*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Michael Añasco Michael Añasco
BLACKHAWK DAWN. EE. UU regreso a Somalia.
William Marino William Marino
Que nos pasa…
Fernando López D’Alesandro  Fernando López D’Alesandro 
La extravagante diplomacia checoslovaca
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
“Verdades” que son imposiciones: el caso de las ganancias de grandes corporaciones
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nosotros, la gente. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Maduro y las utopías
Jan Steverlynck (*) Jan Steverlynck (*)
ARTE Y SOLIDARIDAD Exposición Subasta Ecuador 1982. Para rescatar en la memoria
Esteban Valenti Esteban Valenti
Éramos tan pobres
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Vinieron por las playas
Enrique Canon Enrique Canon
De la esquizofrenia a la ira
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La cultura rural ante la globalización (1)
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
¿Hacia dónde vamos?
Carlos Pérez Carlos Pérez
La oferta y la demanda
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Atemporal
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Disciplinando a la profesión médica. Cuando la opinión de los pacientes es solo un ideal.
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
La muerte de Amos Oz : conciencia viva de Israel
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
La revolución cubana festejó su 60 aniversario en un cementerio: ¿Celebraron la vida o la muerte?
David Malowany David Malowany
Más trata el Frente Amplio de decir que vivimos en un país distinto y este más se parece al de siempre
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Largaron
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Bolsonaro: Su popstar primera dama y los uruguayos
José W. Legaspi José W. Legaspi
Cuba “¿una sociedad diferente?”
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Los tiempo cambian aceleradamente
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Un 2018 que Israel puede resumir con orgullo
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
Muere Amos Oz, el escritor israelí que levantó su voz contra los fanatismos de Oriente Medio
Luis Fernández Luis Fernández
Voy a escribir sobre el agua y el fuego
Pablo Mieres Pablo Mieres
El financiamiento de los partidos: entre los versos y las acusaciones
Daniel Feldman Daniel Feldman
Cacho Feldman, 44 años de ausencia
Daniel Vidart Daniel Vidart
La guerra y la paz
José Vera José Vera
Saludo de nuevo año
Roberto Savio Roberto Savio
Las cucarachas y los humanos
Ismael Blanco Ismael Blanco
“La mañana siguiente”
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
La deriva ética de la ONU y su irreverente negación de la historia
Juan Santini Juan Santini
Hasta aquí llego mi amor
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
Carta abierta a veganos, animalistas y afines
Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**) Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**)
A 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos
Jaime Secco Jaime Secco
¿Crear riqueza o acabar con la riqueza?
Juan Manuel Otero Juan Manuel Otero
El Concilio Arim / Miranda y sus ejes temáticos. ¿Academia/sociedad, buenas rela-ciones? ¿Descentralización?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Árbol sin raíces no aguanta parado ningún temporal
Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro
Las Fuerzas Armadas uruguayas y el naciente peronismo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Mónica Xavier

Lula es el enemigo público número uno de las clases dominantes

Mónica Xavier

11.04.2018

El Supremo Tribunal Federal le negó la legítima posibilidad del Habeas Corpus al expresidente de Brasil, el compañero Lula da Silva.

En el artículo 5, LVII, de la constitución de Brasil está escrito que nadie será considerado culpable hasta que la sentencia condenatoria se encuentre firme. Y el Código de Proceso Penal, en su art. 283, tampoco permite prisión (a no ser preventiva o in fraganti) sin sentencia firme. Por estos motivos, muchos juristas consideran que nadie puede ir preso si aún caben recursos de apelación de la condena. Y Lula aún puede apelar al STJ (similar a nuestra Casación) y al STF (Corte Suprema). De modo que no podría ir preso aún.

Sin embargo en una decisión tan controversial como reñida, la jueza Rosa Webber finalmente inclinó la balanza en contra de Lula, al contradecir su propio dictamen de 2016, cuando votó contra la prisión en segunda instancia. Aquel fue un voto categórico. Argumentó que la letra de la constitución la prohíbe y que no existe otra interpretación. Pero para Lula se dio vuelta.

Este caso deja al descubierto la artimaña de poderosos intereses que van mucho más allá del Poder Judicial, y que no respetan la institucionalidad ni la democracia. No es casualidad que hace tan solo unos meses voltearon al gobierno democrático de Dilma - sin ninguna prueba de corrupción en su contra - colocando a usurpadores que impusieran reformas laborales salvajes y raquitizaran presupuestos en políticas sociales. Ni tampoco es casualidad el asesinato a balazos hace pocos días de Marielle Franco ni que la semana pasada dispararon contra la caravana de Lula. Por si fuera poco el ministro de Defensa y el Comandante en Jefe del Ejército amenazan desembozadamente a la institucionalidad.

"Compañeros y compañeras: pueden tener la certeza que yo estoy más tranquilo que los que me están acusando. Porque mi tranquilidad, es la tranquilidad de mi inocencia y la intranquilidad de ellos es la intranquilidad  de quien sabe que están haciendo una gran canallada conmigo y yo no tengo miedo de ellos, y voy a luchar, voy a luchar, voy a luchar y voy a luchar... porque mientras tenga un minuto de vida yo estaré a la par de ustedes, probando que la única cosa que vale la pena saber en ésta nuestra pasada por la tierra, es que no hay que tener miedo de luchar, no hay que tener miedo de vencer y no hay que tener miedo de gobernar". Esto dijo Lula frente a una multitud que colmaba el estadio de Pituaçu, Salvador de Bahia, el 15 de marzo pasado.

Allí está la clave. El establishment asociado a la derecha ya no aguanta más a las fuerzas populares en el gobierno y hace cualquier cosa para impedir que sigamos gobernando. Las bardas en remojo. Quieren apresar a Lula sin haber terminado el juicio en su contra. Porque Lula es el favorito del pueblo para ganar las próximas elecciones y el enemigo público número uno de las clases dominantes.



Dra. Mónica Xavier.

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net