*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Willliam Marino Willliam Marino
Los cínicos y mentirosos
Luis Fernández Luis Fernández
Acerca de las direcciones gremiales de nuestra Enseñanza
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hacer política sin ser lobo ni oveja
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Atentado en Notre Dame de París
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Estados confesionales en el mundo
Michael Añasco Michael Añasco
Rwanda a 25 años del genocidio
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
En polémica. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Paris: la catedral de Nôtre Dame en llamas
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Maldición de Malinche
Carlos Visca Carlos Visca
Al margen de los últimos acontecimientos en las Fuerzas Armadas
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Sionismo: de la emancipación judía a nación de amos
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Beresheet se estrelló. Pero Israel no fracasó.
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Censura o “problemas cargando la página”
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
¿En nombre del pueblo? La amenaza populista a la salud
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
La República no era platónica
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Otra economía, otro país
Jaime Secco Jaime Secco
El problema no es el dictamen sino la existencia de tribunales de honor
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
Jorge Braun Jorge Braun
Jose Nino Gavazzo, una pieza insignificante en el engranaje de la DICTADURA.
Héctor Musto Héctor Musto
El Partido Independiente: error y falta de ética política
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Mieres
Juan Santini Juan Santini
La Justicia de una democracia tutelada
Pablo Rudich Pablo Rudich
Masacre de Christchurch y la ultradercha en Austria
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El mejor candidato para ganarle al Frente Amplio
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

¡Felicitaciones Alcalde Charo López!

Jorge Balseiro

30.09.2018

Si algo importa del tercer nivel de gobierno, es la cercanía del Alcalde con sus vecinos.

Santa Isabel del Paso de los Toros es uno de esos lugares del país donde eso se expresa desde tiempo inmemorial, cuando si bien no electiva, una Junta Local Autónoma representaba los intereses de los vecinos.

En particular su actual Consejo Municipal de integración pluripartidaria, y un Alcalde como Juan José López Sánchez, conocido en su ciudad como Charo, viene participando desde hace décadas en la gestión local, primero presidiendo la antigua Junta Local Autónoma, y más recientemente como Alcalde reelecto, lo cual revela a las claras el vínculo de confianza que los vecinos en él han depositado.

Charo López hace lo que hacen todos los alcaldes, velar por los intereses de los vecinos, que en lo cotidiano resulta en no sólo atender los servicios básicos municipales, sino promover en el cuidado del ambiente, el empleo y el desarrollo.

Paso de los Toros tiene credenciales más que probadas de como la comunidad y sus autoridades encaran la temática ambiental.  Desde un proyecto de reciclaje que es uno de los más antiguos del país, hasta una de las primeras movilizaciones ambientales que el país recuerda, en oposición a un eventual desarrollo nuclear en la zona promovido durante la administración del Presidente Lacalle.    

Hechas estas precisiones, me permito referirme a la columna sobre este punto del colega de estas columnas de UyPress Dr. Guillermo Chiribao.  López señala con razón que tuvo que venir UPM para que se acordaran del río Negro.  Compartido totalmente, vivo a cinco cuadras del río Negro en Mercedes, río donde me bañé desde que tengo uso de razón hasta hace unos veinte años y donde cada vez es más difícil tener veranos sin algas.  En estos años no vimos a prácticamente nadie preocuparse.  Los cuarenta mil votos de Mercedes y Paso de los Toros no conmueven a ningún político ni ecologista.  En eso políticos y ecologistas son iguales, no les importa el impacto ambiental, sólo les importa el impacto mediático. Apenas unos monitoreos primero de UTE y después de DINAMA sin consecuencia alguna en las políticas públicas.  A nivel de la academia algunas publicaciones sin mayor eco, y sin profundizar en las causas y las soluciones del problema.

Ni que decir que Chiribao entrevera, esto es un tema de ganadería y agricultura, no de forestación que en este punto es más bien solución que problema.  Y del Dr. Panario ya hemos comentado en estas páginas en referencia a columnas del colega Marchese, y un reportaje que circula en las redes.  Sus planteos respecto tanto a forestación como a plantas de celulosa prueban estar definitivamente refutados por la investigación científica de la última década en Uruguay -Facultad de Ciencias incluida- que demuestran a todas luces que los impactos negativos que el Dr. Panario insiste en atribuir a forestación y plantas de celulosa no son tales y no pasan más de una mera declamación militante sin base científica alguna.  Cuando no, como quedó probado en estas columnas, prácticas reñidas con la ética académica como volver a publicar investigaciones sobre suelos forestales ya publicadas como si fueran originales.  Y del listado de ciudadanos que cita Chiribao, varios de ellos pronosticaron toda suerte de catástrofes en ocasión de la instalación de la primera planta de celulosa hace una década, todas refutadas por la realidad.       

Menos aún es de recibo asociar en este tema el acuífero guaraní -que ni siquiera es accesible en la zona- y menos al gremio de OSE que hace lo que les piden sus afiliados, tratar de preservar los beneficios de la inamovilidad.

Sin dudas resulta vergonzante que sea un proyecto industrial quien motive políticas públicas para que hagan lo que deberían haber hecho hace décadas.  Bien que estuvo la empresa en marcarlo con fuerza, lamentablemente nuestros políticos son hijos del rigor y enhorabuena tener alguien con más fuerza que los vecinos ribereños que pueda asegurar que se haga lo que hay que hacer.

Así Charo López marca con razón la clara oposición entre los intereses de los vecinos de Paso de los Toros y el minúsculo colectivo de gente predominantemente montevideana, que resulta bien pertinente recordar tiene las necesidades básicas satisfechas.  El centro y el este del país es la zona con mayor rezago relativo en términos de desarrollo -el índice de desarrollo departamental de CINVE es prueba elocuente-, a diferencia del litoral y la costa, en particular los departamentos como Colonia y Río Negro sede de plantas de celulosa que son los dos que presentan los mejores guarismos en el interior.  El país tiene una deuda con esa zona del país, consolidar una contundente inversión industrial y de infraestructuras públicas es una obligación básica de solidaridad en el territorio.

Ni que decir que es más que pertinente para la zona que se termine de una vez por todas la forma de gestión de las represas a todas luces insustentable, donde se corta el río a cal y canto por días e incluso semanas, con un daño ambiental que no solo lo vemos amplificando las floraciones algales, como también tal cual ocurrió hace pocos meses en Palmar con el desastre de miles de sábalos muertos por el cierre abrupto de la represa.  Si alguien cree que hay que cerrar a cal y canto el río para privilegiar la generación eléctrica que lo diga.  Y quien hace cuentas de millones de dólares que lo justifique, un día salen a decir que en Uruguay sobra energía y otro salen a decir que si no se cierran las represas el Uruguay pierde millones de energía.  Muy poco serio.

Bien que Uruguay tenga muchos Alcaldes comprometidos como López, cuidando el medio ambiente, promoviendo industria y progreso, y asegurando en coordinación con autoridades nacionales, departamentales y el sector privado un desarrollo armónico de cara al formidable desafío que esperemos se consolide.

¡Felicitaciones Alcalde Charo López!

Jorge Balseiro



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net