" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Esteban Valenti Esteban Valenti
Discutir ideas, discutir insultos
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Sólo un par de detalles...

Luis Fernández

12.10.2018

Quienes votaron masivamente a Bolsonaro no son fascistas y tampoco "derechistas". Probablemente tampoco presenten muchos de los calificativos que lógicamente se granjeó el candiato.

Seguramente no son izquierdistas convencidos, es decir, no tenien la información o la experiencia suficiente para adelantarse a todas las cosas que puede ejecutar tal personaje.

El candidato es un exmilitar, y no se le conocen hechos de corrupción.

El voto hacia un candidato o un partido refleja confianza del votante en la propuesta o al menos una espectativa de que puede ser mejor que los otros.

En Brasil hay centenares de políticos presos de todos los partidos.por corrupción. Por tanto no es descabellado que por lo menos apuesten por este offsider.

El otro gran detalle es el instinto de supervivencia. Cuando el ciudadano se siente perseguido y en peligro por las bandas de ladrones y/o del narco, parece evidente que no tiene tiempo en pensar en mejoras salariales, o de condiciones de trabajo, créditos o mejoras en la distribución.

La vida propia y la de los suyos pasa a ser prioritaria.

Si el candiadto tiene un perfil de “saber como hacerlo” entonces muchos piensan: “Primero salvame la vida y luego hablamos de distribución”.

Para esos votantes, los otros no les resolvieron esos problemas, que hoy son prioritarios.

Con este pequeño esquema de situación nos explicamos algunos hechos.

Ahora bien: ¿Cuáles son las causas y consecuencias?

El fracaso en la ética de gestión de esa izquierda, produce la destrucción de gran parte de ese trabajo militante, serio y sensible durante décadas por establecer en las mayorías, los objetivos de un cambio de modelo.

Es la propia izquierda la que le sirve en bandeja a la derecha nuevos períodos de explotación, enriquecimiento y de la intrínseca corrupción, que siempre está presente en ese modelo. Pero eso lo sabríamos algunos.

También se produce un retroceso filosófico/ ideológico. El individualismo vuelve a posicionarse por encima de la solidaridad.

Estas nuevas generaciones no reciiben los fundamentos de porqué la verdadera salvación es con todos.( Frase que sirve para creyentes y no creyentes)

Admitamos que la gran mayoría de los cargos de izquierda cumple a satisfación con su trabajo.

No obstante es la misma izquierda la que borra con el codo lo que con tanto esfuerzo, e incluso vidas, escribió con la mano durante décadas.

Cuando algún integrante es absorbido por el sistema, por ejemplo cuando un “izquierdista” es sancionado por el código de ética de su propia colectividad, debe ser la propia izquierda la que muestre coherencia con su discurso de décadas.

No es de recibo, o mejor dicho, es infantil acusar de maniobras manipuladoras cuando la derecha desde sus medios titula sobre la desgraciada situación.

Ayer nos enteramos que el Presidente de la Coalición intenta que se “negocie” una “salida” entre los sectores que más se oponen a una sanción.

A las puertas de la campaña electoral el partido de gobierno, no puede ejecutar una norma de su propio Tribunal de Conducta!!. ¿Es esto una terrible maniobra de la derecha perversa?

En un Plenario pasado el diputado Carballo, (según la prensa) dijo a viva voz, que si expulsaban a Sendic iban a rodar cabezas. ¿Esto es una explicación?

Por eso decimos que estos dos “detalles” empiezan a estar presente en nuestro contexto.

Me refiero al tema de la inseguridad y el de la ética.

Creo que Varela, Batlle y el viejo FA, le dieron a la población uruguaya un mejor perfil, de lo que pueden tener los votantes en otros países vecinos.

Depende de los uruguayos cómo resuelven su futuro.


Luis Fernández

luisfs50@gmail.com



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net