*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hacer política sin ser lobo ni oveja
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Atentado en Notre Dame de París
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Estados confesionales en el mundo
Michael Añasco Michael Añasco
Rwanda a 25 años del genocidio
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
En polémica. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Paris: la catedral de Nôtre Dame en llamas
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Maldición de Malinche
Carlos Visca Carlos Visca
Al margen de los últimos acontecimientos en las Fuerzas Armadas
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Sionismo: de la emancipación judía a nación de amos
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
William Marino William Marino
Los torturadores
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Beresheet se estrelló. Pero Israel no fracasó.
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Censura o “problemas cargando la página”
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
¿En nombre del pueblo? La amenaza populista a la salud
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
La República no era platónica
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Otra economía, otro país
Jaime Secco Jaime Secco
El problema no es el dictamen sino la existencia de tribunales de honor
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
Jorge Braun Jorge Braun
Jose Nino Gavazzo, una pieza insignificante en el engranaje de la DICTADURA.
Héctor Musto Héctor Musto
El Partido Independiente: error y falta de ética política
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Mieres
Juan Santini Juan Santini
La Justicia de una democracia tutelada
Pablo Rudich Pablo Rudich
Masacre de Christchurch y la ultradercha en Austria
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El mejor candidato para ganarle al Frente Amplio
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Jaime Igorra

Placa de la Memoria en la esquina de la casa del contralmirante Oscar Lebel

Jaime Igorra

09.10.2018

El Contra  Almirante  Werner Oscar Lebel  Schott nació en Nueva Helvecia Dto. De Colonia. Realizó estudios secundarios en Montevideo, ingresando al Liceo Militar  y luego a la Escuela Naval, de la que egresó en 1946 con el grado de Guardiamarina iniciando su carrera como Oficial de la Armada, ejerciendo el comando de importantes buques en diferentes rutas marítimas del mundo.

Durante dos períodos  presidió el Club Naval, que actualmente preside el Capitán de Navío Zorrilla, hijo de su Jefe y amigo, Contra Almirante Juan José Zorrilla.

Dominaba cinco idiomas y fue profesor en la Escuela Naval y en  la Escuela de Guerra Naval.

Con su característico y fuerte tono de voz se refería al General Líber Seregni  como "mon General", a quien admiraba y respetaba.

En febrero de 1973 Oficiales Superiores del Ejército cometen un acto de rebelión,  que luego acompaña el Mando de la Fuerza Aérea, desconociendo la designación del Gral. Antonio Francese como Ministro de Defensa .

El Comandante de la Armada Contra Almirante Juan José Zorrilla con sus fuerzas y oficiales leales hace un cerco de la Ciudad Vieja para dar protección al Presidente de la República ante el desacato de las otras fuerzas militares.  Este acto fue el único que se conoce ante los golpes militares de la época en Latino América, en el cual el Comandante de una Fuerza Militar permanece fiel a su juramento de respeto a la Constitución y defensa de la Soberanía. El entonces Capitán de Navío Oscar Lebel  mantiene la lealtad a su Jefe y a su juramento. Luego de algunos días de tensión, a pedido del entonces Presidente Juan María Bordaberry, la Marina levanta el cerco y el  Presidente Bordaberry se pone al frente del desacato  con el posterior relevo del comandante Zorrilla.

 La foránea Doctrina de la Seguridad Nacional promovida por el gobierno de la época de los EEUU, durante la Guerra Fría, impulsa el combate al Comunismo Internacional por parte de los militares sudamericanos. En los comunicados 4 y 7 de los mandos militares desacatados se declara al Marxismo "incompatible con nuestro estilo de vida", por lo cual aquellos partidos políticos con representación parlamentaria en nuestro país compatibles con el Marxismo son considerados enemigos y perseguidos militarmente  por los golpistas.

El 27 de junio de 1973 Bordaberry disuelve el Parlamento elegido por el pueblo y esa misma mañana Lebel sale uniformado con su arma personal al balcón de su casa en esta esquina de La Gazeta y 26 de Marzo, colocando entre la bandera uruguaya  y la de Artigas un cartel que decía:

" Soy el Capitán Oscar Lebel, abajo la dictadura"

Oscar Lebel, 27 de junio de 1973.

Esto se convierte en un hecho simbólico de resistencia contra el gobierno de facto.

El Comandante en Jefe de la Armada, Víctor González Ibargoyen, que sustituye al Comandante Zorrilla, se dirije a su casa y en persona lo amonesta haciéndolo conducir bajo arresto al Apostadero Naval.

Cumpliendo arresto en un camarote del destructor Artigas, sintiendo un festejo de los oficiales del buque, se escabulle del  camarote y toma un vaso del festejo diciendo en voz alta, "por Artigas, de quien este barco lleva el glorioso nombre; por la Constitución, que fue arrasa por la canalla, y por tiempos que serán mejores y serán de justicia", arrojando luego el vaso contra la la pared del camarote.

En 1977 fue pasado a retiro obligatorio  mediante el inciso G de la Ley Orgánica que la dictadura cívico militar puso en vigencia en 1974 y que hoy a estudio del Parlamento, está en proceso de modificación.

En 1987, bajo gobierno democrático, el Ministro de Defensa, Juan Vicente Chiarino, dijo: "Su honor militar no fue afectado sino que lo más importante es que queda enaltecido su nombre en la lealtad a la República".

En junio de 2001 fue ascendido en forma retroactiva a Contraalmirante.

En 2011 fue declarado Ciudadano Ilustre de Montevideo .

Participó en el Frente Amplio, en la Vertiente Artiguista  y la lista 99, lo cual motivó una gran amistad con los compañeros Arq. Mariano Arana y Dari Mendiondo.

Participó en el Centro de Estudios Estratégicos 1815 que dirigía el Gral. Líber Seregni.  Como consecuencia de su pase a retiro obligatorio por la dictadura, durante dos años trabajó en la Marina Mercante, lo cual además de cumplir con su vocación, amplió su visión de la importancia de los transportes marítimos, aportando al Centro de Estudios sus conocimientos.

Escribió varios libros donde volcaba sus experiencias , saber y sentimientos. Le halagaba de sobremanera que a la presentación de los mismos concurrieran compañeros frenteamplistas.

Tenía por costumbre reunirse mensualmente, ya en avanzada edad, con varios frenteamplistas que organizaban  (y aún lo hacen) una cena de confraternidad.

Falleció el 3 de febrero de 2016, a los 90 años.

Permanecerá en nuestra memoria.



Jaime Igorra



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net