*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Esteban Valenti Esteban Valenti
Discutir ideas, discutir insultos
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Luis Fernández Luis Fernández
¿Alguien sabe dónde está la brújula?
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Israel y mujeres
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
William Marino William Marino
Los medios de información
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Detalles de la inmigración africana

Luis Fernández

09.08.2018

En la actualidad esa misma Europa que explotó de mil formas a Africa, hora recibe ciertas consecuencias

La mentalidad colonial, fue evidentemente rapaz. Fueron a llevarse de África y otras tierras, todo lo que podía ser útil, incluso exclavas y exclavos.

A esa Europa no le importaba nada esa gente, es obvio si los exclavizaban. Es interesante, al menos por un momento, ponerse en la mente de esos políticos monárquicos que formaban las Cortes y asesoraban a los Reyes.

Esa mentalidad que ni siquiera ve como semejantes a la gente humilde de sus propios pueblos, (así son los monárquicos), vaciaron a Africa de gente y de riquezas.

Cuando los problemas en las metrópolis se agravaron, optaron primero por estos. Y muchas zonas de África pasaron de ser Colonias a "Repúblicas". Ya en ese tiempo, un Estado para ser República debía tener una "masa crítica" de individuos que conocieran las reglas de la administración, del comercio y de los vínculos con otros estados africanos o europeos.

Pero a los africanos nadie les había enseñado nada y siguieron tan dependientes como antes, a pesar de que ahora tenían bandera.

La única organización que conocen de sus antepasados es la tribal.

Esos estados están organizados en forma piramidal. Al frente hay un Rey, o Presidente o Jefe con una Corte a su servicio y un ejército entrenado y leal. Ahora estos "gobernantes" son los encargados de "negociar" los minerales con las empresas europeas y norteamericanas.

Para Occidente esto es mucho mejor que antes. No tienen que lidiar con toda esa masa de gente "inculta, "sucia" y "negra".

Ahora bien, las empresas siempre compiten entre ellas. Si una consigue los permisos para extraer los minerales, porque da con el "precio" del Rey de turno; algunas otras empresas le arman guerrillas internas a ese Rey que no "colabora" con ellas. Ese Rey se defiende y recluta más gente para su ejército. Esas "levas" no son optivas precisamete y allá marchan los hombres y jóvenes al ejercito. Es así que cada tanto nos llegan noticias de guerrillas que atacan aldeas donde la mayoría son mujeres niños y ancianos. Se llevan las mujeres jóvenes porque esos guerrilleros sin casas, necesitan "esparcimiento".

Estas circunstancias producen el contexto, para que miles de africanos por año, decidan caminar cientos y miles de kilómetros para llegar a las costas frente a Europa. Este recorrdio a veces es de noche para evitar asaltos.

Hacen todo ese viaje con mucha precaución. Muchas veces varios familiares colaboraron con el viajante, para que lleve el dinero necesario para pagarle a la mafia que le permitirá subir en una patera.

Saben que pueden morir ahogados, pero la posibilidad de llegar a la otra orilla siempre es mejor que vivir en África.

Hasta hace unos años en las reuniones ministeriales de Europa, "preocupados" por el tema de la inmigración, se hablaba de que se debía "aceitar" los vínculos con el rey de Marruecos. A este país pertenece casi toda la costa africana frente a Europa.

Luego de preguntar. supimos que para Europa "aceitar" significa "ayudar económicamente " a Marruecos. Por supuesto que ese Rey es el que se encarga de "gestionar" toda esa ayuda, en "beneficio" de su pueblo.

Entonces cuando la "ayuda" es "interesante", Marruecos controla la salida de pateras y reprime a los que aspiran a navegar.

Cuando la "ayuda" se enlentece o se contrae, entonces salen muchas pateras.

La ultra derecha, de alguna forma tiene su ADN monárquico.

Por eso Salvini. Le Pen o incluso el nuevo "lider" del PP (Casado) rechazan la ayuda a esos navegantes-náufragos.

La "estupenda" idea de la ultra derecha es que si se les cierran todos los puertos, van a morir unos miles de africanos, pero luego dejarán esa "peregrina idea" de querer vivir a costa de los europeos...

Muchos pueblos alejados de los centros urbanos en España e Italia están quedando vacíos. Hace unos días en un pueblo ofrecían casas por 1 €; pero no como renta diaria, si no como propiedad de la misma.

España es uno de los países con menor índice de natalidad

¿No habrá un grupo de educadores, sociólogos, urbanistas y/o emprendedores, que pueda pensar alguna alternativa a esta crisis civilizatoria?

 

El 10/08/18 aparece esta noticia: https://www.elindependiente.com/

 

Luis Fernández



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net