exportar bienes con elevado contenido de insumos importados de extrazona, ingresados bajo el régimen de admisión temporaria. Entonces, esta alternativa es factible, pero tiene un alto riesgo, que seguramente se traduzca en altos costos. ¿Y los beneficios? Probablemente, menores que los esperados. Desafortunadamente, no es cierto que por nuestro reducido tamaño económico nuestras contrapartes vayan a estar bien dispuestas a abrirnos sus mercados en productos que les son sensibles, y que suelen coincidir con una parte relevante de nuestras exportaciones competitivas. En los productos sensibles se negocia kilo a kilo y los lobbies domésticos no hacen excepciones, menos aun cuando sus gobiernos no pueden mostrar ganancias comerciales relevantes en la negociación con Uruguay, debido a lo reducido del mercado uruguayo. Tenemos una experiencia ilustrativa. Más de una década y media de esfuerzos negociadores sistemáticos para incrementar la muy magra cuota de quesos en el mercado mexicano, sin resultados. En definitiva, este primer escenario es factible pero difícilmente sea deseable.

Un segundo escenario consiste en conseguir un "waiver" o permiso, o incluso una señal favorable, del MERCOSUR para negociar bilateralmente. Hay antecedentes, el más conocido, el que permitió a Uruguay negociar el TLC con México. Ha sido habitual que los miembros del MERCOSUR profundicen bilateralmente sus acuerdos con otros países de la región en el marco de ALADI, contando con la aprobación del resto del bloque cuando ha sido necesario. Pero esto no parece replicable más allá de las fronteras regionales y esa ha sido la posición tradicional del gobierno de Brasil, esto es, este tipo de habilitación no puede exceder el marco de la ALADI. Cabe la pregunta, ¿por qué los restantes miembros del MERCOSUR le darían a Uruguay el visto bueno para negociar bilateralmente? ¿Qué medidas podría tomar Uruguay en caso de no obtener el permiso que los pudiera incentivar a otorgarlo? A diferencia del anterior, este escenario no parece factible.

Un tercer escenario se puede denominar "pedir perdón en lugar de pedir permiso", es decir, negociar bilateralmente sin considerar la posición del MERCOSUR y atenerse a las consecuencias. ¿Pero quién sería la contraparte dispuesta a negociar con Uruguay ante la posibilidad de que le pudiera generar algún conflicto político con otros miembros del MERCOSUR, léase, Brasil? En el pasado, varios países estuvieron interesados en negociar bilateralmente con Uruguay, pero sujeto a que Uruguay resolviera el tema en la interna del MERCOSUR. Es cierto, hubo una excepción, Estados Unidos en el 2006. ¿Podrían existir otras excepciones? ¿Lo sería por ejemplo China? ¿Justifica una negociación con Uruguay el potencial conflicto con los demás miembros del bloque al que Uruguay pertenece? ¿Negociar con un Uruguay no validado por el resto del MERCOSUR, no sería visto como una intromisión en cuestiones internas del bloque? ¿Los demás miembros del MERCOSUR aceptarían pacíficamente una negociación bilateral de Uruguay en esas condiciones? Esta alternativa podría estar disponible muy excepcionalmente, si es que en algún caso lo llega a estar, y conlleva la incertidumbre de los costos que pudiera generar en términos de represalias, formales e informales, en los ámbitos del MERCOSUR. En definitiva, este escenario es de factibilidad dudosa y restringida a algún caso extraordinario, con el riesgo asociado a los costos inciertos.

Por último, un cuarto escenario consiste en que en el MERCOSUR se acuerde una flexibilización general que permita a cualquiera de sus países miembros las negociaciones comerciales bilaterales con terceros. Similar al segundo escenario, pero extensivo a todos los Estados Parte. ¿Por qué podría llegarse a esta situación? Una condición necesaria es que Brasil modifique su estrategia de inserción comercial internacional, pase a priorizar los acuerdos comerciales preferenciales y prefiera negociar individualmente y no como MERCOSUR. Es claro que son muy escasas las posibilidades de los demás países del MERCOSUR de impedir que Brasil concrete un objetivo que pasa a ser prioritario en su inserción internacional. Entonces, en caso de ocurrir un verdadero interés de Brasil en negociaciones comerciales relevantes, los incentivos para los demás países miembros van en el sentido de negociar junto con Brasil en lugar de habilitar una flexibilización. No es una situación deseable la de Brasil dispuesto a negociar, siendo priorizado por las contrapartes relevantes por obvias razones, y abriendo su mercado sin participación alguna de los demás socios del MERCOSUR. En definitiva, este cuarto escenario, factible o no, es indeseable e innecesario.

El MERCOSUR no ha logrado concretar acuerdos comerciales significativos porque sus economías de mayor tamaño, específicamente, Brasil, no han tenido el interés en hacerlo. Si en el futuro el MERCOSUR acordara la flexibilidad para negociar bilateralmente con terceros, será porque Brasil tiene interés en participar en la más que madura tendencia global a la concreción de acuerdos comerciales preferenciales. Pero si esto es así, se habrá levantado la principal barrera a la concreción de acuerdos del MERCOSUR y ya no tendremos motivos para demandar la flexibilización, por el contrario, nos interesará la negociación conjunta, al menos con Brasil.

La inserción internacional del Uruguay en términos de acuerdos comerciales preferenciales es un problema complejo y no todos los problemas tienen solución.

* Investigador de CINVE, Licenciado en Economía FCEA-UdelaR, Profesor Adjunto de Economía Internacional FCEA-UdelaR (correo electrónico: aons@cinve.org.uy)

Entrada escrita para Blog SUMA de CINVE www.suma.org.uy.




UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net