*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Héctor Musto Héctor Musto
La polarización en las internas del FA, falso dilema
Esteban Valenti Esteban Valenti
Corrupción: ¿por qué a nosotros no?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
A recordar, ahora que comenzó la respuesta de Israel
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Democracia: sangre y poder hace 2600 años
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Daniel Vidart
imagen del contenido Daniel Vidart

Dos poemas

Daniel Vidart

14.10.2018

Uypress publica hoy estos dos poemas de Daniel Vidart escritos en 1960: La casa, El arroyo.

LA CASA

 

Esta es la casa,

sobre su piel

se abre el arcoíris

de la lluvia,

late su corazón

en la dorada salamandra del fuego

y en su desván, tiniebla tras tiniebla

se oxidan las tenaces sustancias

del olvido, las memorias anuales

del júbilo y del llanto.

La casa vive, respira,

se queja por la noche

con los tenues crujidos

de los muebles,

oculta los secretos de remotos cajones

encubre las arañas

que tejen el patíbulo

de la mosca inocente y maldecida,

le da un dios tutelar a cada niño,

y ayuda a nacer, a morir,

a conciliar el sueño,

condolida de la agria,

de la terca soledad del habitante.

 

Los  domingos, cuando todos menos uno salen

se siente su temblor animal,

se respira su aroma de rosa polvorienta,

se toca su raíz

de piedra misteriosa.

Sin que nadie lo ordene

con manos invisibles

reparte las brisas familiares

en la tarde otoñal de los pasillos

y en la aseada ternura

de los cuartos.

A veces, cuando está tan quieta,

tan ensimismada

y pura

se oye cantar a su silencio

como  si fuera

el rumor melancólico

de un caracol marino.

Entonces el hombre

solo y para siempre solo,

el exiliado en su reino

la alimaña más triste y violenta

de la Tierra,

al escuchar esa voz le entrega

la llave verdadera de una lágrima.

...


EL ARROYO

¿De dónde vienes, arroyo
agua con cintura hermosa
saltando como un pájaro con frío?
Entre los cerros brota
tu camino de luz ensortijada,
con pies de vidrio baja
a los campos guardados por el toro,
escribe lentas letras en la hierba,
despierta al hombre,
trabaja en los molinos,
moja a mi verde patria y la reparte
en cuatro rumbos por el aire puro.

Pasas a mi lado,
siento tu vihuela, tu avispa, tu palabra
de obrero misterioso,
escucho
el susurro frugal de tu vestido.

Tus dientes
muerden el pecho de la tierra,
cruje el pan de los guijarros
bajo el talón helado de tu prisa,
el ave de la arena vuela y canta,
toda la vida cabe en tu apogeo.

Y así corres y corres
bajo el techo del viento,
corres enhebrando puentes,
visitando a los pueblos
solitarios,
corres como un tren de plata
bajo la sangre triste 
de la luna,
corres lleno de peces, 
de pedazos de mundos, de máquinas azules,
de sombras y de besos.

Me acerco a ti y te toco,
tus aguas llevan
una flor al hombro, llevan
una espada mordida por la noche,
llevan un dios, un ave, una sonrisa
caída del balcón del arcoíris.

Arroyo precursor, lengua llameante
del perro del verano, 
agua mortal, contigo van mis pasos 
hasta el mar que combate con los truenos

...


 





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net