*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Nicolás Burgueño Kosenco Nicolás Burgueño Kosenco
Licencia para opinar con distanciamiento físico sostenido y tapabocas
Pablo Tosquellas Pablo Tosquellas
Pegame el grito
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El hijo del hombre que desafió a los dioses
Esteban Valenti Esteban Valenti
25 años son muchos
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Se idolatra la tragedia
Stella Maris Zaffaroni Stella Maris Zaffaroni
Cuánto tiempo hace que…
José W. Legaspi José W. Legaspi
Maradona no fue ni será dios, es inolvidable y eterno
Ariel Bank Ariel Bank
La democracia contrataca
Rodolfo M. Irigoyen Rodolfo M. Irigoyen
Pronosticar el pasado
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La isla “bocarriba”: Cuba precisa los sueños, y las acciones…
Nina Nina
Cincuenta y dos días
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
No hay trabajo para todos. (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Conexión México. Por Ruby Soriano Conexión México. Por Ruby Soriano
Paraíso de la impunidad militar en México
William Marino William Marino
El dueño de las bananas
Michael Añasco Michael Añasco
Los cuatro grandes reinicios del siglo XX
Danilo Arbilla Danilo Arbilla
Europa no vale una misa
Fernando Gil Diaz Fernando Gil Diaz
NegociAcción!!
Jaime Secco Jaime Secco
Mi carnicero y los precios de Ancap
Catarina de Albuquerque Catarina de Albuquerque
Invertir en Agua y Saneamiento es vital para nuestras economías
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
¡Los ludditas tenían razón!
Luis Fernández Luis Fernández
Sugerencias
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
El “servicio sexual” y la seducción de los poderosos
Gustavo “Tato” Olmos Gustavo “Tato” Olmos
El chantaje como forma de hacer política
Mónica Díaz Mónica Díaz
Buena vecina
Emiliano Galasso Emiliano Galasso
La Educación actual en el Uruguay, parte 2
Roberto Savio Roberto Savio
Trump se va, pero no el trumpismo
Carlos Grau Pérez Carlos Grau Pérez
Un largo proceso de aprendizaje compartido
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
La Revolución Rusa y Uruguay
Alejandrina Morelli Alejandrina Morelli
Rodolfo Rabanal, escritor y periodista, falleció en Punta del Este
Luis C. Turiansky Luis C. Turiansky
“Yo soy antisemita"
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
La hora de los pueblos unidos en su diversidad
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Para variar, en medio de la pandemia, un día de fiesta en Israel
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
“Acá mando yo”, dijo el covid-19
Enrique Canon Enrique Canon
La autocrítica es estratégica
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Ayudando a las grandes compañías del medicamento
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Historias reales e intemporales. El sentido del deber con amor. General Licandro
Emir Sader Emir Sader
La hora de la nueva izquierda chilena
Ariel Bank Ariel Bank
Los 75 del Peronismo
Lic. María Cristina Azcona Lic. María Cristina Azcona
La educación de la moralidad para padres e hijos, en el contexto de la nueva normalidad
Luis Anastasia Luis Anastasia
Reflexiones sobre Covid-19 – Tercera parte
QU Dongyu, Director General de FAO QU Dongyu, Director General de FAO
La clave para recuperarse del Covid-19 es la innovación, particularmente la digitalización
José Escárate Mansilla José Escárate Mansilla
Chile…Plebiscito AD-PORTAS
Álvaro Ons* Álvaro Ons*
Flexibilización de las negociaciones comerciales en el MERCOSUR: ¿una trampa para Uruguay?
Liliana Pertuy Liliana Pertuy
Apuntes primarios para una autocrítica responsable
Juan Pedro Mir Juan Pedro Mir
Justicia social y educativa: el desafío de la presencialidad
Omar Fuentes Omar Fuentes
¡Basta de joder con Venezuela!
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
“Las víctimas”, un nuevo y revulsivo libro de la psicoanalista argentina Sonia Cesio (*)
Juan Santini Juan Santini
A veces la realidad parece ficción, pero es la tozuda realidad
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué el FA perdió las elecciones? Apuntes y aportes para una autocrítica necesaria.
Roberto Elissalde Roberto Elissalde
¿Qué pasó con los Centros MEC?
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Reflexiones sobre las pasadas elecciones departamentales y municipales
Ignacio Munyo Ignacio Munyo
¿Qué es CERES?
Sara Granados, consultora de FAO Sara Granados, consultora de FAO
Primer día mundial de la de la concienciación sobre la pérdida y desperdicio de alimentos
Andrea Burstin Andrea Burstin
Mercosur, paredón y después
Federico Fasano Mertens Federico Fasano Mertens
La democracia no termina en las urnas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Un domingo de “votaciones”
Sabina Goldaracena Sabina Goldaracena
El puerto de conveniencia para las flotas pesqueras del Atlántico Sudoccidental
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Cuando los de afuera no son de palo
Ismael Blanco Ismael Blanco
Partido Comunista
Sergio Reyes Sergio Reyes
El perfume embriagador de lo posible
Elena Grauert Elena Grauert
Oficinas, funciones y funcionarios
Filomena Narducci Filomena Narducci
Yo voto "No" y tu?
Constanza Moreira. Constanza Moreira.
Crónica de un secuestro
Álvaro Rico Álvaro Rico
El honor militar en los años 60
Gastón Grisoni Gastón Grisoni
¡Construyendo futuro!
Federico Arregui Federico Arregui
Libertad orientales
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia 2020: el racismo ordinario
Gonzalo Zunino (*) Gonzalo Zunino (*)
Por qué y para qué reformar la Seguridad Social en Uruguay
Jaime Igorra Jaime Igorra
Qué hacer con el estadio centenario
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Virtual Empate
Julio García Julio García
Empatía y Resiliencia
Jan Steverlynck Jan Steverlynck
Un destacado servidor público uruguayo
María Ligia Vivas María Ligia Vivas
Coronavirus, el mejor nido de explotación Laboral creado por el imperio
Cuentos & versos en cuarentena Cuentos & versos en cuarentena
Les presentamos los trabajos de Enrique Umbre Cardinale y de Sergio Nicolás Mato. Seguimos recibiendo textos en: uypress@gmail.com.    
Gustavo Viñales Gustavo Viñales
Riesgos en la flexibilización del régimen de residencia fiscal en Uruguay
Jorge Pozzi Jorge Pozzi
Sobre pandemia, consumo y consumismo
Rafael Sanseviero Rafael Sanseviero
Andrés Vargas (Dedicado al colectivo Ni todo esta perdido- NITEP)
Cecilia Alonso* Cecilia Alonso*
La plataforma educativa CREA del Plan Ceibal en el top de las tendencias de Google
Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**) Fernando Lorenzo (*) y Luis Miguel Galindo (**)
La pandemia, “la nueva normalidad” y el desarrollo de largo plazo
Jorge Helft Jorge Helft
Crítica de la cultura uruguaya: un ojo extranjero experto
Sergio Rodríguez Gelfenstein Sergio Rodríguez Gelfenstein
Las verdades de la Historia
Iani Haniotis Curbelo Iani Haniotis Curbelo
Las máscaras del virus, una reflexión (más)
Nelson Villarreal Durán Nelson Villarreal Durán
Generación 83: Creando puentes y tejidos para fortalecer la democracia
Cristina Retta Cristina Retta
Uruguay más allá de sus fronteras. Alcances y límites de la política de vinculación del Departamento 20
José Antonio Vera José Antonio Vera
El tirano fue más barato
Pablo Romero García Pablo Romero García
“Educar, un asunto de todos” (o el síntoma del tapabocas)
Bibiana Lanzilotta / Federico Araya Bibiana Lanzilotta / Federico Araya
La Regla Fiscal en la LUC: el país se debe una discusión profunda e informada
María Noel Vaeza María Noel Vaeza
La pandemia del COVID-19 acentúa la situación de precariedad para las trabajadoras remuneradas del hogar
Daniela Yelpo Daniela Yelpo
Política: entre la pasión y la disección, una dualidad inexorable
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
Esta nena está causando problemas
Daniel Feldman Daniel Feldman
Si usted no tiene coronavirus ¡jódase!
Cristina Masoller Cristina Masoller
Aprender de los Errores
Verónica Lay Verónica Lay
Protocolos Covid-19 y Ley de Responsabilidad Penal Empresarial
Andrea Valenti Andrea Valenti
Las fotos del presente
Selva Andreoli Selva Andreoli
¡Presente!
Alvaro Asti Alvaro Asti
Relato con Memoria
Charles Carrera Charles Carrera
Son memoria, son presente
Henry Segura Henry Segura
Réplica a Beto Peyrou: Los Relatos de los Santos Inocentes
Juan Carlos Pesok Juan Carlos Pesok
Castigos y Remedios
Jorge Eiris Jorge Eiris
Un fallo que lesiona derechos de los uruguayos del exterior
Alberto Peyrou Alberto Peyrou
Respuesta a la nota de Henry Segura en UYPRESS titulada: Carta abierta a Beto Peyrou: Las Hogueras de las Conversiones
Gerardo Bleier Gerardo Bleier
Ante un nuevo escenario político
Víctor Bacchetta Víctor Bacchetta
El nuevo Ministerio de Ambiente y cambios en áreas protegidas
Daniel Espíndola Daniel Espíndola
La educación virtualizada; tanto asignatura pendiente como una oportunidad para la innovación
Jorge Braun Jorge Braun
Virus chino. La pandemia económica, quién la paga ... ¿China?
Carlos A. Gadea Carlos A. Gadea
La sociedad del contagio
Lic. Leonardo Rodríguez Maglio Lic. Leonardo Rodríguez Maglio
Mi panel de información, sintonía, y soluciones
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
De tripas corazón
Aldo Mazzucchelli Aldo Mazzucchelli
CORONAVIRUS Covid-19, Abril 1
José Carlos Mahía José Carlos Mahía
El impacto del Coronavirus y los desafíos del presente en Uruguay
Daniel Mesa Daniel Mesa
La delgada linea que limita la emergencia sanitaria y el estado de derecho
Gabriel Courtoisie Gabriel Courtoisie
¿La ley es más inteligente que su autor?
Iván Solarich Iván Solarich
Tristezas o no... con gel
Jorge Jauri Jorge Jauri
Los miedos reales que provoca la Ley de Urgencia
Regino López Regino López
Una posible salida a la crisis que afronta el sector citrícola
más columnistas



 
banner FLOW INTERNO 180 x 89
banner NICATEL INTERNO 180 x 89
banner CUCTSA INTERNO 180 x 89
Te encuentras en: Inicio | Internacionales
imagen del contenido Malos tiempos para los dogmas

OTHER NEWS

Malos tiempos para los dogmas

20.11.2020

PARIS (Other News/Luis Casado)- A Christine Lagarde, en esa época (2013) directora del Fondo Monetario Internacional, le preguntaron su opinión sobre las poco comunes políticas de los bancos centrales que aún perduran: el relajo monetario, las tasas de interés a cero por ciento, la compra de productos financieros basura para salvar a los bancos, etc. 

 

Lagarde tuvo el mérito de la nitidez al contestar: "No tengo la respuesta. No estoy segura de que los banqueros centrales que se reunieron aquí tengan la respuesta. Creo que exploran desde hace tiempo aguas desconocidas y, dado su sentido de la mesura, seguro que querrían volver a territorios conocidos". 

Nótese que Lagarde era una suerte de banquera central-central, encargada de socorrer a sus pares cuando se les desordena el coso. Que ni ella ni sus colegas supiesen donde estaban, hacia donde iban, ni por qué camino... no deja de ser preocupante. Sobre todo ahora que Lagarde preside el Banco Central Europeo. 

No es que sea una novedad, estos otarios perdieron la brújula hace mucho tiempo y los resultados están a la vista. Digo que es preocupante porque hasta ahora ningún pueblo ha tenido la buena idea de sacarles a patadas de los cargos que ocupan, y de las inútiles reuniones en que participan. 

Se supone que en los bancos centrales y en el FMI están - como decía Michel Camdessus, director del FMI (1987-2000) - los "mejores economistas del mundo". No te rías y sigue leyendo... Todos estos "expertos" usan las mismas herramientas, recitan los mismos dogmas, entonan los mismos cánticos, repiten los mismos mantras. Hasta los modelos matemáticos que emplean son los mismos, tienen la misma estructura, o fueron pensados del mismo modo, eso ya te lo conté en una parida anterior. Lo que quiere decir que cuando uno la caga... la cagan todos. 

Entre las sólidas enseñanzas de la ciencia económica que usan los bancos centrales y los ministros de Finanzas, están los resultados de un célebre estudio cometido por dos célebres economistas de Harvard: Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart. Estos mendas se rajaron, en el año 2010, con un estudio que pasaba por ser la Biblia de los ministros de Finanzas, entre los cuales, tal vez a título de precursores, se cuentan los chilenos. 

¿Qué dicen las conclusiones de ese estudio? Que el crecimiento de un país se reduce a la nada misma cuando su deuda pública sobrepasa el umbral del 90% del PIB. En otras palabras, el endeudamiento es caca, el equilibrio presupuestario es una verdad revelada, y por consiguiente conviene reducir el gasto público - Salud, Educación, servicios públicos, etc. - bajo pena de irse, por la sombrita, al carajo. 

Como los economistas en cuestión son amigos de la precisión matemática (bien decía Pitágoras que el mundo está hecho de números...), Rogoff y Reinhart fueron hasta cifrar los nefastos efectos de la deuda: por encima del 90% del PIB, dijeron, el crecimiento es negativo (!) de un 0,1%. 

Admiremos la exactitud visto que un 0,1% equivale a un milésimo, a ese nivel los economistas de Harvard usaron un 'pie de rey', herramienta capaz de medir décimas de milímetro. Pero... ¿Qué menos se le puede pedir a los genios de Harvard? 

Apoyándose en este descubrimiento capital (si oso escribir...), moros y cristianos, próceres electos o designados, practicantes del gobierno o la gobernanza, ministros, primeros ministros, presidentes, burros, ignorantes, sabios, chorros, generosos y estafadores, estimaron necesario, ¡qué digo!, ineludible, imponer la austeridad presupuestaria, reducir los salarios, las pensiones, los presupuestos de la Salud y la Educación, para no hablar de la inversión pública, con el fin de disminuir la deuda pública y acceder, ¡al fin!, a un poco de crecimiento. 

El FMI, la OCDE, el BCE, el Banco Mundial y otras instituciones que bien bailan, le recomendaron o le impusieron a España, a Grecia, a Irlanda, a Portugal, a Francia, a Italia y a numeroso países, una muy rigurosa austeridad presupuestaria. 

Los efectos que tales medidas debían producir estaban lejos de toda duda: el crecimiento volvería como las golondrinas, tan seguro como que después del invierno llega la primavera. 

En esa estaban cuando el francés Olivier Blanchard, en esa época economista jefe del FMI, empezó a sentir olor a mierda. Los resultados reales estaban muy lejos de lo anunciado por Rogoff y Reinhart, los dos genios de Harvard. 

Para cubrirse, Blanchard abrió un paraguas, publicando en enero del 2013 un informe titulado "Errores de previsión de crecimiento y multiplicadores presupuestarios". "De este modo", debe haber pensado, "cuando la cagada federal quede en evidencia, pasaré por un profeta". 

Entretanto, Thomas Herndon, un modesto estudiante de economía de la universidad de Massachussetts, tuvo que hacer un banal ejercicio de econometría. Eligió el estudio de Rogoff y Reinhart porque le interesa el debate sobre la austeridad: "Me inquieta profundamente el impacto de las políticas económicas en la vida de la gente", declaró. 

Sus profesores aceptaron el tema, y Thomas Herndon se puso a revisar, línea por línea, los calculitos efectuados por los célebres economistas. Su rigor fue tal, que llamó a los autores del estudio para pedirles todos los datos estadísticos, y consultarles acerca de sus procedimientos. Estos últimos, muy seguros de su genio y tal vez de su figura, pusieron a su disposición todos los datos. ¿Y ahí? Espera, espera, ya viene. 

Después de un arduo trabajo, Thomas Herndon llegó a la conclusión que los cálculos estaban errados. Así como se lee. La introducción de datos en una hoja de cálculo Excel contenía errores, había datos no considerados, y por consiguiente las conclusiones no tenían ninguna validez. Peor aún, si se corrigen los cálculos, los resultados son diametralmente opuestos a lo que pretendían Rogoff y Reinhart: en vez de una reducción del PIB de un 0,1%, el resultado correcto es un crecimiento del 2,2%, cifra que estaba muy por encima del crecimiento de toda Europa. 

Sorprendido, Thomas Herndon previno sus dos tutores, los profesores Michael Ash y Robert Pollin, quienes, desde luego, no le creyeron y le sugirieron que fuese a jugar un ratito con caca. Pero el astuto estudiante les mostró el detalle de sus cálculos, gracias a lo cual los dos profesores accedieron a publicar los resultados como resultado del trabajo de los tres. De este modo, "chupando rueda" (los ciclistas entienden de qué hablo), se hicieron famosos gracias al trabajo de su alumno. El sitio web al que subieron "sus" conclusiones se saturó y sufrió un crash.

Contrariamente a lo que recitaban Rogoff y Reinhart, una deuda pública elevada no es la causa de un débil crecimiento, sino la consecuencia. La austeridad impuesta a los países europeos se tradujo pues en una recesión, dejando millones de hogares sin trabajo, sin casa, sin recursos. El boludito Andrés Velasco, ese que predicaba el "ahorro para los tiempos de vacas flacas", no sabía lo que decía (aun no lo sabe). 

Si no fuese que las consecuencias son dramáticas para millones y millones de trabajadores y gentes modestas en todo el planeta, yo diría que, cuando terminemos de cagarnos de la risa de los economistas de Harvard, debiésemos hacer una 'vaca' (un cross funding, para que me entiendas) para premiar al bravo estudiante Thomas Herndon. 

En estos días, virus mediante, la conversa sobre la austeridad pasó a mejor vida. EEUU y la Unión Europea emiten dinero trucho como si hubiera. La deuda agregada (pública, privada y de los hogares) que ya había alcanzado proporciones gigantescas, se hace monumental. Las cifras dejan lelo. Y estamos recién empezando: la pandemia está lejos de haber desaparecido. 

Lo que nos incita a un mayor y saludable escepticismo de cara a las memeces que profieren los economistas. Incluidas aquellas destinadas a meter miedo en el tema de los cambios constitucionales. Porque sus calculitos irresponsables nunca comienzan en una 'página en blanco': se apoyan siempre en décadas de mentiras, dogmas, verdades reveladas y cacareos insustanciales aprendidos de memoria.

Luis Casado es Editor de POLITIKA. Ingeniero del Centre d'Etudes Supérieures Industrielles (CESI - París). Ha sido profesor invitado del Institut National des Télécommunications de Francia y Consultor del Banco Mundial. Su vida profesional, ligada a las nuevas tecnologías destinadas a los Transportes Públicos, le llevó a trabajar en más de 40 países de los cinco continentes. Ha publicado varios libros  en los que aborda temas económicos, lingüísticos y políticos.



Other News

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net