*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia: Macron ¿porqué no un Estado de Sitio ?
William Marino William Marino
26 de Marzo
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El piso secreto por donde camina y el manto de silencio que cubre a UPM
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El rumbo. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Ella, mujer y policía
Esteban Valenti Esteban Valenti
Discutir ideas, discutir insultos
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Un país es como una casa
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Relevamiento o más bien destitución de Guido Manini Ríos
Ismael Blanco Ismael Blanco
El latido libre
Jaime Secco Jaime Secco
El Partido Nacional tiene debilidad de liderazgos
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
El mundo al revés pro-chorros y anti-chorros
Pablo Mieres Pablo Mieres
El rey del despilfarro y la opacidad propone proyectos de transparencia
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Historias de mujeres
Juan Santini Juan Santini
Ha parido el Bolsonaro oriental
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: El agua ya no moja, contamina.
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
“Decretos Express”: Prepotencia Institucional
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Michael Añasco Michael Añasco
Tiny House
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Lamentable ejemplo femenino
Héctor Musto Héctor Musto
Esteban Valenti: ¿traidor? El maniqueísmo en la izquierda
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
¿La historia se repite?
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
Inseguridad. El Partido Nacional pone luz donde el FA quiso dejar oscuridad
Emin Ibrahimov Emin Ibrahimov
LA MASACRE DE JODYALÍ: CONSTANTE LLAMAMIENTO POR JUSTICIA Y PAZ
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Un Presidente que lidera con verdades, "militantes" virtuales que mienten
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
El seregnismo y sus supuestos
Roberto Savio Roberto Savio
Un Partido Mundial
Javier Bonilla Javier Bonilla
Uruguayos….. Mediocres, Cobardes y Corruptos
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Las “fiestas” las disfrutan los acaudalados, no los sectores populares
Lic. Mabel Moreno Lic. Mabel Moreno
CABO POLONIO, BALIZAS Y SU ENTORNO: HiSTORIA DE UN PAISAJE NATURAL Y HUMANO A PROTEGER
Daniel Herrera Daniel Herrera
Qué funciona mal en la ciencia, y cómo mejorarlo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Saludo de nuevo año

José Vera

21.12.2018

A todos los seres humanos, interesados en el bien vivir de todos, sin exclusión de ningún tipo, con sus ideas propias y pensamientos, con su realidad, pero cómplices en la lucha y en la esperanza.

 

A la gente del común y a sus organizaciones sociales y políticas, va mi saludo de fin y de nuevo año, con afecto para todos con un fuerte abrazo del Programa "Nuevo Paraguay", en su noveno aniversario y el cuarto del Colectivo que lleva su nombre,  imantado con los mejores deseos y de mucha fuerza, la que necesitamos para librar con éxito la batalla social y política que como reto de dignidad humana nos impone el nuevo año, para que con el empeño de todos, pueda realmente ser un año nuevo, con bienestar para todos, combatiendo la insensible política del gobierno que, a cuatro meses de asumir, continúa asentado en la vieja estructura de inequidad social, negadora de justicia, de igualdad de posibilidades de desarrollo y de formación de la juventud, negadora de la belleza, y de la armonía entre todos los seres dignos.  

 

Conocemos la confusión  de ideas y de pensamientos que hoy asedian a la población toda, de las creencias dispares, y somos solidarios con los sectores más humildes y marginados de la sociedad, rechazando la indiferencia e inconsciente cobardía que se verifica en buen porcentaje del substrato de clase media, y el egoísmo de la élite que acumula dinero sin escrúpulos. Por ello, alertamos a no bajar los brazos, quienes los tienen en lo alto de las luchas sociales, a no desmovilizarse y a quienes aún están  apáticos, que tomen conciencia que la única forma de salir del pozo, es luchar, es pelear contra las injusticias, proponiendo  ideas mejores. A los indiferentes, a los individualistas, a los egoístas, les digo que aunque pertenezcan a la oligarquía, a la clase de arriba, jamás  moralmente superior, les digo que también les llegará su turno en el naufragio masivo en el que nos está hundiendo este injusto sistema capitalista, que nos tiene atrapados  y enredados en la telaraña extendida por el hamponaje bancario, asiento del verdadero poder político  en el mundo.

 

Muchas conquistas del pueblo se han perdido, hay retroceso en toda la actividad laboral, con violación de las leyes de salarios, horarios y respeto al trabajador,  pero aún hay tiempo  para levantarnos,  para desplegar con determinación la bandera de la justicia social, madre de toda paz humana. El mundo del trabajo atraviesa una gran confusión, y nada lo prepara para insertarse airosamente en la cuarta revolución industrial que está en marcha acelerada.

 

El crisol de nuestros sueños de días mejores, de vida mejor, nos convoca en la lucha por la unidad y la movilización de la potencia transformadora que anida en cada pueblo consciente. En Paraguay es un deber patriótico recuperar la ejemplar patria que fue y que tiene esplendoroso futuro si somos capaces de extirpar las malas hiedras, para que no aplacen ni un día más la distribución y titulación, en carácter de ocupante, de las tierras fiscales y las ocupadas ilegítimamente, en usufructo de quienes quieran trabajarlas, en especial  los indígenas, campesinos pobres y ese labriego heroico productor de alimentos, estableciendo una democracia verdadera, con equidad social y enemiga de las trampas y las exclusiones, la que repare a las víctimas de la política neoliberal esclavista, y le de juego a la verdad; la patria que establezca por primera vez la educación y la salud gratuitas en todos los niveles, la del combate sin cuartel a la corrupción

 

La esperanza sigue viva y mientras ella palpite en nuestro pecho y el pueblo aprenda a amarse más y a pelear por sus derechos, ninguna adversidad,  ni  enemigo, ni  nada, podrá detener sus sueños, deseos y aspiraciones más legítimas, que lo facultarán para convertirse en el constructor de un ser mejor y de un país y un mundo de y para todos.

 

Buen fin de año y un 19 de lucha y de triunfos del pueblo que, con plena conciencia cívica, luche por sus inalienables derechos humanos!!.  

 

José Antonio Vera Arena



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net