*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
23 de enero en Durazno, cita con la Historia
Esteban Valenti Esteban Valenti
La lucha ideológica y las milanesas
Ismael Blanco Ismael Blanco
Amor en tiempo de cólera
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los viajes de José Martí y Fidel Castro a Venezuela
Michael Añasco Michael Añasco
BLACKHAWK DAWN. EE. UU regreso a Somalia.
William Marino William Marino
Que nos pasa…
Fernando López D’Alesandro  Fernando López D’Alesandro 
La extravagante diplomacia checoslovaca
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
“Verdades” que son imposiciones: el caso de las ganancias de grandes corporaciones
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nosotros, la gente. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Maduro y las utopías
Jan Steverlynck (*) Jan Steverlynck (*)
ARTE Y SOLIDARIDAD Exposición Subasta Ecuador 1982. Para rescatar en la memoria
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Vinieron por las playas
Enrique Canon Enrique Canon
De la esquizofrenia a la ira
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
¿Hacia dónde vamos?
Carlos Pérez Carlos Pérez
La oferta y la demanda
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Atemporal
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Disciplinando a la profesión médica. Cuando la opinión de los pacientes es solo un ideal.
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
La muerte de Amos Oz : conciencia viva de Israel
David Malowany David Malowany
Más trata el Frente Amplio de decir que vivimos en un país distinto y este más se parece al de siempre
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Largaron
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Bolsonaro: Su popstar primera dama y los uruguayos
José W. Legaspi José W. Legaspi
Cuba “¿una sociedad diferente?”
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Los tiempo cambian aceleradamente
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Un 2018 que Israel puede resumir con orgullo
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
Muere Amos Oz, el escritor israelí que levantó su voz contra los fanatismos de Oriente Medio
Luis Fernández Luis Fernández
Voy a escribir sobre el agua y el fuego
Pablo Mieres Pablo Mieres
El financiamiento de los partidos: entre los versos y las acusaciones
Daniel Feldman Daniel Feldman
Cacho Feldman, 44 años de ausencia
Daniel Vidart Daniel Vidart
La guerra y la paz
José Vera José Vera
Saludo de nuevo año
Roberto Savio Roberto Savio
Las cucarachas y los humanos
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
La deriva ética de la ONU y su irreverente negación de la historia
Juan Santini Juan Santini
Hasta aquí llego mi amor
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
Carta abierta a veganos, animalistas y afines
Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**) Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**)
A 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos
Jaime Secco Jaime Secco
¿Crear riqueza o acabar con la riqueza?
Juan Manuel Otero Juan Manuel Otero
El Concilio Arim / Miranda y sus ejes temáticos. ¿Academia/sociedad, buenas rela-ciones? ¿Descentralización?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Árbol sin raíces no aguanta parado ningún temporal
Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro
Las Fuerzas Armadas uruguayas y el naciente peronismo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Coberturas Especiales | Infoesfera

REDES Y POLÍTICA

Informe alerta de la amenaza que representan las redes sociales sobre el discurso político

18.12.2018

WASHINGTON (Uypress) - Los tentáculos del Kremlin durante las presidenciales estadounidenses de 2016 se extendieron mucho más allá de lo reconocido hasta ahora por las grandes tecnológicas, según dos informes realizados para el senado de EEUU.

 

Estos señalan que los responsables de las principales redes sociales pueden haber “tergiversado o evadido” la información en las declaraciones que en su día prestaron en el Congreso, según los borradores a los que han tenido acceso The Washington Post y The New York Times.

Hubo más redes sociales implicadas y con mayor alcance. Además, ahora se sabe que los esfuerzos de los piratas rusos continuaron pasadas las elecciones con un nuevo objetivo que antes no circulaba en su campaña de desinformación: el fiscal especial Robert S. Mueller, quien lidera la investigación de la trama rusa.

Las investigaciones realizadas por universidades y empresas privadas revelan que se subestimó el papel de Instagram. Los rusos controlaban 133 cuentas en esta plataforma, que sumaban 2.600 publicaciones al mes en 2016. La frecuencia de publicación se disparó estrepitosamente después de las elecciones, alcanzando las 6.000 mensuales en 2017.

Una de las imágenes subidas a la aplicación afirmaba que Mueller había trabajado para "grupos islámicos radicales". En Facebook y Twitter hicieron circular mensajes donde afirmaban falsamente que el exidrector del FBI era corrupto y que las acusaciones de la injerencia rusa eran conspiraciones sin sentido, según recoge el Post.

“Lamentablemente, parece que [los responsables de] las plataformas pueden haber tergiversado o evadido información en algunas de sus declaraciones ante el Congreso”, afirma el informe producido por New Knowledge, una empresa de ciberseguridad, junto con investigadores de la Universidad de Columbia y Canfield Research LLC.

La documentación sostiene que la presencia en Instagram de la Agencia de Investigación de Internet (IRA, en sus siglas en inglés), la organización creada por informáticos rusos para interferir en las elecciones, puede haber sido igual o incluso más efectiva que la de Facebook.

En abril Mark Zuckerberg testificó ante el Congreso para dar explicaciones por el escándalo de la fuga masiva de datos a Cambridge Analytica, el conflicto que se sumó a la difusión de propaganda rusa. Zuckerberg admitió entonces que la campaña del Kremlin había alcanzado a 126 millones de usuarios de Facebook entre enero de 2015 y agosto de 2017 y 20 millones más en Instagram. Además, confirmó la colaboración de la compañía en la investigación de la trama rusa.

Los mensajes que difundió la fábrica de noticias falsas buscaban alentar tensiones raciales, políticas y económicas en EEUU durante la campaña presidencial. Mientras que las páginas falsas conservadoras promovieron la candidatura de Donald Trump, las páginas falsas de izquierdas intentaron perjudicar a la demócrata Hillary Clinton.

Los esfuerzos de la IRA por manipular la política estadounidense fueron en aumento desde 2014, según los informes. Los socios vinculados a los servicios de espionaje de Rusia y cercanos al presidente Vladímir Putin comenzaron a crear cuentas para “sembrar la desconfianza” primero en Twitter, después en Youtube e Instagram y por último en Facebook. También han tenido actividad en plataformas como Pinterest o PayPal.

El trabajo de los piratas informáticos no terminó el día que Trump fue elegido presidente. Cuando se destaparon las operaciones el año pasado, centrándose en Facebook y Twitter, los esfuerzos de las operaciones rusas se trasladaron con fuerza a Instagram. El informe sostiene que durante los tres años de datos recopilados —hasta mediados de 2017— los usuarios de Instagram interactuaron 185 millones de veces con el contenido creado en Rusia, en comparación con los 76,5 millones de intercambios en Facebook.

Las conclusiones se basan en los datos otorgados por la empresa de Mark Zuckerberg, Twitter y Alphabet, la empresa matriz de Google. “Lo que está claro es que todos los mensajes claramente buscaban beneficiar al Partido Republicano, y específicamente a Donald Trump”, dice el informe realizado por la Universidad de Oxford y Graphika, una firma de análisis de redes, al que accedió el Post.

El primer estudio de los millones de publicaciones entregados por las principales tecnológicas al Comité de Inteligencia del Senado permitió identificar la estrategia para incentivar a los conservadores a votar con mensajes sobre los derechos a las armas y la inmigración. Por su parte, la campaña dirigida a los votantes afroamericanos demócratas intentó socavar su fe en las elecciones y difundió información engañosa sobre cómo votar.

Los investigadores no ponen en duda los datos que entregaron las empresas, pero critican la “respuesta tardía y descoordinada” de las compañías, además de que, una vez desarticulada la operación rusa, no desvelaron todas las cifras.

El informe alerta de la amenaza general que representan hoy en día las redes sociales sobre el discurso político y advierte de que “las empresas que alguna vez se consideraron como herramientas para la liberación en el mundo árabe y en otros lugares ahora son amenazas para la democracia”.

El informe de la Universidad de Columbia desvela que el operativo ruso de Facebook centró sus esfuerzos principalmente en los afroamericanos.

En Instagram las imágenes más exitosas fueron las relacionadas con temas culturales y el orgullo negro, sin ser explícitamente políticas.

La frecuencia de este tipo de publicaciones se disparó antes de las elecciones. Los rusos utilizaron varias tácticas para tratar de reprimir la participación entre los votantes demócratas, haciéndoles llegar un llamamiento explícito a que se quedaran en casa. La Agencia de Investigación de Internet rusa creó una docena de sitios web relacionados con la comunidad negra. Los agentes compraron anuncios de Google para promocionar BlackMatters US (Asuntos negros USA) con mensajes provocativos como “Los policías matan a niños negros. ¿Estás seguro de que tu hijo no será el siguiente?”.

Fuente: El País de Madrid



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net