*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Esteban Valenti Esteban Valenti
Discutir ideas, discutir insultos
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Actualidad
imagen del contenido Película uruguaya “Una bala para el Che”, un testimonio que jaquea a la impunidad

CRITICA

Película uruguaya “Una bala para el Che”, un testimonio que jaquea a la impunidad

27.09.2012

MONTEVIDEO (Uypress) Circula en las redes una crítica realizada por el periodista Hugo Acevedo sobre la película uruguaya “ Una bala para el Che” de la realizadora Gabriela Guillermo y la define como “un testimonio contra la impunidad”.

El huevo de la serpiente

Por Hugo Acevedo

El filme "Una bala para el Che", de la inquieta cineasta uruguaya Gabriela Guillermo, que se exhibe en salas de nuestro país, reabre un nuevo ángulo de debate en torno a la impunidad de los crímenes perpetrados por la derecha institucionalizada.
Paralelamente, demuele la teoría de los dos demonios instituida por el discurso oficial, que atribuye burdamente la escalada represiva y la génesis del golpe de Estado que instaló el gobierno autoritario, a un mero enfrentamiento entre dos bandos armados.
La película es una contundente crónica sobre el asesinado del profesor Arbelio Ramírez, perpetrado el 17 de agosto de 1961, en oportunidad de la presencia del guerrillero Ernesto "Che" Guevara en el Paraninfo de la Universidad de la República.
El relato es el testimonio de un drama y de la persistente búsqueda de la verdad, por parte de la protagonista Ethel, la viuda del infortunado docente.

También es el demoledor retrato de la tragedia, de una familia mutilada y destrozada por la violencia política instalada en nuestro país, bastante antes del nacimiento de la guerrilla urbana.

En este film osado, potente y provocador, Gabriela Guillermo administra sabiamente las tensiones de un tiempo histórico de fuerte polarización ideológica y prolegómeno del advenimiento de la salvaje represión estatal contra organizaciones políticas, sociales y sindicales.

La cineasta condensa la radical dicotomía entre la izquierda subyugada por el resplandeciente faro de la Cuba revolucionaria y la derecha recalcitrante y aferrada al statu quo hegemónico.

Ese fuerte disenso - que es síntoma de ruptura social- está representado, por ejemplo, en las tumultuosas asambleas estudiantiles registradas en la película de Gabriela Guillermo.

La realizadora uruguaya extrapola la particular coyuntura histórica de nuestro país al trauma subyacente de la ausencia que lacera a una familia. En tal sentido, la escena en la cual la viuda tiende la ropa de su marido muerto en la cama matrimonial, impacta, conmueve y moviliza emocionalmente.

La película es rica en metáforas, como la imagen que muestra decenas de pies pisoteando diarios, lo cual, naturalmente, representa la historia y la memoria sepultadas por el olvido y la indiferencia de un país autista.
Otro tanto sucede con el potente testimonio de los zapatos y documentos de identidad diseminados en las adyacencias de la sede universitaria. Obviamente, aquí está retratado el caos provocado por la represión y, en el caso de las credenciales olvidadas, quizás la renuncia a la vía electoral por parte de miles de jóvenes uruguayos desencantados con una democracia meramente cosmética y ya en franca decadencia.

Empero, una de las secuencias de mayor potencia expresiva y simbólica es la pesadilla de la viuda, que se imagina observando a través del insondable pozo de un aljibe. En este caso, la imagen de una garra es una clara alusión anticipatorio del Plan Cóndor en preparación y el embrión de la serpiente parafrasea - en forma no tan subliminal- a "El huevo de la serpiente", una de las obras cumbre del maestro sueco Ingmar Bergman.

"Una bala para el Che" es más que mera crónica histórica, que pretende exhumar un crimen político nunca aclarado. Es -ante todo- un testimonio de cómo el cine puede y debe comprometerse con la denuncia de la impunidad y la búsqueda de una verdad perentoria, necesaria e insoslayable.

Gabriela Guillermo, también coguionista junto a Raquel Lubartowski, asume su irrenunciable compromiso artístico con la realidad y con la exhumación de una historia verídica, que convoca a la reflexión en torno a la habitualmente burda manipulación de la verdad y las fracturas de la memoria.

Es, sin dudas, una película testimonial indispensable y recomendable particularmente para los jóvenes, que pone bajo la lupa a un Uruguay que, hace más de medio siglo, ya se precipitaba rumbo a la sórdida y ominosa noche autoritaria.

f.l.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net