*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El derecho a un proyecto político nuevo
Fernando López D’Alesandro  Fernando López D’Alesandro 
Bolsonaro, nosotros y la contradicción principal de nuestro tiempo
William Marino William Marino
El divide y vencerás
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
De 1999 al 2019. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Pérez Carlos Pérez
13 de Diciembre. Aniversario del nacimiento del General Liber Seregni, dos días antes del Plenario Nacional del FA
Juan Santini Juan Santini
Hasta aquí llego mi amor
Esteban Valenti Esteban Valenti
La Alternativa ¿Para qué aliarse?
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
¿Quién no lo conoce a Juan?
José W. Legaspi José W. Legaspi
¿De qué se ríe, excelentísimo expresidente, Dr Julio María Sanguinetti?
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La estrategia para destruir al Sistema
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
Carta abierta a veganos, animalistas y afines
Pablo Mieres Pablo Mieres
Ladran, Sancho, señal de que cabalgamos
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Un mundo se tambalea, pero el malon sionista esta presente
Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**) Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**)
A 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos
Jaime Secco Jaime Secco
¿Crear riqueza o acabar con la riqueza?
Juan Manuel Otero Juan Manuel Otero
El Concilio Arim / Miranda y sus ejes temáticos. ¿Academia/sociedad, buenas rela-ciones? ¿Descentralización?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Israel es el único país del mundo libre que tiene terroristas de vecinos
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Preocupación global por el precio de los medicamentos
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Asunción AMLO en México
Luis Fernández Luis Fernández
Malas noticias para Andalucía y toda España
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Árbol sin raíces no aguanta parado ningún temporal
Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro
Las Fuerzas Armadas uruguayas y el naciente peronismo
Héctor Musto Héctor Musto
Mis motivos para apoyar a Mario Bergara
Daniel Vidart Daniel Vidart
Caida y redención de la yerba mate
Alvaro Guerrero (*) Alvaro Guerrero (*)
La promesa y la acción en política
Ismael Blanco Ismael Blanco
La belleza
Michael Añasco Michael Añasco
James Jimmy Jones: cobarde hasta el fin
Jorge Jauri Jorge Jauri
La coalición o el optimismo de la razón
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
(Ciencia + periodismo) militante = fake news
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los médicos que hacen suyo el juego del gobierno
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Que grueso error María Julia
Felipe Michelini Felipe Michelini
El sistema de justicia: una reforma estructural pendiente
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
Roger Waters, embajador itinerante del B.D.S. La inveterada costumbre de satanizar a israel
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
De la concentración de la riqueza y el poder decisional a democracias plenas
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Preguntas a Roger Waters
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Interpretación libre o dirigida de un afiche
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sistema Nacional de Inteligencia del Estado (SNIE)
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Brasil y nosotros
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Expropiación de los derechos humanos en el uruguay del siglo XXI
José Pablo Franzini Batlle José Pablo Franzini Batlle
Brasil. Gracias Artigas
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
¿Con qué parte del cuerpo está votando Brasil?
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Dr. Federico Arregui Mondada

La demonización de los funcionarios públicos

Dr. Federico Arregui Mondada

09.09.2018

Hace ya un tiempo importante que venimos asistiendo a este fenómeno, a expresiones de clase social y/o intereses corporativos que denostan a nada menos que 300 mil uruguayos aproximadamente, y por ende, a sus familias. A mis 45 años recuerdo la década neoliberal de los 90 y ahora un nuevo empuje de sus adláteres que quieren revivirlo…

Reflexiones impostergables y previas

Claro está que, cualquier ciudadano, puede, en el libre ejercicio de su libertad de expresión, opinar, juzgar, sentenciar, etiquetar y, si se me permite la expresión, " maldecir ", a quien quiera.

Sobre todo esto último sucede a menudo en las redes sociales, donde al decir de Umberto Eco, pululan " legiones de idiotas" que fundamentan sus expresiones, sentimientos y razonamientos ( ¿ razonamientos ?) en poco más de 140 caracteres ( Twitter ). Ya está un dicho popular de las redes que dice: " se creen pensadores en Twiter, amigos en Facebook, fotógrafos en Instagram "....va a ser duro el despertar... Y aún así, esta horizontalización de la comunicación de las redes sociales, la democratización de vastas masas de seres humanos de acceder a información alternativa, de ejercicio de la libertad de opinión del pensamiento, es útil y si se me permite la licencia, hasta una conquista para la sociedad de buena fe que usa las mismas. Eso viendo lo positivo, claro. Viendo lo negativo, asistimos a una cuasi permanente avalancha de fake news ( noticias falsas que quieren hacerse pasar por verdaderas por intereses, oscuros siempre, de cualquier sector de interés ), opiniones de bots, trolls, cuentas falsas, anónimos cobardes, y toda una amplia y variopinta gama de cobardes y seres de bajos instintos.

Razonar, exponer a la opinión pública, es un duro, arduo ejercicio intelectual, una fatiga importante darse cuenta de las limitaciones del idioma y de las capacidades de transmisión del pensamiento de uno mismo, de la necesaria serenidad de espíritu que se requiere para exponer ideas, contraponer opiniones. Requiere de humildad, autocrítica, constancia, perseverancia, corrección permanente. Y aún así, nunca, o casi, se logra, de manera clara, contundente y eficaz, transmitir el verdadero pensar y sentir.

Funcionarios públicos y su intento de menosprecio

La República Oriental del Uruguay es la asociación política de todos los habitantes comprendidos dentro de su territorio ( art. 1° de la Constitución), ergo, dentro de dicho concepto cabemos todos: seres humanos que ejercen las más variadas actividades para beneficio propio y lógicamente de sus familias, agrupamientos, y finalmente, del país.

Dicha República es y será siempre libre e independiente de todo poder extranjero ( art. 2° de la Carta Magna ), lo que significa que somos independientes, pero ello no implica que estemos ajenos a lo que sucede en el mundo y la región, dicho esto porque por el tema que trataremos de traslucir hoy, en negro sobre blanco, no es casualidad que tanto en Brasil como en Argentina ( la Argentina de Macri y el Brasil de Temer y el consabido desbarranque institucional de nuestros vecinos ) haya una tijera afilada y gigante, con el afán confesado de echar de sus trabajos a los funcionarios públicos, con el pretendido mote de inútiles, privilegiados, parásitos, acomodados y toda un riquísimo elenco de " hermosos " adjetivos peyorativos de este amplio sector social ( ¿ casualidad ?, ¡ claro que no ! ).

Jamás, nuestra República será el patrimonio de personas ni de familia alguna ( art. 3° de nuestra sagrada Constitución ). Clara y contundente definición axiológica que es un axioma, una verdadera verdad en sí misma que, ¡ cuidado !, no significa que no debamos estar atentos y alertas ante intentos de borrar con el codo lo que se escribió con la mano. Pero sobre todo, porque se aprobó en las urnas por el demos, el soberano, el pueblo, a través del sufragio universal y secreto.-

Hay una inconfesable voluntad expresada por lobbies empresariales y sus defensores, ya legisladores, ya opinadores, ya operadores en los medios de comunicación, de decir que el Estado es gordo, que le falta musculatura, que es imperioso echar ( claro que lo dicen con eufemismos, con vaguedades, sin tener los cojones y/o los ovarios bien puestos para decirlo así, de frente y mano ) a los funcionarios públicos. Por cierto, que esto no es nuevo, para el ciudadano atento y alerta a lo que sucede con la cosa pública. Se dice que entraron, en estos períodos de gobierno del Frente Amplio, 70 mil nuevos funcionarios al Estado, pero omiten decir que fue en el Ministerio del Interior ( Policía ), Educación ( maestros y equipos multidisciplinarios ), Sistema Nacional de Cuidados, en su amplísima mayoría y por mecanismos cristalinos y transparentes. Pero hay una "cuenta" que no cierra, siguiendo el criterio de análisis de estos impolutos e impolutas, ¿ los 230 mil restantes en qué períodos de gobierno entraron ?. Pregunta que tiene una respuesta obvia y clara.

Me niego, como ciudadano, a seguir en este camino de denostación de actividades. Los funcionarios públicos son uruguayos y uruguayas que vuelcan lo obtenido de sus salarios en el mercado interno, que consumen a pequeñas, medianas y grandes empresas que venden al mercado interno. Algunas lo hacen al mercado externo exclusivamente pero paralelamente hay otras que también al interno. Por ende, ese camino de análisis, no admite el menor gasto de energía intelectual ya que cae por su propio peso.

Todos somos necesarios en este país, en esta aventura que sigue siendo construir un Uruguay inclusivo, moderno, próspero. Claro que hay y habrá dificultades, ello forma parte de las sociedades humanas desde antes de la historia.

Agenda de Derechos para el próximo quinquenio

Por supuesto que los números de la macroeconomía deben ser respetados, y utilizados como herramienta esencial, para una Economía sana que perdure en el tiempo. Claro que deben corregirse números y presupuestos, pero en clave positiva e inclusiva y sin dejar de ver que la Economía debe estar al servicio del ser humano, y no al revés como pretenden algunos .

Como hemos sostenido en otros artículos creo que en el próximo quinquenio debe tenderse a que, al igual que los trabajadores de la actividad privada, los funcionarios públicos ( desde el Presidente de la República hasta el más humilde funcionario municipal ) deben cobrar salario vacacional. Sería una conquista social ineludible y que ya he trasladado a varios dirigentes de varios partidos políticos ( hombres y mujeres . Y por cierto, donde he encontrado receptividad fue en una mujer a quien respeto mucho y ojalá logre su objetivo junto a su amigo, que también es el mío ).

En fin, ojalá el mensaje llegue a quien corresponda. El afán es el encuentro y la búsqueda y estoy dispuesto a charlarlo con quien lo desee, aún desde la discrepancia. Un país se contruye entre todos, y fundamentalmente debemos tener claro, que todos somos importantes, todos somos útiles y necesarios. Nadie sobra. Dejo mi mail de contacto.

Contacto: federicoarregui07@gmail.com





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net