*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Willliam Marino Willliam Marino
Los cínicos y mentirosos
Luis Fernández Luis Fernández
Acerca de las direcciones gremiales de nuestra Enseñanza
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hacer política sin ser lobo ni oveja
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Atentado en Notre Dame de París
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Estados confesionales en el mundo
Michael Añasco Michael Añasco
Rwanda a 25 años del genocidio
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
En polémica. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Paris: la catedral de Nôtre Dame en llamas
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Maldición de Malinche
Carlos Visca Carlos Visca
Al margen de los últimos acontecimientos en las Fuerzas Armadas
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Sionismo: de la emancipación judía a nación de amos
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Beresheet se estrelló. Pero Israel no fracasó.
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Censura o “problemas cargando la página”
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
¿En nombre del pueblo? La amenaza populista a la salud
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
La República no era platónica
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Otra economía, otro país
Jaime Secco Jaime Secco
El problema no es el dictamen sino la existencia de tribunales de honor
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
Jorge Braun Jorge Braun
Jose Nino Gavazzo, una pieza insignificante en el engranaje de la DICTADURA.
Héctor Musto Héctor Musto
El Partido Independiente: error y falta de ética política
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Mieres
Juan Santini Juan Santini
La Justicia de una democracia tutelada
Pablo Rudich Pablo Rudich
Masacre de Christchurch y la ultradercha en Austria
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El mejor candidato para ganarle al Frente Amplio
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Coberturas Especiales | Infoesfera

INFOESFERA

En China ya está en marcha el control del comportamiento de los ciudadanos junto a premios y sanciones individualizados

05.10.2018

BEIJING (Uypress) - El Partido Comunista lo llama "crédito social" y dice que estará completamente operativo para 2020. Según un resumen oficial del Partido, se permitirá que los ciudadanos confiables circulen libremente por el territorio en tanto los que tengan un bajo “crédito social” empezaran a tener restricciones y pérdidas de beneficios.

El crédito social es como un cuadro de mando personal para cada uno de los 1.400 millones de ciudadanos de China. Por ahora es un programa piloto ya implementado, a cada ciudadano se le ha asignado una puntuación de 800.

Los ciudadanos que tengan mejores "puntuaciones ciudadanas" reciben tratamiento VIP en hoteles y aeropuertos, préstamos baratos y una vía rápida a las mejores universidades y empleos.

Aquellos que se encuentran en la parte inferior pueden ser excluidos de la sociedad y se les puede prohibir viajar, obtener crédito o trabajos gubernamentales.

El sistema será aplicado por lo último en sistemas de vigilancia de alta tecnología a medida que China empuja a convertirse en el líder mundial en inteligencia artificial.

Las cámaras de vigilancia estarán equipadas con reconocimiento facial, escaneo corporal y seguimiento geográfico para mirar constantemente a todos los ciudadanos.

Las aplicaciones para teléfonos inteligentes también se utilizarán para recopilar datos y monitorear el comportamiento en línea diariamente.

Luego, los datos grandes de fuentes más tradicionales como los registros del gobierno, incluidos los educativos y médicos, las evaluaciones de seguridad estatales y los registros financieros, se incorporarán a las puntuaciones individuales.

Los sistemas de crédito social de prueba están ahora en varias etapas de desarrollo en, al menos, una docena de ciudades de China.

Se trata del proyecto de ingeniería social más grande que se haya intentado como forma de controlar a más de mil millones de personas.

El sistema puede llegar a controlar y evaluar las comprar de los ciudadanos en supermercados. Si un ciudadano es percibido que realizas "demasiadas" compra de alcohol, podría llevar a restarle puntos.

El sistema estará "en vivo", por lo que la puntuación se actualizará en tiempo real.

Por si faltaba algo más  el crédito social se verá afectado por algo más que la navegación por Internet y las decisiones de compra y también controlará quienes son tus amigos y familiares, que , según su comportamiento, afectarán el puntaje. podría pasar que si un amigo o familiar dice algo negativo sobre el gobierno se rebajarán los puntos del crédito social. Con quién salgas y con quién te asocies también afectará el crédito social.

Fuente. ABC News-Australia





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net