*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Por qué me meto?
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El conflicto y la lucha
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el FA, Daniel Martínez, Graciela Villar y el ocaso de los dioses
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El calentamiento global, el trabajo y UPM
Michael Añasco Michael Añasco
Asociación Chagociana de Fútbol
Diego Piñeiro Diego Piñeiro
BigData, Fake News y Deep Fakes
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
De profecías y realidades
Jorge Jauri Jorge Jauri
Ha nacido más de una esperanza…
Felipe Michelini Felipe Michelini
Argentina- Uruguay: la integración fluvial una acción permanente
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
La importancia de explicar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Daniel Feldman Daniel Feldman
Es la cultura, estúpido
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Ante nuestros ojos tantas y tantas cosas desfilaron
Ismael Blanco Ismael Blanco
Pido la palabra
Janet Nuñez Janet Nuñez
Una reflexión sobre el Partido Cabildo Abierto
Ruby Soriano Ruby Soriano
México, la border patrol de Trump
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Nuestra seguridad amenazada
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
¿Cuándo se jodió el Uruguay?
Jorge Eiris Jorge Eiris
Paso a paso…
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Del asesinato considerado como una de las malas artes
William Marino William Marino
Se vino el invierno
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La renovación y la mañana siguiente
Charles Carrera Leal Charles Carrera Leal
A propósito del Sistema Automatizado de Interceptaciones Legales
Jaime Secco Jaime Secco
La unidad, un cuentito que pasó
Juan Santini Juan Santini
La Justicia italiana condena a cadena perpetua a militares uruguayos por el Plan Cóndor.
José W. Legaspi José W. Legaspi
La “sobrevaluada” corrección política y las verdaderas ratas
Agustín Deleo Mas Agustín Deleo Mas
Encierro y el día después…
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | William Marino

¿Barbarie a que estilo?

William Marino

15.11.2018

Puede llegar a ser muy triste y penoso el tener que leer, analizar y pensar que nos está pasando, en esta bendita tierra uruguaya. 

Tres hechos, por solo citar estos que de por si son muy tenebrosos y escalofriantes, barbaros que nos retrotraen a la época poco menos que de las cavernas. O porque no, a hechos que suceden en países un poco alejados en distancia y con diferentes culturas a la nuestra. Allí donde suceden guerras sin un enemigo "armado" muy definido, las bombas las lanzamos a los civiles desarmados y peor aun a los niños, mujeres y ancianos, contra escuela y hospitales, con el solo fin de crear caos y terror entre los civiles. Hoy, con el aparente todo vale, un perseguido político podría entrar a una embajada, con todas las de la ley. Lo que no se sabe es si sale con vida, o lo matan y lo descuarticen, sin que el mundo se sienta aterrorizado. Pero volvamos a nuestro bendito país. En estos días se dieron -muchos- detalles de hechos ocurridos en nuestro país, importados desde el extranjero. 1*) la desactivación de bandas mafiosas, casi todas vinculadas al narco tráfico. 2*) la violación por parte de una "maestra directora" de varios niños entre cinco y siete años, ocurridos en una escuela del Cerro. 3*) el asesinato en una cárcel del Penal de Libertad, del "Pelado Roldan" por parte de su compañero de celda.      

    Son tres hechos que poco y nada tienen que ver entre sí. ¿O si lo tienen? Porque son de una violencia tremenda los lugares donde se desarrollan estos hechos. Pero por otra parte los grandes medios de comunicación siguen mirando para otro lado, sin calibrar la gravedad de estos hechos. Y la sociedad uruguaya, que dice, que piensa, pues también se llama a silencio, salvo raras excepciones. Empecemos por el punto uno, nuestro Ministerio del Interior trabajando en conjunto con otros ministerios, logro "desactivar", varias banda mafiosas dedicadas a la venta de drogas. Hasta aquí esto no pasaría de un simple hecho, pero el tema que nos deja boca abierta es con la violencia con que actúan estas bandas, en lucha por una porción de territorio, creando terror y muerte. El tema es como se pudo llegar a esto. ¿Cómo? ¿Por qué esto no se pudo visualizar antes? Lo otro es el resultado del descabezamiento por parte de las autoridades, de estas banda mafiosas, crean una lucha interna donde la muerte es el común denominador, pues el dinero que se mueve en estos "negocios" es en dólares y con muchos ceros. Aunque aquí hay algo, que sigue sin cerrar, pues lo que se logra incautar son unos "pesos flacos", en función de la masa de dineros y la ganancia que deja el negocio. ¿Dónde está el resto? Seguro que en los asentamientos y lugares donde la policía ha estado NO ESTAN.  El segundo punto es como lo decimos, como lo suavizamos, para no herir sentimientos de una serie de niños. El hecho sucedió en la escuela N* 364 del Cerro de Montevideo y le sucede a 8 niños de cinco años, que fueron los que sufrieron una aberrante e incalificables atentado a sus personas. Seguro que de pronto como fue en una escuela de un barrio marginal, no se le da importancia. La directora de dicha escuela, ante la ausencia de la maestra tiene que atender dicha clase y lo hace. Fue el 25 de junio, tuvieron que pasar varios meses para que los niños fueran atendidos de "sus mentiras", que según sicólogos eran verdad. Hoy la justicia la acusa de: "reiterados abusos sexuales especialmente agravados", "privación de libertad" y "violencia privada". La fiscalía, el juez, alguien dice que ella tiene que espera a ser juzgada 120 días en su casa, "tomando mate". Hasta aquí podemos decir que es un tema de la Justica que es lenta, muy lenta. Aunque a mí lo que más me llama la atención es que ni el Sindicato de los Maestros (ADEMU) o la Federación Uruguaya de Magisterio, ni el PIT-CNT realizaran un paro, para manifestar por lo menos un malestar ante este aberrante hecho. ¿Qué hubiera pasado si un padre o una madre hubieran tomado justicia por manos propia?   Como decía hace un tiempo ante un paro de maestros, hay que mirar más a favor de los niños, esos que apenas tienen voz, que no tienen voto. Cuando callamos estos hechos, YO tengo el derecho a pensar como ciudadano que quieren tapar el sol con un dedo. Por último está el tercer hecho ocurrido en el Penal de Libertad. Allí en la soledad de la celda convivían dos reclusos, ambos asesinos. El asesinato, con un corte carcelario, no es novedad. La novedad en este tipo de cosas son una el nombre de asesinado Marcelo "Pelado" Roldan, aquel que asesino, allá por el 1989, a un joven de 15 años, que salió en defensa de su hermana y su padre durante un asalto a una vinería en Gral. Flores y Corrales. Tenía 44 años y más de la mitad de su vida, paso en centros de reclusión, con tan solo 14 años  cometió su primer asesinato. Pasando en la práctica, los últimos 31 años de su vida privado de libertad. El asesinato fue cometido en la soledad de la celda. Varias puñaladas cegaron su vida en un abrir y cerrar de ojos. Luego lo colgó por los pies y lo decapito. Su declaración será: "como no pude sacarle el corazón,  corte trozos del cuerpo lo frité y me los comí". El acto más horrendo llevado a cabo en una prisión del Uruguay, pero nadie se inmuto, al parecer, cada día nos vamos acercando a la barbarie más refinada sin que la sociedad reaccione.





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net