*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El después qué. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Esteban Valenti Esteban Valenti
Democracia fuerte, medios pobres
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Crear 1, 2, 3 puntos del PBI es la consigna revolucionaria de la hora
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Conexión México Por Ruby Soriano Conexión México Por Ruby Soriano
Periodistas con armaduras de plomo
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Luis Fernández Luis Fernández
Los independentistas en la hora actual
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Silencio que abruma
Federico Sequeira Federico Sequeira
Liviandad autoritaria
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Daniel Vidart y el amor a nuestra tierra
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
William Marino William Marino
Los candidatos
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Voto de los uruguayos en el exterior
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Los pesos pesados definirán sobre Venezuela
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Imperialismo.(Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Daniel Feldman Daniel Feldman
Magallanes, la vuelta al mundo y los desaparecidos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La embestida populista causa daños
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Nunca pensé que saldría esposado de mi casa
Roberto Sanzón Mizrahi Roberto Sanzón Mizrahi
La recuperación de países arrasados
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Del día más solemne y triste al más alegre del calendario israelí
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Una vez más, estamos mejor y peor al mismo tiempo
Rodolfo Martín Irigoyen Rodolfo Martín Irigoyen
Todos somos orgánicos
Héctor Musto Héctor Musto
Hace 41 años... yo comunista
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Los sinuosos caminos de la derecha, la insólita ruta conservadora y la izquierda correcta
Jaime Secco Jaime Secco
Una mañana de abril en dictadura
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Milton Ramírez
imagen del contenido Milton A. Ramírez

El ejercicio de la autoridad sin complejos y sin sentido de culpa

Milton A. Ramírez

18.08.2018

Costó pero se logró. Casavalle no pudo ser, no es y no será un feudo de bandas criminales. Los Chingas y “La Gorda” Mónica fueron arrasados. El Ministerio del Interior fue la punta de lanza junto a la Fiscalía y la Intendencia. Se unificó todo en un plan, un operativo y un mensaje que podría resumirse en “acá manda el Estado”.

 

Fue un trabajo de años. La Plaza de la Convivencia de Casavalle fue de 2013 y a partir de allí un montón de idas y venidas y debates políticos e ideológicos dentro del Gobierno y del partido de gobierno para poder lograr la reconversión de un barrio estigmatizado.

Había que restablecer la convivencia, y ya en este período de gobierno, había que establecer el poder y dar la clara señal de quién manda.

Cambiar un barrio no es tarea de una sola institución. Cambiar un barrio que estaba en disputa entre bandas criminales menos aún. La banda de Los Chingas, y otras bandas de esas zonas, por la enorme ignorancia que tienen más allá de sus territorios, se creyeron que podían dominar "Los Palomares" primero y Casavalle después.

La narración pormenorizada, tan bien escrita como cruda, la realizó el periodista Gabriel Pereyra en su columna de El Observador, "Romeo y Julieta entre las balas de Casavalle".

Hubo ministerios que fallaron. "No se animan a entrar" había dicho con franqueza inusual el Director Nacional de Policía, Mario Layera. Tanto era así que el día que entraron se encontraron con una expandida tuberculosis, entre otros problemas sociales, urbanos, de limpieza, de orden y de poder.

La gota que desbordó el vaso fue la usurpación de decenas de casas, una usurpación a punta de pistola. Luego hubo un duro trabajo para que se hicieran las denuncias, para que se testificara, para proteger a los testigos, para reubicar a los desplazados. También hubo un pormenorizado trabajo para documentar las evidencias que hallaron policías y fiscales. Estas evidencias debían llegar claras y sólidas a los jueces. Ahora la Justicia podía establecer fallos con los mismos elementos que se conocían policialmente.

Tal vez enojado por el desafío, tal vez en un alto en sus otras actividades, tal vez por que ahora le explicaron bien cual era el camino que se debía seguir y que él debía tomar cartas en el asunto y terminar con las trancaderas internas, el Presidente tomó la resolución de darle poder a una comisión para que resolviera este tema de Casavalle y de los casavalles que fueran.

"Seremos implacables con los grupos criminales que intenten tomar controles territoriales" dijo el sociólogo, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior.

Y así fue que, uno por uno Los Chingas terminaran en la cárcel y hasta "La Gorda Mónica", la líder del grupo, líder que terminó delatando a los suyos para evitar ir a la cárcel.

Casavalle y sus "Palomares" fue el intento más serio de feudalización de un territorio. Pero se evitó, se revirtió, se iluminó, se limpió se hicieron calles ya ahora solo falta la consolidación de todos esos cambios, mientras los vecinos del barrio festejan y respiran tranquilidad nuevamente.

Pero este final, a punta de pistola y con centenares de efectivos del Ministerio del Interior en acción, fue posible porque se le puso fin a una disputa interna en el Gobierno que tenía paralizado el avance en las soluciones -soluciones crudas y duras pero inevitables- que se debía aplicar en este territorio.

La disputa polítco-ideológica terminó con una conclusión, "se ejercerá  la autoridad sin complejos y sin sentido de culpa".





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net