*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los uruguayos y el tiempo
Luis Ferández Luis Ferández
Izquierdas...
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Cosecha de muerte en Franja de Gaza.
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Alto el fuego Israel-Hamas: entre alivio y preocupación
Carlos Garramón Carlos Garramón
Trump Vs. Xi. Buenos Aires, 29 de noviembre
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
En libertad… el día después
Rodolfo Martín Irigoyen Rodolfo Martín Irigoyen
La “carne cultivada” y otras amenazas
Pablo Mieres Pablo Mieres
La apertura y bienvenida a los inmigrantes
Álvaro Guerrero (*) Álvaro Guerrero (*)
La pospolítica y el pos Uruguay ¿que se viene?
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La conjura de los necios
William Marino William Marino
Domingo de elecciones
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
De cocina… (Abordando eso gris, que parece la teoría)
Héctor Musto Héctor Musto
Polemizando, nuevamente, con los Navegantes
Carls Wuhl Carls Wuhl
Y una vez más un cuadro de dadores de lecciones
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
De la concentración de la riqueza y el poder decisional a democracias plenas
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Poniéndole cifras al despilfarro de recursos en la salud
José W. Legaspi José W. Legaspi
Navegantes: Democráticos, libres, y de izquierda
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Preguntas a Roger Waters
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Interpretación libre o dirigida de un afiche
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sistema Nacional de Inteligencia del Estado (SNIE)
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Brasil y nosotros
Jaime Secco Jaime Secco
Complicar la democracia
Michael Añasco Michael Añasco
IbnKhaldun y los 7.000. príncipesárabes
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Expropiación de los derechos humanos en el uruguay del siglo XXI
José Pablo Franzini Batlle José Pablo Franzini Batlle
Brasil. Gracias Artigas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Prohibición del café
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Crónica de un fracaso anunciado.
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
¿Con qué parte del cuerpo está votando Brasil?
Pablo Cúneo Pablo Cúneo
Los Mismos Cerdos de Siempre
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Esperando a Kusturica: “El Pepe, una vida suprema”
José López Mazz José López Mazz
La arqueología una ciencia jóven
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Romero, Amielio y Jair. Uno a Uno.
Jorge Jauri Jorge Jauri
“Navegantes”, la libertad para otra política
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Que tienen los pobres en la cabeza Uruguay
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Cuando el socialismo uruguayo estaba entre López Rega y Videla
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Lacalle Pou es el candidato ideal
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Daniel Feldman

Hacen falta poetas

Daniel Feldman

26.07.2018

No pretendo hacer una historia de la “poiesis” o sus derivados, ni mucho menos.

No pretendo hacer una historia de la "poiesis" o sus derivados, ni mucho menos.

Nada más alejado de mis intenciones que adentrarme en los recónditos caminos de la creación poética, sea en verso, prosa o en la versión que se quiera. No soy más que un simple, común y mortal lector, y más allá de algunos versos adolescentes y juveniles -e incluso alguno infantil- mi relación con la poesía es la de un extasiado admirador.

Admirador de la poesía y los poetas, que no es decir de aquellos textos que algunos titulan como poemas y menos de los pretendidos autores que se autodenominan  poetas. Pero reitero, no es objetivo de esta nota la literatura.

Cuenta la historia que existieron los Siete Sabios de Grecia, que a decir del escritor Javier Negrete debían ser muchos más, ya que había numerosas listas de siete compuestas por diferentes personas. Pero en todas -o casi todas- aparece Solón.

No es en vano hacer una breve digresión y recordar un relato de Diógenes Laercio sobre los Siete Sabios. Dice que unos pescadores de la isla de Cos -ínsula griega del Mar Egeo, ubicada a solo cuatro quilómetros de la costa turca- encontraron entre sus redes el trípode de Helena de Troya, que esta había arrojado a las aguas al emprender su viaje de retorno de Troya a Esparta. Los pescadores  habían vendido por anticipado el contenido de sus redes a unos viajeros de Mileto, pero al encontrar el trípode se negaron a dárselo. Ello originó una guerra entre Cos y Mileto - ¿otra vez Helena?, y después nos asombramos de las guerras de hoy-. Como el conflicto parecía no tener fin, los combatientes acudieron al Oráculo de Delfos para decidir qué hacer con el trípode. El oráculo dictaminó que fuese entregado al hombre más sabio, razón por la que se le dio a Tales de Mileto. Sin embargo, este modestamente rechazó el trípode y la distinción, y se lo envió a Bías de Priene, que también lo rechazó y envió a otro miembro del grupo, y así sucesivamente. Al final, el trípode fue dedicado a Apolo. Parece obvia la moraleja.

Volvamos pues a Solón. Dicen que vivió aproximadamente entre los años 638 a 558 a.C.

Aparentemente sus años mozos estuvieron dedicados al comercio, ya que su familia había caído en la pobreza, y a la poesía, aunque esta no tenía para él, por entonces, otro fin que el entretenimiento.  Según Plutarco, sus emprendimientos comerciales correspondieron más a un espíritu aventurero que a afanes de lucro, llevando una vida bastante austera, demostración de lo cual son unos versos en los que no hacía diferencia entre

"el que posee gran copia de oro y plata,

campos extensos de abundantes mieses,

y mulas y caballos, y el que solo

tiene un pasar honesto que le baste

a comer y vestir cómodamente;

y si en mujer a hijos a esto acreces

belleza y juventud, la dicha es llena"

Siendo aún joven el poeta, finalizó la guerra entre Atenas y Megara por la posesión de Salamina. Cuenta Plutarco que Solón se dirigió a la plaza y recitó un poema elegíaco denominado Salamina, incitando -y convenciendo- a los atenienses a no rendirse. Se reinició el conflicto -ahora con Solón a la cabeza- y Salamina fue recuperada.

Ello elevó su prestigio, a lo que se agregaba su fama de moderado, en una época signada por el agudo conflicto entre la aristocracia y la clase popular, al punto que se lo nombró arconte, con el apoyo de los dos bandos en pugna, otorgándosele un poder especial para legislar e introducir modificaciones en la forma de gobierno.

Propició una serie de cambios y elaboró lo que se conoce como "Decálogo de Solón", que según muchos autores sentaría las bases de la futura democracia ateniense, que llegaría a su esplendor en época de Pericles.

Las diez máximas o principios son:

  • Ten por más fiel la probidad que el juramento.
  • No mientas.
  • Piensa en acciones ilustres (acá las traducciones difieren: en francés se dice aplícate a cosas útiles -appliquez-vous à des choses utiles- en tanto que en inglés la versión sería persigue objetivos dignos -pursue worthy aims-).
  • No hagas amigos de presto, ni dejes los que ya hubieres hecho.
  • Manda cuando hubieres ya aprendido a obedecer.
  • No aconsejes lo más agradable sino lo mejor.
  • Toma por guía la razón.
  • No te familiarices con los malos.
  • Venera a los dioses.
  • Honra a los padres.

En las traducciones estos dos últimos puntos aparecen separados, pero en la versión griega son uno solo.

Los precedentes no son leyes, sino consejos. Solón gobernó en una época en que los destinos eran regidos por los "eupátridas", los bien nacidos, la antigua nobleza terrateniente, y lo hizo a satisfacción de los ricos -por ser hombre acomodado- y de los pobres -por la opinión sobre su probidad-.

La isonomía -igualdad ante la ley-, la isopoliteia -la igualdad de derechos de los ciudadanos de las diferentes polis- y la isegoría -el derecho de todos los ciudadanos a participar en el ágora- fueron jalonando el difícil camino hacia la democracia, que los atenienses hicieron a lomos de la palabra, hablada en este caso.

Solón, el poeta devenido en gobernante, marcó el camino hacia la democracia convertido en nomoteta, un redactor de leyes, y de esta manera incorporó la palabra, ya escrita, desestimando la actuación precedente de los aristócratas, que hacían una interpretación interesada de los preceptos consuetudinarios.

Nos remontamos más de 2.600 años en la historia, y sin embargo parecería que hoy nuevamente el mundo, de alguna manera, está -o sigue- dividido básicamente en dos bandos, sin encontrar caminos de entendimiento ni de colaboración.

Capaz que estamos en hora de evocar a Solón, y pedir por algún o alguna poeta; pero poeta en serio, no versero, que nos sacuda un poco el polvo de los tecnócratas de oficina y los filósofos de boliche.

 

 



Daniel Feldman | Periodista


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net