" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Esteban Valenti Esteban Valenti
Discutir ideas, discutir insultos
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Marcelo Marchese
imagen del contenido Marcelo Marchese

La difamación como arma disuasoria del sionismo

Marcelo Marchese

19.09.2018

Quiero manifestar mi agradecimiento al Mensuario judío IDENTIDAD, que ha tenido a bien publicar "El monstruoso contrato ROU UPM", mas debo señalar mi desagrado ante su inopinado acápite, a cargo de Jorge Freg, que dice: "Marchese me cae mal por ser un antisemita declarado pero este análisis tiene muchos puntos que evidentemente tienen fundamentos muy contrarios con el bienestar del país"

Lo escrito en su primera mitad por el buen amigo Jorge Fred, de quien ignoraba radicalmente su existencia, o al menos eso dice mi memoria, manifiesta lo que Jorge Fred piensa que piensa Marcelo Marchese, pero no lo que piensa Marcelo Marchese y desafío a Jorge Fred y al mensuario IDENTIDAD in totum, a encontrar una sóla vez en que me haya declarado antisemita.

Lo que sí he hecho, y seguiré haciendo a pesar de cualquier obstáculo real o imaginario (los obstáculos imaginarios suelen ser más eficientes que los reales) es defender a cualquier pueblo nativo de cualesquiera invasión imperial y posterior colonización y eso incluye, claro está, al indomable pueblo palestino y al sanguinario Estado imperial y colonizador de Israel.

Demasiado a menudo los serviles del imperio han difamado para amedrentar, a todo aquel que se pone del lado del pequeño David y en contra del imperial y colonizador Goliat, y esa difamación utiliza palabras tales como "antisemita", "judeófobo" o "nazi", palabras que no expresan peculiaridades del difamado, sino preocupantes peculiaridades de los difamadores, por ahora, impunes.

El racismo es en parte una opción política, pero sobretodo, es un grave problema psicológico, lo cual no obsta para que considere al racismo como algo eminentemente despreciable y precisamente esa es una de las causas para enfrentar al Estado de Israel, una etnocracia que para colmo, ahora, ha constituido como ley una práctica aberrante que lleva decenios, y antes que aparezca un papanatas diciendo que los árabes tienen igualdad de condiciones en aquella democracia racial, le pedimos que en esa eventual respuesta, publique el porcentaje de tierras que el Fondo Nacional Judío ha destinado a los sobrevivientes nativos, auténticos dueños de aquel país, quienes fueron expulsados por cientos de miles, mediante actos terroristas acicateados por esa ideología sospechosamente racista llamada "sionismo", en el año 1948.

Esa expulsión mediante violaciones, fusilamientos, casas dinamitadas y sobre todo, lanzallamas, es llamada por el pueblo palestino como "Nakba" es decir, "La Catástrofe".

Aprovecho la ocasión para hacer un llamado a todos los orientales que sienten hervir su sangre cada vez que el fuerte y rico, atropella al pobre y débil y lo encarcela, lo tortura, lo masacra o lo tiene recluido en un campo de concentración a cielo abierto, como es el campo de concentración a cielo abierto llamado Gaza, donde, por las limitaciones energéticas impuestas por el Imperio, suelen hacer operaciones iluminados por un celular, y donde la mitad de los niños no manifiestan deseos de vivir.

Somos testigos de esa barbarie terrorista, pero esos palestinos son muy "raros" y se encuentran muy lejos y a muchos de nosotros nos cuesta enfrentar a un Imperio, que tiene sirvientes muy bien distribuidos en funciones de poder, pero en un caso así, la neutralidad sólo significa dejar que la barbarie criminal se siga cebando sobre un pueblo casi indefenso.

Es por esto que llamamos a apoyar activamente al BDS, el Movimiento de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel, que han apoyado figuras como Roger Waters, Stephen Hawking y Caetano Veloso. Es un movimiento pacífico, que ha inquietado a Israel lo suficiente como para salir a invertir millones de dólares en promocionar la "Marca Israel", es decir, en tratar de decirle al resto del mundo que son justamente lo contrario de lo que son, cosa que bien saben los palestinos.

Este boicot reedita la experiencia del boicot que se llevó a cabo contra el Estado racista de Sudáfrica, el cual, afortunadamente, terminó cayendo y creo que debemos apoyarlo por ser una muy buena causa.

El BDS viene creciendo a nivel mundial, pero lamentablemente, al parecer, todavía las barbaridades que lleva a cabo el Estado imperial y colonizador de Israel, no son suficientes como para despertar la piedad de la humanidad y eso que se esmera el Estado imperial y colonizador de Israel, en llevar a cabo un día sí y otro también, todo tipo de atropellos criminales.

Ellos piensan, claro está, midiendo a los demás con su propio rasero, que el resto del mundo somos unos comprados o unos insensibles o unos cobardes. Lindo sería que les demostráramos que no somos ni unos comprados, ni unos insensibles, ni unos cobardes, que somos hombres y como hombres, nos preocupamos por nuestros hermanos, aunque sean esos "raros", intencionada y malévolamente creados "raros" para nosotros, árabes.

Con un gesto de la mano, como quien se saca de encima sin querer hacerle daño, a un mosquito impertinente, saquémonos de encima a los difamadores cómplices de crímenes, y pensemos en cómo incidir en nuestros artistas, en todos nuestros referentes culturales y en el Estado todo, para que se sume al pacifista Movimiento de  Boicot, Desinversiones y Sanciones, contra el Estado de Israel proclamado recientemente racista, el cual se erige sobre los huesos y la sangre de los primitivos habitantes de Palestina.



Marcelo Marchese

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net