*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Esteban Valenti Esteban Valenti
Discutir ideas, discutir insultos
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Internacionales
imagen del contenido Brasil: Militares cuadruplican su presencia en cargos electorales
Foto: Nodal

MÁS DE 70 FUERON ELEGIDOS EL DOMINGO

Brasil: Militares cuadruplican su presencia en cargos electorales

10.10.2018

BRASILIA (Uypress)- La masiva votación que logró el candidato ultraderechista, Jair Bolsonaro, además del impacto político nacional e internacional, llevó a que más de 70 candidatos militares consiguieran algún cargo o escaño durante la disputa electoral de este domingo, la mayoría de ellos en el Legislativo donde cuadruplicaron su presencia.

 

Impulsados por temas como la seguridad pública y el combate a la corrupción, 961 candidatos militares se postularon para alguno de los cargos de elección popular, de los cuales al menos un 8 % consiguió ser elegido, según la estatal de noticias Agencia Brasil, y consigna El Observador.

Jair Bolsonaro, el candidato que estuvo a 4 puntos de obtener la victoria presidencial en primera vuelta, que además es capitán de la reserva del Ejército deberá esperar el balotaje del próximo 28 de octubre para saber si logrará su aspiración. Bolsonaro obtuvo el 46 % de los votos, por lo que tendrá que medirse nuevamente con Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT) y quien ocupó el segundo lugar con el 29 %.

Lo mismo ocurre con tres estados cuyas gobernaciones tienen candidatos militares activos o retirados que deberán esperar a una segunda vuelta para saber si son elegidos.

Entre ellos está el aspirante al gobierno de Río de Janeiro, el exjuez federal Wilson Witzel del Partido Social Cristiano (PSC), también exinfante de Marina, un novato en la política que fue sorpresa este domingo por obtener mayoría de votos frente al favorito de los sondeos Eduardo Paes, del partido Demócratas (DEM).

Otros candidatos militares que disputarán la segunda vuelta son los comandantes Marcos y Moisés, aspirantes a los gobiernos de Rondonia y Santa Catarina respectivamente y ambos del Partido Social Liberal (PSL), el mismo de Bolsonaro.

Entre los candidatos que se declararon militares ante la justicia electoral en sus postulaciones, al menos 79 nombres fueron confirmados en escaños del Congreso Nacional y en las asambleas legislativas, lo que supone un número casi cuatro veces mayor que en las elecciones de 2014.

Entre ellos ya están aseguradas dos escaños en el Senado y 22 en la Cámara. En los estados, el número pasa de 60 legisladores regionales.

Un congreso hacia la derecha

La fuerte votación que dejó a Bolsonaro a punto de ser presidente de Brasil también impactó en el Congreso, donde su fuerza política, un pequeño sector ultraderechista se convirtió en la segunda bancada de la Cámara de Diputados. El Partido Social Liberal (PSL), al que Bolsonaro se afilió en marzo, pasó de 8 a 52 diputados (de un total de 513), entre ellos su hijo Eduardo. También llegó con 4 escaños (de un total de 81) al Senado, entre ellos el obtenido por Flavio, otro de sus hijos.

Por su parte el PT, que llevó como candidato a Fernando Haddad luego de que se impidiera al encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva presentarse, continúa en su caída aunque se mantiene como principal fuerza de la Cámara. En la elección de 2014 logró 69 escaños, pero las deserciones lo dejaron al final de la legislatura con 61 y ahora tiene 56. Además, en la cámara alta, perdió 7 de sus 13 senadores.

Otro de los partidos tradicionales que perdió fuerza en el Congreso con la llegada de Bolsonaro fue el centroderechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), que pasó de 49 a 29 diputados. Y el Movimiento Democrático Brasileño (MDB), del impopular presidente saliente Michel Temer, cayó de 51 a 33 diputados.

De todas formas, tanto MDB como PSDB siguen siendo la primera y la segunda fuerza del Senado, donde la caída fue menor que en la Cámara, probablemente porque solo renovaba dos tercios de sus escaños.

Muchos de los diputados y senadores investigados por la Operación Lava Jato, que desde 2014 reveló un entramado de corrupción centrado en la estatal Petrobras, no lograron renovar sus cargos. Solo fueron reelectos un 46% de los diputados, mucho menos que lo esperado.

Pocas mujeres, pero más

Las mujeres consiguieron aumentar algo su presencia en el Congreso aunque sigue siendo una de las menores del mundo, pese a que representan el 51% de la población. También tuvieron una dura derrota en la disputa por los gobiernos regionales, ya que ninguna fue elegida en primera vuelta y solo una avanzó al balotaje.

La composición final del Congreso a partir de febrero de 2019, divulgada por el Tribunal Superior Electoral, mostró que el número de mujeres en el Senado permanecerá inalterado en 13 y el de la bancada femenina en la Cámara de Diputados saltará en un 51 %, desde 51 en las elecciones de 2014 hasta 77 en las de este año. Pese a ese expresivo salto, la representación de las mujeres en el Congreso brasileño tan solo creció del 10,77 % en 2014 hasta el 15,15 % en 2018, ya que las diputadas y senadoras serán 90 entre los 594 miembros de ambas cámaras.

De los 81 senadores, solo 13 (16 %) serán mujeres en la próxima Legislatura y de los 513 miembros de la Cámara de Diputados únicamente 77 serán de sexo femenino.

Aunque superará a países como Guatemala (12,7 %) y Paraguay (15,0 %), Brasil seguirá atrás de otros países de América Latina como Colombia (18,1 %), Uruguay (20,2 %), Venezuela (22,2 %), Chile (22,6 %), Perú (27,7 %), Ecuador (38 %), Argentina (38,9 %), México (48,2 %), Bolivia (53,1 %) y Cuba (53,2 %).

Pese a la reducida participación, la legislación brasileña incentiva la participación de las mujeres en las elecciones parlamentarias, ya que desde 1997 rige en Brasil una ley que obliga a los partidos a tener al menos 30 % de mujeres en sus listas de candidatos al Congreso.

 





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net