*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿La izquierda tuvo errores?
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Luis Fernández Luis Fernández
¿Alguien sabe dónde está la brújula?
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Israel y mujeres
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La mirada larga de Guido Manini Ríos
William Marino William Marino
Los medios de información
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El fin de la predominancia. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
BUSCADA (la verdad)
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Luis Sabini Luis Sabini
Montevideo y la basura
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Triste es el país que hace política con sus niños
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Florencio Luzardo

FIFA: una organización para delinquir

Florencio Luzardo

26.06.2014

Hace tiempo que no me sumo a los muchos columnistas de Uypress, estaba perezoso. La brutalidad de la sanción aplicada por la fifa (con minúsculas…) contra Luis Suarez me agitó las neuronas o simplemente la indignación.

Afortunadamente la FIFA no tiene sede en Uruguay… no alcanzarían todas las fuerzas armadas y la policía. Pero tiene una filial, la Asociación Uruguaya de Fútbol, con sus autoridades y abogados, que una vez más obtuvieron resultados maravillosos. Para colmo en la “defensa” de Suarez, además de los representantes de la auf se sumó Eugenio Figueredo. Y los resultados están a la vista, la única duda es ¿que hubieran sucedido si no intervenían, posiblemente la sanción hubiera sido menor? Nunca lo sabremos.

Es la sanción más grave aplicada por la fifa, 9 partidos oficiales de suspensión más 4 meses de suspensión y una multa de cien mil dólares y como parece que tienen miedo al contagio, le prohíben a Suarez acercarse a la concentración de Uruguay.

Un tribunal inapelable, designado a dedo por el vicepresidente de la mafia futbolística, nacido en Inglaterra, que violando todas las reglas opinó antes de que se pronunciara esa parodia de justicia deportiva, sancionó a un jugador por una jugada o una acción sin exigir pruebas firmes y sólidas. Una jugada que no tuvo la menor influencia en el partido, que el juez no vio, que ningún equipo, ni siquiera Italia denunció. La fifa y su tribunal de la inquisición actuó de oficio.

Es tan impresionante la injusticia y desnuda de tal manera el horror de que el principal espectáculo-negocio y deporte del planeta esté en manos de un organismo que la inmensa mayoría de los habitantes de la Tierra considera un centro de corrupción mundial. El episodio más reciente es la compra de votos con intervención de empresas de parientes de los directivos de la uefa y de la propia fifa para otorgarle la sede de un mundial a Qatar. País notoriamente de gran tradición futbolística, que además tiene un clima ideal para correr de 7 a 12 kilómetros en un partido. El tribunal no se preocupa ni sanciona esas “mordidas” de millones de dólares.

No quiero especular, pero la verdad es que las suspicacias caen como una catarata gigante. Joseph Blatter y sus adláteres y siervos cometieron una nueva fechoría. Contra la selección de un pequeño país cuyo pecado es tener en la actualidad una selección altamente competitiva, con alguno de los mejores jugadores, en particular Luis Suarez. ¿De donde viene Blatter? De un país que nunca ganó un mundial, ni una copa de Europa, ni uno de sus cuadros ganó alguno de los campeonatos y las copas europeas, ni siquiera estuvo en alguna final de algo. Lo pusieron en la fifa por haber sido la mano derecha de otro jefe de banda Jean-Marie Faustin Goedefroid de Havelange (presidente de la fifa de 1974 hasta 1998) y conocedor de todos los secretos de la organización. Hace 16 años que sufrimos a Blatter

Otros de los grandes protagonistas de esta condena son muchos de los medios de prensa de Inglaterra, de Italia, de Brasil y de otros países que antes que el tribunal se pronunciara ya habían condenado a Luis Suarez.

Hay otro aspecto de esta injusticia que hay que considerar: la desproporción. En ningún caso y comparando las sanciones que se aplicaron en otras oportunidades, con agresiones que dejaron heridas y consecuencias graves, alcanzó estas dimensiones. Sancionar a Suarez de esta manera es golpear a un jugador de la peor manera, golpear a un país entero, porque son burros y miserables, pero saben lo que es el fútbol para Uruguay y es golpear el espectáculo del juego. ¿Cuál es la cúspide del fútbol? No hay duda, es el gol y Suarez es uno de los máximos exponentes del gol en la actualidad. En este mundial, lo demostró contra Inglaterra y en Europa con el Liverpool.

Hago una preguntita incomoda: ¿Qué sucedería para la fifa y su diseño universal del fútbol-negocio que Uruguay, que ya dejó afuera nada menos que a Inglaterra y a Italia siguiera avanzando en este mundial y pusiera en peligro los arreglos? Sería devastador.

Para que una organización delictiva exista deben existir complicidades, silencios y muchos siervos. Y la fifa es un compendio de siervos a todos los niveles.

Lo que los uruguayos debemos preguntarnos es si nosotros, en nuestro ambiente no cobijamos una banda muy similar, que fue dirigida durante muchos años por un mercante como Figueredo que ahora da cátedra en Asunción y donde hace pocos meses dieron un golpe de estado para derrocar a un presidente y una directiva que defendió y promovió a esta selección, a este cuerpo técnico. Viendo en imágenes y en declaraciones a algunos de los máximos representantes de la filial de la fifa en tierras orientales da lástima, no son dignos de este país de apasionados futboleros y de grandes futbolistas. Son parte de la misma mentalidad que hizo del fútbol casi exclusivamente un enorme negocio.

Veremos si algunos de esos personajes siente la necesidad de explicarnos algo. Mientras tanto los jugadores y el cuerpo técnico seguirán combatiendo, rigurosamente sin Suarez y los millones de hinchas uruguayos sufriendo, no por el fútbol – estamos acostumbrados – sino por la injusticia de los poderosos y de los indecentes. Ah y de los incapaces.



Florencio Luzardo

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net