*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Ismael Blanco Ismael Blanco
“La mañana siguiente”
Esteban Valenti Esteban Valenti
El tercer pecado de la izquierda: el lumpen
Pablo Mieres Pablo Mieres
No toquen nada. Sordos y agotados.
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El derecho a un proyecto político nuevo
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La punta del iceberg. ¿Qué hay detrás de los reclamos de los pacientes?
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
La deriva ética de la ONU y su irreverente negación de la historia
Fernando López D’Alesandro  Fernando López D’Alesandro 
Bolsonaro, nosotros y la contradicción principal de nuestro tiempo
William Marino William Marino
El divide y vencerás
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
De 1999 al 2019. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Pérez Carlos Pérez
13 de Diciembre. Aniversario del nacimiento del General Liber Seregni, dos días antes del Plenario Nacional del FA
Juan Santini Juan Santini
Hasta aquí llego mi amor
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
¿Quién no lo conoce a Juan?
José W. Legaspi José W. Legaspi
¿De qué se ríe, excelentísimo expresidente, Dr Julio María Sanguinetti?
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La estrategia para destruir al Sistema
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
Carta abierta a veganos, animalistas y afines
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Un mundo se tambalea, pero el malon sionista esta presente
Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**) Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**)
A 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos
Jaime Secco Jaime Secco
¿Crear riqueza o acabar con la riqueza?
Juan Manuel Otero Juan Manuel Otero
El Concilio Arim / Miranda y sus ejes temáticos. ¿Academia/sociedad, buenas rela-ciones? ¿Descentralización?
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Israel es el único país del mundo libre que tiene terroristas de vecinos
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Asunción AMLO en México
Luis Fernández Luis Fernández
Malas noticias para Andalucía y toda España
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Árbol sin raíces no aguanta parado ningún temporal
Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro
Las Fuerzas Armadas uruguayas y el naciente peronismo
Héctor Musto Héctor Musto
Mis motivos para apoyar a Mario Bergara
Daniel Vidart Daniel Vidart
Caida y redención de la yerba mate
Alvaro Guerrero (*) Alvaro Guerrero (*)
La promesa y la acción en política
Michael Añasco Michael Añasco
James Jimmy Jones: cobarde hasta el fin
Jorge Jauri Jorge Jauri
La coalición o el optimismo de la razón
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
(Ciencia + periodismo) militante = fake news
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los médicos que hacen suyo el juego del gobierno
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Que grueso error María Julia
Felipe Michelini Felipe Michelini
El sistema de justicia: una reforma estructural pendiente
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
De la concentración de la riqueza y el poder decisional a democracias plenas
Roberto Cyjon Roberto Cyjon
Preguntas a Roger Waters
Dr Guillermo Chiribao Dr Guillermo Chiribao
Interpretación libre o dirigida de un afiche
Jaime Igorra Jaime Igorra
Sistema Nacional de Inteligencia del Estado (SNIE)
Enrique Gerschuni Enrique Gerschuni
Brasil y nosotros
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Expropiación de los derechos humanos en el uruguay del siglo XXI
José Pablo Franzini Batlle José Pablo Franzini Batlle
Brasil. Gracias Artigas
Gerard Cretenze Gerard Cretenze
¿Con qué parte del cuerpo está votando Brasil?
más columnistas



 
banner cablevision 300 x 138
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Ana Jerozolimski
imagen del contenido Ana Jerozolimski

Israel es el único país del mundo libre que tiene terroristas de vecinos

Ana Jerozolimski

06.12.2018

Este jueves 6.12, las Naciones Unidas votan una propuesta de condena a la organización terrorista Hamas por sus ataques con cohetes hacia la población civil israelí.

 

Recientemente, hace tan sólo unas semanas, disparó 460 cohetes y balas de mortero hacia comunidades civiles aledañas a la frontera.Y la única razón por la que no hay en situaciones así centenares de muertos, es el imponente sistema de protección desarrollado por el Estado para sus ciudadanos: las baterías anti-cohetes "Cúpula de Hierro" que interceptan y destruyen en el aire los proyectiles en camino, el hecho que hay refugios en cada casa en la zona más afectada por la cercanía a Gaza  y un sistema de alarmas que alerta a la población apenas se dispara, para poder alcanzar a resguardarse.

Esta situación nada tiene de nueva. Tampoco el hecho que Hamas continúa cavando túneles hacia territorio israelí para perpetrar atentados. Desde el 2014, Israel descubrió y destruyó túneles de Hamas que se adentraban en Israel. Desde octubre del 2017 hasta ahora, descubrió otros 17. Cada uno cuesta millones de dólares que Hamas opta por destinar al terrorismo, en lugar de gastarlos en beneficio de su población. Cada uno es un arma desarrollada para perpetrar ataques dentro de territorio israelí. Pero hasta ahora, la ONU no ha tomado ni una resolución condenando este fenómeno. Se preocupa únicamente de su fobia anti israelí. 

Habrá que ver si este jueves, la dinámica se revierte aunque sea por un día, y el organismo internacional se digna a votar contra el terrorismo y a condenar a Hamas.

Hamas, claro está, no está solo. Los acontecimientos de los últimos días, el operativo lanzado por Israel junto a la frontera con Líbano para exponer lo que sabía existe bajo tierra, túneles cavados por la organización pro-iraní Hizbala desde territorio libanés hacia territorio israelí, confirma lo singular de la situación que vive Israel: es el único país del mundo libre que tiene a terroristas de vecinos. A terroristas armados cuya agenda principal es dañarle, buscar constantemente cómo atacarle, cómo matar a su gente. Nadie cava un túnel secreto para venir de paseo.

Así es en el frente norte, en la frontera con Líbano, frente a los terroristas de Hizbala, y así en el frente sur, en la frontera con la Franja de Gaza, frente a los terroristas de Hamas. 

Unos y otros quisieran algo más amplio todavía: destruir a Israel, borrarlo del mapa. Pero en la práctica tienen claro que no podrán lograrlo con facilidad dado que Israel, precisamente por la necesidad que ha tenido desde su creación de lidiar con amenazas, ha desarrollado un gran poderío militar. Tiene el ejército más de avanzada de la región. Es tal cual nos dijo años atrás en una entrevista, el prestigioso escritor israelí David Grossman, uno de los principales exponentes de la izquierda sionista: "Yo quiero la paz y para ello estoy dispuesto a grandes retiradas, para llegar a un acuerdo con los palestinos. Pero no soy pacifista opuesto al servicio militar y a la fortaleza de Israel, porque Israel no puede permitirse no defenderse". Y agregó: "Me lo dicen mis propios amigos árabes: si Israel no es fuerte militarmente, está terminado".

Más allá de la amenaza desde un punto de vista de seguridad, no deja de sorprender ver una y otra vez cuántos esfuerzos -en tiempo, dinero, recursos en general-gastan las organizaciones terroristas en sus planes contra Israel. Lo comentamos con preocupación por la amenaza con la que tiene que lidiar Israel, pero no menos que eso, con pena por los civiles gobernados o controlados por dichas organizaciones, a cuyas necesidades no se presta ninguna atención. Los sacrifican sobre el altar del odio anti israelí.

Es más: los exponen al peligro dado que es entre los civiles que los terroristas operan y ocultan por un lado y por otro luego despliegan sus armas. También ahora, en el frente norte más álgido estos días por el operativo israelí para descubrir los túneles de Hizbala, es sabido que hay misiles en todas las aldeas del sur, prontos para ser usados contra Israel. Se estima que Hizbala tiene por lo menos 120.000 misiles. Y en estos precisos momentos, tal cual ha revelado la Inteligencia israelí, Hizbala intenta, con tecnología llegada desde Irán, sofisticar la precisión de los misiles, en instalaciones ubicadas debajo del estadio de fútbol de Beirut y junto al aeropuerto de la capital libanesa.

Y ya lo sabemos: si Israel decide en algún momento atacar para destruirlos, el mundo le criticará por "atacar blancos civiles". ¿A nadie se le ocurre decir nada contra el abuso del territorio libanés por parte de Hizbala, para atacar a un país vecino? 

Hamas abusa de los palestinos de Gaza y Hizbala abusa de la población civil del sur libanés. Hizbala lo hace ante los ojos de la ONU, cuya resolución 1701 del 2006 fue violada en forma flagrante por la organización terrorista pro iraní. Los túneles que Israel está descubriendo, lo comprueban. La resolución determinaba que no puede haber presencia de Hizbala hasta 30 kms de la frontera con Israel, y que nadie más que el ejército libanés puede estar armado. Pero el ejército libanés no puede lidiar con Hizbala, que es la fuerza más militarmente poderosa del país. No sólo Israel es víctima de los planes de Hizbala, también el propio Líbano.

Mientras lidia con todo esto, Israel continúa desarrollándose, fortaleciendo su economía, compartiendo sus conocimientos con el mundo entero y abriendo puertas de cooperación.  Todo, mientras se mantiene alerta y en guardia. No puede permitirse otra cosa: en algunas de sus fronteras, tiene terroristas de vecinos.

Ana Jerozolimski



Ana Jerozolimski



MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net