*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Héctor Musto Héctor Musto
La polarización en las internas del FA, falso dilema
Esteban Valenti Esteban Valenti
Corrupción: ¿por qué a nosotros no?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
A recordar, ahora que comenzó la respuesta de Israel
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Democracia: sangre y poder hace 2600 años
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Florencio Luzardo

Girando como un trompo

Florencio Luzardo

07.07.2014

Entrevista de Emiliano Cotelo a Constanza Moreira el 3 de julio del 2014, parte final:

"Emiliano Cotelo - ¿Pero en la política económica, concretamente?

Constanza Moreira  - En la política económica habrá que ver de qué se trate. Cuando veo que no se va a modificar para nada la estructura tributaria que tenemos, digo ¿eso cuándo lo dijimos? No importa la modificación que sea, pero ya el PIT-CNT por supuesto está pidiendo cosas, mínimas, como que no se calcule sumadamente el aguinaldo con los sueldos, que me parece justo. En parte no se hace por un problema de procedimiento, pero también por un problema de concepción. Entonces me parece bien continuar defendiendo esta idea de aumentar los mínimos no imponibles tanto para el IRPF como para las jubilaciones.

EC - Pero ¿en general ustedes van a reclamar un "giro a la izquierda" en materia económica?

CM - Siempre vamos a reclamar un giro a la izquierda en materia económica, porque la economía difícilmente se escore para la izquierda. Muy difícilmente. Así que (se ríe) si nosotros no damos por lo menos un testimonio de esas cosas, ¿quién lo va a dar?"

Lo maravillosos de ciertos políticos, sobre todos los que casi no tienen pasado a cuestas, es su capacidad de sentirse únicos, irrepetibles, exclusivos. Este es uno de los casos.

Constanza Moreira que hizo una buena campaña electoral, aunque la mayoría de los votos se los debe a la pésima campaña electoral del Frente Amplio y del candidato mayoritario pasó de sentirse la mujer más poderosa de la política oriental a considerarse la guardiana o al menos el testimonio único del giro a la izquierda de la economía uruguaya. En cuanto al número de votos obtuvo menos que los que sacó Mónica Xavier en el 2012 para la presidencia del FA donde votaron solo 140 mil personas...

Si en alguno de sus discursos, de sus escritos, de sus reportajes que por razones periodísticas he seguido prolijamente, ustedes encuentran algo parecido a un esbozo de política económica, podrán aspirar a un gran premio a la ingenuidad.

Como ya no estamos en un debate interno a los partidos, sino a la disputa por votos entre los partidos y donde la senadora proclama que ahora su objetivo es contribuir a que el Frente Amplio y su candidato Tabaré Vázquez gane las elecciones el 26 de octubre y además obtenga mayoría parlamentaria, sería interesante analizar desde donde piensa dar ese aporte. Parece que desde la coces.

Las fuerzas opositoras, en forma unánime no tocan el tema económico. No están distraídas, ese ha sido históricamente el talón de Aquiles, Patroclo y Héctor de la izquierda en el mundo. No se acercan a ese tema porque es por lejos el principal mérito de ambos gobiernos de izquierda, por algo en la campaña del 2004 Tabaré Vázquez se apresuró a anunciar que Danilo Astori sería su ministro de Economía, y en el 2009 la integración de Astori a la fórmula fue clave para la victoria del Frente Amplio. Como si fuera poco, el primer cargo que anunció Tabaré Vázquez fue nuevamente el de su ministro de Economía. ¿Adivinen a quien designó? Nuevamente a Astori. Debe ser por los problemas y dificultades que tiene la economía uruguaya, por la caída de los niveles de producción y de empleo, por la baja en la inversión social y los dramáticos índices sociales de la última década, por la situación de la deuda pública. Y lo insólito es que todo esto se pudo hacer sin el invalorable aporte por la izquierda de Constanza Moreira y su equipo.

Es que allí está la clave. Suponemos que la senadora Moreira que proviene de las ciencias políticas no pretenderá que le demos crédito sobre la elaboración de una política económica, lo que nos debería informarnos es quienes son sus asesores, que méritos nacionales e internacionales tienen o han tenido. De esa manera al menos podríamos conocer las bases teóricas y de experiencia sobre las que basa tanta soberbia.

A menos que en eso de los giros funcione el mismo sistema que funciona en la oposición, consideran un cambio de modelo simples críticas y comentarios y poco más. Total en el caso de la senadora Moreira siempre estará Astori para que las cosas funcionen y algunos puedan opinar sin ningún peligro, nadie creerá que tendrán nada que ver con la conducción de la economía. Serán comentarios y poco más.

No voy a seguir en el tema económico porque me faltan informaciones, contextos, referencias de parte de Moreira y conocimientos de mi parte, yo reaccione desde el punto de vista político, que es de directo conocimiento de la senadora.

Así de pasada o mejor dicho de una simple cachetada desacreditó las ideas de un primer paquete de medidas propuestas por el candidato electo por el pueblo frenteamplista con el 82% de los votos, doctor Tabaré Vázquez. Estas han sido elecciones extrañas, ganadas más con la lengua que con los votos. Resulta que algunos obtuvieron menos de un voto de cada cinco y se han subido al púlpito de todas las cátedras.

Incluso en la derecha, Luis Lacalle Pou obtuvo menos votos que su padre en las elecciones pasadas pero se pasea por el pentagrama político como el supremo ruiseñor.

El mensaje de Moreira en esa respuesta de que "Creo que ningún plan de Gobierno debería ser hecho por el candidato a presidente y tres asesores" "Los planes de gobierno necesariamente deberían hacerse en consulta con la fuerza política",  demuestra varias cosas. Las confirma.

Primero, no se trataba de un plan de gobierno y segundo está basado conceptualmente en el Programa del Frente Amplio. A mí el procedimiento del Congreso, cada día menos representativo, no me gusta, pero a la senadora la entusiasma y deslumbra.

Segundo, la senadora está demostrando que desde ya quiere que todo pase por los ferruginosos mecanismos del Frente antes siquiera que el candidato y menos aún el Presidente de la República respire y opine. Tendremos asegurado un fracaso de primera y de vanguardia.

Después de 9 años de gobernar y en el caso de la senadora de cuatro largos años de legislar o de aportar a nuevas leyes iniciativas que en su caso se conocen poco, algo debería haber aprendido y son los diferentes roles en los diversos momentos políticos e institucionales.

Por otro lado, la senadora tan cuidadosa con las formas "orgánicas" de los partidos, varios días antes de que los sectores que la apoyaron se hubieran reunido siquiera, ya manifestó su respaldo a la candidatura de Raúl Sendic a la vicepresidencia. ¿Esa no es una decisión que requiera la consulta a sus partidos, a sus listas, a sus grupos? Parece que no.

Todo es simpático, ligero, tenue como una libélula cuando se pasa en punta de pies sobre las responsabilidades legislativas o cuando hay que captar adeptos descontentos con algo. Más sólido y concreto es cuando hay que hacer política en serio y tratar de ganar unas elecciones, las terceras. Lo primero que recomiendan los polítólogos es no pescar en la propia pecera a costa de afectar los que están tratando de luchar en el mar abierto y embravecido de otras realidades. Ojo, los anzuelos para peceras se enredan en las pequeñas cosas y pueden hacer naufragar los grandes proyectos. Ejemplos sobran. Suponemos que varios de todas maneras, ya estarán comprando abundante jabones para lavar las manos y los trompos juguetones.

 



Florencio Luzardo

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net