*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Felipe Michelini Felipe Michelini
El sistema de justicia: una reforma estructural pendiente
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
¿Hay algo que sirva para “curar” un resfrío?
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
Roger Waters, embajador itinerante del B.D.S. La inveterada costumbre de satanizar a israel
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Mentira la Verdad (El País, Sanguinetti y Palestina)
William Marino William Marino
¿Barbarie a que estilo?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El relato… (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los uruguayos y el tiempo
Luis Ferández Luis Ferández
Izquierdas...
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Cosecha de muerte en Franja de Gaza.
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Alto el fuego Israel-Hamas: entre alivio y preocupación
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
En libertad… el día después
Rodolfo Martín Irigoyen Rodolfo Martín Irigoyen
La “carne cultivada” y otras amenazas
Pablo Mieres Pablo Mieres
La apertura y bienvenida a los inmigrantes
Álvaro Guerrero (*) Álvaro Guerrero (*)
La pospolítica y el pos Uruguay ¿que se viene?
Héctor Musto Héctor Musto
Polemizando, nuevamente, con los Navegantes
Carls Wuhl Carls Wuhl
Y una vez más un cuadro de dadores de lecciones
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
De la concentración de la riqueza y el poder decisional a democracias plenas
José W. Legaspi José W. Legaspi
Navegantes: Democráticos, libres, y de izquierda
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Preguntas a Roger Waters
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Interpretación libre o dirigida de un afiche
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sistema Nacional de Inteligencia del Estado (SNIE)
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Brasil y nosotros
Jaime Secco Jaime Secco
Complicar la democracia
Michael Añasco Michael Añasco
IbnKhaldun y los 7.000. príncipesárabes
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Expropiación de los derechos humanos en el uruguay del siglo XXI
José Pablo Franzini Batlle José Pablo Franzini Batlle
Brasil. Gracias Artigas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Prohibición del café
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Crónica de un fracaso anunciado.
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
¿Con qué parte del cuerpo está votando Brasil?
Pablo Cúneo Pablo Cúneo
Los Mismos Cerdos de Siempre
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Esperando a Kusturica: “El Pepe, una vida suprema”
José López Mazz José López Mazz
La arqueología una ciencia jóven
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Romero, Amielio y Jair. Uno a Uno.
Jorge Jauri Jorge Jauri
“Navegantes”, la libertad para otra política
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Que tienen los pobres en la cabeza Uruguay
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Cuando el socialismo uruguayo estaba entre López Rega y Videla
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Lacalle Pou es el candidato ideal
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Política
imagen del contenido Energía nuclear en Uruguay, entre la seriedad y la fantasía
ATES MM on Sevmash (Design Bureau project)

Energía nuclear un acuerdo interpartidarios de firme futuro

Energía nuclear en Uruguay, entre la seriedad y la fantasía

15.03.2010

MONTEVIDEO, mar (UYPRESS) - En Uruguay la energía nuclear está prohibida. Esto es así por el artículo 27 de la ley 16832 del 17 de junio de 1997.

El artículo n° 27 dice “Artículo 27.- Prohíbese  el uso de energía de origen nuclear en el territorio nacional. Ningún agente del mercado mayorista de energía eléctrica podrá realizar contratos de abastecimiento de energía eléctrica con generadores nucleares ni con generadores extranjeros cuyas plantas contaminen el territorio nacional.” Esta ley fue aprobada por los partidos blanco y colorado. Se intentó realizar  un plebiscito contra la ley y este no tuvo las firmas necesarias para convocarlo y la ley quedó firme desde entonces.

Desde 1997 no se hizo nada en materia legislativa para modificar esta ley en, particular referente a la prohibición de uso de la energía nuclear para usos pacíficos. La ley de Marco Regulatorio partía del entendido que grandes capitales vendrían al país a invertir en energía, que privados realizarían la generación y que UTE compraría la energía a esos generadores privados o que clientes particulares comprarían directamente a esos importantes generadores ya que con su entrada al mercado el costo de la energía bajaría de manera sustancial.

Desde 1997 hasta 2005 la cantidad de inversores privados y la cantidad de plantas privadas de generación de energía es cero. Ningún inversor y ninguna planta fueron instaladas en el Uruguay.  Recién luego del 2005 se empezaron a integrar la la red eléctrica nacional generadores privados de pequeño porte. Estos generadores lo hicieron usando como combustible la biomasa, básicamente cáscara de arroz y deshechos forestales y generadores eólicos.

En el caso de los generadores privados se hace notar que sus instalaciones fueron hechas con componentes mayoritariamente nacionales de los cuales se destaca la producción de calderas y una demanda creciente en este rubro.

La energía nuclear en los medios

Una cuestión novedosa es que en varios medios empezaron a aparecer de forma permanente artículos sobre la energía nuclear y la necesidad de incorporarla de inmediato a la matriz energética. Hubo artículos de ingenieros con conocimiento del tema y técnicos que abordaron el tema desde generalidades varias y gente de buen escribir y nulo conocimiento que terció en defensa de la causa repentina de la energía nuclear.

Entre los escritores se encontraron nada menos que el Ingeniero Bermúdez, el último hombre del Partido Colorado en la Dirección Nacional de energía y el escritor e historiador Carlos Maggi desde su columna en el Diario El País.

Lo cierto que junto a ellos y teniendo al diario El País como el periódico que más artículos a favor de la energía nuclear publicó se creó un raro clima en donde quienes defendieron la ley de Marco regulatorio y no reglamentaron, ni gestionaron, ni licitaron ninguna de las acciones que les confería la ley veían en el gobierno electo un freno y una tranca a su desarrollo.

Demás está decir que el Frente Amplio estuvo en contra de esa ley, no la votó y luego se movilizó contra ella, pero estando en el gobierno el Frente Amplio hizo cumplir la ley vigente y decenas de emprendimientos privados se fueron incorporando a la red de energía nacional en modalidades que los sucesivos decreto les habilitaban.

Al día de hoy la meta para el gobierno es de incorporar 500 MW de energías renovables de las cuales ya hay una licitación en la calle de 150 MW eólicos.

En cuanto a la energía nuclear El Presidente de la República anterior, el Dr. Tabaré Vázquez formó una comisión multipartidaria para que estudiara este tema. El decreto es del 5 de marzo de 2009 se formó una comisión que estaba integrada  por el Partido Nacional, el delegado era Ruperto Longo, por el Colorado Álvaro Bermúdez y por el Frente Amplio Gonzalo Casaravilla.

Las fases de trabajo delineadas fueron: Fase Uno: incluye el estudio con base a talleres y estatutos internacionales, de los diferentes procesos y necesidades. Sólo al final de esta etapa técnica es cuando el país formalmente puede decir sí toma la decisión de iniciar el camino nuclear. La  Fase Dos  es la de la construcción de la estructura necesaria, solidificar la unidad reguladora que se encarga del aspecto de seguridad, construir el marco legal y constitucional, comenzar a formar los recursos humanos y estudiar la tecnología adecuada. Esta fase culmina con la definición de la central que se instalará en el país y de su tecnología. La Fase Tres es la de compra de tecnología, la negociación internacional para conocer qué realizarían los proveedores con los residuos que genera la industria, y culmina con la construcción de la central. La Fase Cuatro es el comienzo de la operatividad en sí misma de la central.

Esta comisión está en pleno trabajo y sus estudios se integraron a la comisión multipartidaria sobre energía de manera armónica a los acuerdos estratégicos que permitieron elaborar los ejes de una política de estado en el tema energético.

Las barcazas rusas

Si bien toda la discusión sobre el tema energético tiene idas y venida políticos e idas y venidas técnicas siempre hay un trasfondo económico  ya que olas inversiones de las cuales se está hablando en estos casos es de cientos de millones de dólares. Lo que sale de libreto y le da el toque de humor burlesco es cuando aparecen propuesta de energía atómica y soluciones mágicas al punto de que se  llegó a abogar, así lo hizo el Dr. Maggi, en la defensa de unas barcazas rusas que con reactores nucleares navegantes llegaban a cualquier puerto y mediante una simple conexión estaban listas para inyectar energía a la nación que lo precisara de forma segura y eficiente.

Nunca el Dr. Maggi habla de pesos constantes y sonantes así que no queda claro cuál sería el costo fijo de esas instalaciones y tampoco se sabría el valor del megavatio generado. Lo más llamativo de todo es que en el mundo no hay una sola de estas barcazas ni navegando, ni enchufadas, ni en astillero. Nada. De las barcazas solo hay escuetos diseños en algo parecido al autocad.

El camino recorrido en Uruguay para definir la energía nuclear como una variable más de la matriz energética es un camino serio y que hace según los protocolos mundialmente reconocidos y certificados. Uruguay parece decido a seguir así y los cuento chinos, perdón, los cuentos rusos de Maggi no le hacen bien ni al clima político de la energía del Uruguay, ni a la solidez y prestigio que los técnicos de todos los partidos han puesto en esta comisión. Energía nuclear y fantasía son caminos opuestos



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net