*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Héctor Musto Héctor Musto
La polarización en las internas del FA, falso dilema
Esteban Valenti Esteban Valenti
Corrupción: ¿por qué a nosotros no?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
A recordar, ahora que comenzó la respuesta de Israel
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Democracia: sangre y poder hace 2600 años
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Azul Cordo

Linda, libre y loca

Azul Cordo

09.03.2014

La muerte de Martina Piazza rondó las actividades de este soleado sábado 8 de marzo. Conocida por muchxs estudiantes, militantes y activistas culturales, el baile por Isla de Flores fue en su honor, la lectura de versos femeninos y feministas fue en su memoria, los abrazos y miradas cómplices entre compañeras también.

Este 8 de marzo tuvo para mí un halo de realidad femenina cotidiana grandísimo. Anduve por Radio Vilardevoz, una casa sonora donde los brazos siempre están abiertos para recibirte, los micrófonos abiertos para expresarte, los oídos abiertos para escucharte.

Allí escuché a Olga, que recordaba el origen del 8 de marzo; a Gladys, que agradecía el espacio para participar, agradecía a los médicos que la habían atendido, y reclamaba su derecho a la vivienda -"Quiero una casa; estar con mis hijos, porque los extraño"-; a Carolina, quien dijo estar convencida que las madres de los desaparecidos y desaparecidas van a encontrar finalmente este año una respuesta. Nombré a Delmira Agustini, en el centenario de su muerte -emblemático caso de femicidio en Uruguay-, y otras geniales mujeres uruguayas fueron recordadas por la fonoplatea: Paulina Luisi, Circe Maia, Idea Vilariño, María Vaz Ferreira, China Zorrilla. Hablamos de los avances legislativos históricos de este país: el voto, el divorcio. Concluimos que está bueno "dejarse ayudar entre todas".

De allí me fui a una jornada de reivindicación organizada por el colectivo feminista Minervas. Un grupo nuevo, joven, que busca respuestas propias por fuera de las organizaciones feministas más institucionalizadas. En el salón comunal del Covireus compartimos música, videos, charlas, comentamos fotografías, nos reímos. Algunas nos quejamos de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, que nos manda a "reflexionar" cinco días y a abortar en casa con misoprostol, y celebramos el nuevo método abortivo que incorporará el sistema de salud (la Aspiración Manual Endouterina -AMEU-). Hicimos una tertulia literaria, llena de palabras de mujeres sobre el mundo.

También hablé, me encontré, me crucé, con esas mujeres a las que quiero representar, dar voz, ser puente, reivindicar, defender, y fue muy interpelante. Una mujer me preguntó dónde podía cargar su GPS -parte del sistema de dispositivos de tobilleras, en casos de violencia basada en género- y supe por ella que este aparato tiene dos sonidos: uno que no para de sonar si el agresor está cerca; otro que lo envía la policía para controlar dónde está ella y saber que se encuentra bien. A otra compañera le pregunté cómo estaba su hermana tras abortar. Vi a una fotógrafa dirimiendo su tiempo entre los disparos del lente y los juegos y correteos con su pequeño hijo. Oí a una joven estudiante que comentaba su reciente descubrimiento del término "femicidio" y pensamos juntas cuánto falta por nombrar aquí. Nos reímos cómplices con los videos de Cualca y festejamos su humor que nos celebra como mujeres irónicas, inteligentes, non sanctas.

Improvisamos un cancionero, llevando al frente la pancarta que recordaba que el 8 de marzo es un Día de Lucha. Bailamos al ritmo de La Melaza por Isla de Flores, calle de resistencia con rebeldía y alegría.

Y al terminar la jornada, extenuadas, conformes y siempre queriendo más (que no es contradictorio), alguna se volvió a preguntar cuando llegó a su casa: "¿De dónde sale tanto odio para quitarle la vida a una mujer?".



Azul Cordo



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net