*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Felipe Michelini Felipe Michelini
El sistema de justicia: una reforma estructural pendiente
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
¿Hay algo que sirva para “curar” un resfrío?
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
Roger Waters, embajador itinerante del B.D.S. La inveterada costumbre de satanizar a israel
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Mentira la Verdad (El País, Sanguinetti y Palestina)
William Marino William Marino
¿Barbarie a que estilo?
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El relato… (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Esteban Valenti Esteban Valenti
Los uruguayos y el tiempo
Luis Ferández Luis Ferández
Izquierdas...
Luis E. Sabini Fernández Luis E. Sabini Fernández
Cosecha de muerte en Franja de Gaza.
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Alto el fuego Israel-Hamas: entre alivio y preocupación
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
En libertad… el día después
Rodolfo Martín Irigoyen Rodolfo Martín Irigoyen
La “carne cultivada” y otras amenazas
Pablo Mieres Pablo Mieres
La apertura y bienvenida a los inmigrantes
Álvaro Guerrero (*) Álvaro Guerrero (*)
La pospolítica y el pos Uruguay ¿que se viene?
Héctor Musto Héctor Musto
Polemizando, nuevamente, con los Navegantes
Carls Wuhl Carls Wuhl
Y una vez más un cuadro de dadores de lecciones
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
De la concentración de la riqueza y el poder decisional a democracias plenas
José W. Legaspi José W. Legaspi
Navegantes: Democráticos, libres, y de izquierda
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Preguntas a Roger Waters
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Interpretación libre o dirigida de un afiche
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sistema Nacional de Inteligencia del Estado (SNIE)
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Brasil y nosotros
Jaime Secco Jaime Secco
Complicar la democracia
Michael Añasco Michael Añasco
IbnKhaldun y los 7.000. príncipesárabes
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Expropiación de los derechos humanos en el uruguay del siglo XXI
José Pablo Franzini Batlle José Pablo Franzini Batlle
Brasil. Gracias Artigas
Daniel Vidart Daniel Vidart
Prohibición del café
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Crónica de un fracaso anunciado.
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
¿Con qué parte del cuerpo está votando Brasil?
Pablo Cúneo Pablo Cúneo
Los Mismos Cerdos de Siempre
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Esperando a Kusturica: “El Pepe, una vida suprema”
José López Mazz José López Mazz
La arqueología una ciencia jóven
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Romero, Amielio y Jair. Uno a Uno.
Jorge Jauri Jorge Jauri
“Navegantes”, la libertad para otra política
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Que tienen los pobres en la cabeza Uruguay
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Cuando el socialismo uruguayo estaba entre López Rega y Videla
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Lacalle Pou es el candidato ideal
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Haddad, Bolsonaro y el futuro de Latam y el mundo
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Alcoholismo en Cuba
Adriana Marrero Adriana Marrero
El Brasil autoritario: cinco votos y cómo explicarlos
Daniel Feldman Daniel Feldman
Salgo a caminar y desconfío del prójimo
Ismael Blanco Ismael Blanco
La insoportable levedad de los inútiles
Juan Santini Juan Santini
Tabaré: No la embarres
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Urge que Uruguay defina su posición sobre Venezuela
Mónica Xavier Mónica Xavier
La histórica e impostergable reforma de la ley orgánica militar
Enrique Canon Enrique Canon
Cuidado, no caigas
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Sobre las encuestas basadas en avisos de Facebook II
Lic. Sebastian Hagobian Lopez Lic. Sebastian Hagobian Lopez
Uruguay, mirado desde el mundo
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
La maradonización de Argentina o viceversa
Carlos Pérez Carlos Pérez
A propósito del borrador del Programa del Frente Amplio
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Si estás desorientado y no sabés…
Alberto Rodríguez Genta Alberto Rodríguez Genta
No llores por mi Argentina… que yo lloro por ti!
Eduardo Vaz Eduardo Vaz
AUF y Frente Amplio
José Antonio Vera José Antonio Vera
Paraguay: estado cloacal
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Milton Ramírez
imagen del contenido Milton A. Ramírez

Giro a la izquierda

Milton A. Ramírez

12.10.2018

El miércoles 3 de octubre Mujica dijo que la izquierda se divide por ideas y la derecha se une por sus intereses. Eso fue así hace mucho tiempo atrás. El Frente Amplio se fundó por 11 organizaciones. La pregunta es ¿cómo se llegó a que hoy superen largamente los 30?

¿Son agrupaciones que representan orientaciones legítimas de visiones diferentes políticas ideológicas o filosóficas o son solo grupos de intereses que compiten por espacios de poder?

¿Son todas legítimas expresiones de ideas o son, en su mayoría, agrupamientos que ya piensan en el próximo sillón, en el próximo cargo?

Cuando empecé a militar en política era el año 1968, por tanto he llegado a los 50 años de militancia. El Uruguay era muy diferente y, obviamente, el mundo también lo era. El Frente Amplio no existía.

Había, por aquel entonces, un variopinto menú de partidos y grupos de izquierda. Algunos de ellos era añejos como el Partido Socialista, el Partido Comunista y la Federación Anarquista. Otros fueron apareciendo, desapareciendo, mutando, etc.

El sectarismo y el mesianismo era una moneda muy corriente. Algunos eran partidos con arraigo popular, otro apenas unos pequeñísimos grupos de escasas decenas de personas. Una característica de todos los partidos y grupos es que tenían escritos extensos manifiestos que fundamentaban sus ideas y principios. Junto a ellos también tenían extensos documentos que analizaban el contexto mundial, regional y nacional. Periódicamente se emitían documentos con análisis estratégicos, análisis de las tácticas a desarrollar y junto a esto un modelo de organización y una descripción de los mejores métodos para hacer política.

Tener militancia política de izquierda por ese entonces era algo que conllevaba riesgos.

1968 fue el año del bautismo de sangre, fueron asesinados Líber Arce, Susana Pintos y Hugo de los Santos. Luego habría muchos más muertos, unos por la policía y otros por escuadrones de la muerte, como lo fue Ibero Gutiérrez, entre otros.

Recuerdo como un hábito de los jóvenes de izquierda, y de la izquierda en general, que se leía mucho. Se leí mucho de política, mucho de literatura, mucho de filosofía, mucho de todo un poco.

También se iba mucho al cine. Lo más difícil era conseguir música, la música que estaba haciendo época, básicamente el rock n' roll. Lo escuchábamos en monoaural. Fue grande la emoción cuando por primera vez pudimos escuchar a los Beatles en estéreo. El único que tenía en su casa un equipo así era Rooney, uno de mis amigos.

Entre el 68' y el 71', año que se crea el Frente Amplio, pasaron muchas cosas, luchas obreras, luchas campesinas -acompañé la 4ta marcha cañera de UTAA-, la creciente importancia del Partido Comunista, el ininterrumpido accionar del MLN Tupamaros y la prohibición de partidos políticos de izquierda, incluido el Partido Socialista, luego de la adhesión a las resoluciones de la Conferencia de OLAS.

Al final, el 5 de febrero de 1971 y liderado por un militar, se conforma un amplio frente de izquierda que incluyó a casi todos los partidos y agrupaciones existentes y tuvo también la adhesión de los sectores escindidos del Partido Colorado y el Partido Nacional.

Fue el líder del Frente Amplio, el Gral. Líber Seregni, quien dijo en forma tajante "se terminó el bipartidismo en Uruguay".

 

La máxima que se tenía en la izquierda era "las peores tareas para los mejores militantes", y esta quedó en el olvido. Ahora hay un apasionamiento por los cargos, por los lugares de poder, por los sillones.

Ahora sabemos que no van "los mejores", sin importar filiación, a los cargos de Gobierno. Es más sabemos bien que estuvieron en cargos de enorme responsabilidad personas absolutamente ineptas y sin experiencia.

También sabemos que hay una mayoría, pura y dura, que no quiere reconocer con una natural autocrítica -autocrítica que la izquierda siempre tuvo como parte de su cultura- los errores y los horrores cometidos.

Entonces 47 años después estamos nuevamente ante un nuevo bipartidismo, ahora de blancos más colorados y Frente Amplio por el otro. El bipartidismo le ha hecho muy mal al Uruguay. Le hacía antes y le hace ahora.

Pues bien intentemos romper el statu quo, abramos una ventana, y sin nada en las manos, más que nuestra voluntad y convicción, dar un giro a la izquierda y desde el llano más absoluto proponernos la gesta de una izquierda sin ataduras, solo aferrados a la más absoluta democracia, a la más absoluta libertad, a la más desafiante intemperie, pero con la certeza que la la lucha que se pierde es la lucha que no se da.

En Navegantes no nos llevamos ni una banca parlamentaria, ni un solo cargo nacional o departamental, ni un local, ni ningún recurso de ningún tipo. En Navegantes empezamos de cero.

Salir al mar abierto no es cualquier decisión, es abandonar el confort de lo conocido, de lo rutinario es un lugar donde no se puede barrer debajo de la alfombra. De hecho ni alfombra tenemos.





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net