*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Esteban Valenti Esteban Valenti
Discutir ideas, discutir insultos
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Esteban Valenti
imagen del contenido Esteban Valenti

El dueño de la pelota

Esteban Valenti

07.11.2018

Nunca les tuve simpatía a los que, por aportar el balompié al picadito del barrio, se sentían con más derechos de los demás. Me pregunto: ¿no será por qué en muy pocas oportunidades me tocó ese privilegio? Las preguntas sobre los detalles son en definitiva una prueba fundamental de la honestidad.

En política, cualquiera, aún el menos avezado sabe que la "pelota" es la fuerza, en sus más diversas manifestaciones: aparato, medios, votos, líderes, militantes. "fuerza" y por lo tanto "poder".

La izquierda en América Latina nos pasamos décadas disputando entre nosotros, sobre la pelotita, mientras las otras fuerzas políticas jugaban con el balón de cuero, en el gran estadio y por el campeonato. Cuando las cosas se complicaban las clases dominantes - como las llamábamos correctamente antes - porque no había duda de que eran dominantes a como diera lugar, llamaban a los blindados, anticuados o herrumbrados, a la hinchada armada y pesada y se adueñaban de la cancha por un buen tiempo.

Uruguay fue uno de los únicos y de los primeros países en los que la izquierda, e incluso sectores de centro izquierda, ante la decadencia y el desgaste de 170 años del más antiguo sistema binario de partidos del mundo, se decidió a compartir la pelota y a jugar en la cancha grande. Y nació el Frente Amplio.

La premisa fundamental era una sola, la pelota había que compartirla con generosidad, no era propiedad de ninguna vanguardia y todos teníamos derecho a jugar y a valer de acuerdo a los propios méritos, pero incluso los méritos no autorizaban a nadie a pretender adueñarse del "útil", al contrario, se premiaba la generosidad.

No era una generosidad táctica sino un adelanto, una experiencia formadora y transformadora de todos los integrantes del FA, para construir el país pluralista y generoso que queríamos para todos los uruguayos. Esa generosidad era un programa, más que un método. Y la generosidad tiene una gran ventaja, educa, forma gente generosa.

Y fue esa generosidad, llamada unidad, pero que iba mucho más allá, porque a gritos de unidad en muchas circunstancias y en muchos países nos dimos de palos y de balas dentro de la propia izquierda, que se construyó el Frente Amplio, que se forjó una identidad que estaba por encima de todos nosotros, que nos contenía a nosotros y con ella fuimos capaces de superar la larga y tenebrosa década de la dictadura, salir unidos y generosos y seguimos de largo. Solo algunos personajes se bajaron durante la dictadura.

Quiero reconocer nuevamente para que no haya dudas y crean que estoy escabullendo el bulto, que yo vengo de un partido, el PCU que vaya si tenía una redonda y lustrosa pelota y además una teoría y una ideología de adueñarse de ella ocupando la más visible de las vanguardias, en aparato, en fuerza, en medios, en militantes y en capacidad de disputa teórica y cultural. Y muchas tentaciones.

Pero el Frente Amplio nos cambió radicalmente. Y la dictadura, que nos hizo aprender de la peor manera el enorme valor de la democracia. Nunca, incluso en los momentos que teníamos una fuerza desproporcionada a todos los demás integrantes del FA se nos ocurrió hacerla valer, le hubiéramos hecho un mal irreparable al Frente Amplio y a nosotros. Una vez casi lo intentamos en el congreso del PIT CNT a la salida de la dictadura y nos salió un enorme chicón de tanto darnos la cabeza contra la pared. Pero aprendimos.

Hay algunos que no solo no aprenden, sino que empeoran año a año, no por burros, sino por angurrientos del poder y porque en realidad su ideología fue siempre únicamente el poder y nada más que el poder. Me refiero al MLN y en particular a su máximo líder José Mujica.

En estos días estamos asistiendo a un espectáculo bochornoso y la inmensa mayoría de los otros sectores frenteamplistas lo viven en silencio, calladitos y acurrucados. Y por ello es posible esta transformación regresiva.

Todos los pre-candidatos a la presidencia de la república, hacen peregrinajes ante el "gran elector" y supremo sacerdote del FA para pasar su examen. Danilo Astori, que viene de la fundación del FA y fue una de las columnas principales del Frente, no fue del agrado de "la barra" y Mujica, para ser más expeditivo se lo dijo por radio. Los otros 4 pre candidatos pasaron la prueba. O casi.

Todos conocieron ante la barra del dueño de la pelota, los lineamientos que propone para el próximo gobierno y además tuvieron que declarar que la política económica aplicada hasta ahora "está agotada". Incluso Daniel Martínez, que recibió el apoyo del astorismo o de lo que queda de él, aclaró que el coincide con esa sentencia bíblica de los pelotaris. (los dueños de la pelota, en idioma refinado).

Seguramente Martínez, en un gesto de gran generosidad, ya le había comentado a Astori y los demás integrantes del ex FLS de su profunda y fundada opinión de que la política económica actual está agotada. Seguramente le preguntó a los pelotaris cuál era su política económica para el futuro, considerando las muy exitosas experiencias en la materia, en la segunda caja del gobierno de Mujica, en los entes, en la OPP etc etc etc. Esperamos ansiosamente conocerlas.

La otra posibilidad es que Martínez tenga su propio modelo económico...

Para aclarar: Tengo la firme convicción que la política económica, que tan buenos resultados dio en el primer gobierno del FA, se agotó, desgastada por 5 años de desórdenes del 2do gobierno del FA (Mujica) y por un buco de al menos 1.600 millones de dólares dejados elegantemente en ANCAP para beneplácito de todos los uruguayos. Pero también por la actual actitud de este gobierno de hacer demasiado la plancha. Pero al menos y comparando con el vecindario, Uruguay flota. Y poco, pero seguimos creciendo durante 15 años. Si la política económica que quieren aplicar los pelotaris es la que han anunciado en varias oportunidades y se utilizó de "modelo" en varios entes del estado y otros países admirados, sería bueno que los uruguayos vayamos comprando trajes de buceo de gran profundidad.

Volvamos a la pelota. El lastimoso espectáculo del peregrinaje a las diversas sedes de los pelotaris, la chacra y la sede del MPP a rendir examen, cosa nunca absolutamente nunca vista en la historia del FA pero aceptada sin ninguna resistencia por todos los pre-candidatos, a la espera de la bendición, no termina el calvario. Falta el profundo examen médico que se estará realizando José Mujica para luego de ciento cincuenta mil afirmaciones de que no sería candidato, dar su respuesta definitiva.

Yo, como un chorlito caí, porque consideré que la afirmación realizada en varias ocasiones por el superior sacerdote de la pelota, de que no sería candidato porque dividía el país, era verdadera, sentida, un gesto de responsabilidad nacional. Falso, nuevamente como te digo una cosa importante te la resuelvo con un certificado médico o la ovación de un congreso.

Es parecido al tema de Sendic, no quieren sacarlo como una demostración de respeto a la moral republicana, una señal clara de que los corruptos no tienen lugar en la política uruguaya y en el FA, le piden con diversos eufemismos, que estudie, que dé un paso al costado, que le evite al FA "la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no serlo". No entienden la diferencia entre lo que expresan las miles de firmas de frenteamplistas resistentes, al lamento reclamando que sea el propio Sendic el que les saqué las castañas del fuego. Nuevamente.

Lo de Mujica es igual. ¿Qué certificado médico le puede dar la garantía, o al menos la más débil de las señales de que no divide al país? No hay especialistas médicos para eso, no es un problema biológico, es político y es de un mínimo de generosidad con el resto de los orientales.

Si yo calculara fría y premeditadamente, estaría deseando que Mujica sea, no solo el pre candidato, sino directamente el candidato por aclamación a Presidente de la República en octubre del 2019 por el Frente Amplio. Así definitivamente queda al desnudo en toda su enormidad la total transformación del actual FA en otra cosa que nada tiene que ver con el Frente Amplio, el de los principios, el de ciertos valores, el de la izquierda, el de las diferencias ideológicas y políticas, resueltas con generosidad y sentido popular y nacional.

Sería el colmo que sea un certificado médico que resuelva esos dilemas. Cosas del dueño indiscutible de la pelota y de los que le permiten humillarlos por un cachito más de poder.

Lo más lamentable es que todos los pre candidatos no entienden que no necesitan el apoyo de Mujica, solo necesitan el apoyo de la gente.



Esteban Valenti - Periodista, escritor, coordinador de Bitácora, director de Agencia de Noticias Uypress

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net