*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿La izquierda tuvo errores?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Luis Fernández Luis Fernández
¿Alguien sabe dónde está la brújula?
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Israel y mujeres
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La mirada larga de Guido Manini Ríos
William Marino William Marino
Los medios de información
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El fin de la predominancia. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
BUSCADA (la verdad)
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Triste es el país que hace política con sus niños
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | William Marino

¿Barbarie a que estilo?

William Marino

15.11.2018

Puede llegar a ser muy triste y penoso el tener que leer, analizar y pensar que nos está pasando, en esta bendita tierra uruguaya. 

Tres hechos, por solo citar estos que de por si son muy tenebrosos y escalofriantes, barbaros que nos retrotraen a la época poco menos que de las cavernas. O porque no, a hechos que suceden en países un poco alejados en distancia y con diferentes culturas a la nuestra. Allí donde suceden guerras sin un enemigo "armado" muy definido, las bombas las lanzamos a los civiles desarmados y peor aun a los niños, mujeres y ancianos, contra escuela y hospitales, con el solo fin de crear caos y terror entre los civiles. Hoy, con el aparente todo vale, un perseguido político podría entrar a una embajada, con todas las de la ley. Lo que no se sabe es si sale con vida, o lo matan y lo descuarticen, sin que el mundo se sienta aterrorizado. Pero volvamos a nuestro bendito país. En estos días se dieron -muchos- detalles de hechos ocurridos en nuestro país, importados desde el extranjero. 1*) la desactivación de bandas mafiosas, casi todas vinculadas al narco tráfico. 2*) la violación por parte de una "maestra directora" de varios niños entre cinco y siete años, ocurridos en una escuela del Cerro. 3*) el asesinato en una cárcel del Penal de Libertad, del "Pelado Roldan" por parte de su compañero de celda.      

    Son tres hechos que poco y nada tienen que ver entre sí. ¿O si lo tienen? Porque son de una violencia tremenda los lugares donde se desarrollan estos hechos. Pero por otra parte los grandes medios de comunicación siguen mirando para otro lado, sin calibrar la gravedad de estos hechos. Y la sociedad uruguaya, que dice, que piensa, pues también se llama a silencio, salvo raras excepciones. Empecemos por el punto uno, nuestro Ministerio del Interior trabajando en conjunto con otros ministerios, logro "desactivar", varias banda mafiosas dedicadas a la venta de drogas. Hasta aquí esto no pasaría de un simple hecho, pero el tema que nos deja boca abierta es con la violencia con que actúan estas bandas, en lucha por una porción de territorio, creando terror y muerte. El tema es como se pudo llegar a esto. ¿Cómo? ¿Por qué esto no se pudo visualizar antes? Lo otro es el resultado del descabezamiento por parte de las autoridades, de estas banda mafiosas, crean una lucha interna donde la muerte es el común denominador, pues el dinero que se mueve en estos "negocios" es en dólares y con muchos ceros. Aunque aquí hay algo, que sigue sin cerrar, pues lo que se logra incautar son unos "pesos flacos", en función de la masa de dineros y la ganancia que deja el negocio. ¿Dónde está el resto? Seguro que en los asentamientos y lugares donde la policía ha estado NO ESTAN.  El segundo punto es como lo decimos, como lo suavizamos, para no herir sentimientos de una serie de niños. El hecho sucedió en la escuela N* 364 del Cerro de Montevideo y le sucede a 8 niños de cinco años, que fueron los que sufrieron una aberrante e incalificables atentado a sus personas. Seguro que de pronto como fue en una escuela de un barrio marginal, no se le da importancia. La directora de dicha escuela, ante la ausencia de la maestra tiene que atender dicha clase y lo hace. Fue el 25 de junio, tuvieron que pasar varios meses para que los niños fueran atendidos de "sus mentiras", que según sicólogos eran verdad. Hoy la justicia la acusa de: "reiterados abusos sexuales especialmente agravados", "privación de libertad" y "violencia privada". La fiscalía, el juez, alguien dice que ella tiene que espera a ser juzgada 120 días en su casa, "tomando mate". Hasta aquí podemos decir que es un tema de la Justica que es lenta, muy lenta. Aunque a mí lo que más me llama la atención es que ni el Sindicato de los Maestros (ADEMU) o la Federación Uruguaya de Magisterio, ni el PIT-CNT realizaran un paro, para manifestar por lo menos un malestar ante este aberrante hecho. ¿Qué hubiera pasado si un padre o una madre hubieran tomado justicia por manos propia?   Como decía hace un tiempo ante un paro de maestros, hay que mirar más a favor de los niños, esos que apenas tienen voz, que no tienen voto. Cuando callamos estos hechos, YO tengo el derecho a pensar como ciudadano que quieren tapar el sol con un dedo. Por último está el tercer hecho ocurrido en el Penal de Libertad. Allí en la soledad de la celda convivían dos reclusos, ambos asesinos. El asesinato, con un corte carcelario, no es novedad. La novedad en este tipo de cosas son una el nombre de asesinado Marcelo "Pelado" Roldan, aquel que asesino, allá por el 1989, a un joven de 15 años, que salió en defensa de su hermana y su padre durante un asalto a una vinería en Gral. Flores y Corrales. Tenía 44 años y más de la mitad de su vida, paso en centros de reclusión, con tan solo 14 años  cometió su primer asesinato. Pasando en la práctica, los últimos 31 años de su vida privado de libertad. El asesinato fue cometido en la soledad de la celda. Varias puñaladas cegaron su vida en un abrir y cerrar de ojos. Luego lo colgó por los pies y lo decapito. Su declaración será: "como no pude sacarle el corazón,  corte trozos del cuerpo lo frité y me los comí". El acto más horrendo llevado a cabo en una prisión del Uruguay, pero nadie se inmuto, al parecer, cada día nos vamos acercando a la barbarie más refinada sin que la sociedad reaccione.





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net