*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
23 de enero en Durazno, cita con la Historia
Esteban Valenti Esteban Valenti
La lucha ideológica y las milanesas
Ismael Blanco Ismael Blanco
Amor en tiempo de cólera
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Los viajes de José Martí y Fidel Castro a Venezuela
Michael Añasco Michael Añasco
BLACKHAWK DAWN. EE. UU regreso a Somalia.
William Marino William Marino
Que nos pasa…
Fernando López D’Alesandro  Fernando López D’Alesandro 
La extravagante diplomacia checoslovaca
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
“Verdades” que son imposiciones: el caso de las ganancias de grandes corporaciones
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Nosotros, la gente. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Maduro y las utopías
Jan Steverlynck (*) Jan Steverlynck (*)
ARTE Y SOLIDARIDAD Exposición Subasta Ecuador 1982. Para rescatar en la memoria
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Vinieron por las playas
Enrique Canon Enrique Canon
De la esquizofrenia a la ira
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
¿Hacia dónde vamos?
Carlos Pérez Carlos Pérez
La oferta y la demanda
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Atemporal
Carlos Vivas, Homero Bagnulo Carlos Vivas, Homero Bagnulo
Disciplinando a la profesión médica. Cuando la opinión de los pacientes es solo un ideal.
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
La muerte de Amos Oz : conciencia viva de Israel
David Malowany David Malowany
Más trata el Frente Amplio de decir que vivimos en un país distinto y este más se parece al de siempre
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Largaron
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
Bolsonaro: Su popstar primera dama y los uruguayos
José W. Legaspi José W. Legaspi
Cuba “¿una sociedad diferente?”
Jorge Balseiro Savio Jorge Balseiro Savio
Los tiempo cambian aceleradamente
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Un 2018 que Israel puede resumir con orgullo
Mauricio Zieleniec Mauricio Zieleniec
Muere Amos Oz, el escritor israelí que levantó su voz contra los fanatismos de Oriente Medio
Luis Fernández Luis Fernández
Voy a escribir sobre el agua y el fuego
Pablo Mieres Pablo Mieres
El financiamiento de los partidos: entre los versos y las acusaciones
Daniel Feldman Daniel Feldman
Cacho Feldman, 44 años de ausencia
Daniel Vidart Daniel Vidart
La guerra y la paz
José Vera José Vera
Saludo de nuevo año
Roberto Savio Roberto Savio
Las cucarachas y los humanos
Jorge Schneidermann Jorge Schneidermann
La deriva ética de la ONU y su irreverente negación de la historia
Juan Santini Juan Santini
Hasta aquí llego mi amor
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
Carta abierta a veganos, animalistas y afines
Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**) Mireia Villar Forner (*) / Birgit Gerstenberg (**)
A 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos
Jaime Secco Jaime Secco
¿Crear riqueza o acabar con la riqueza?
Juan Manuel Otero Juan Manuel Otero
El Concilio Arim / Miranda y sus ejes temáticos. ¿Academia/sociedad, buenas rela-ciones? ¿Descentralización?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
Árbol sin raíces no aguanta parado ningún temporal
Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro Carolina Cerrano-Fernando López D’Alesandro
Las Fuerzas Armadas uruguayas y el naciente peronismo
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Largaron

Juan Raúl Ferreira

03.01.2019

Aunque todos los Partidos anuncian un receso veraniego, celular en mano, y redes mediante la carrera hacia junio y octubre largó. Desde una cómoda butaca con vista al mar en Punta del Este, hasta el mas perdido donde haya una candidato, hay un celular con tweeter, le nueva e impersonal forma de hacer política. Así empieza en Uruguay la campaña.

 

En Argentina, la disputa es por ver quién pierde. América Latina inicia dos  modelos de propuestas nuevas, una de izquierda en México y una reaccionaria en Brasil.

 

Curiosamente, sobre las nuevas experiencias en América Latina la Gran Prensa, una vez más. desinforma. Es tremenda la influencia de los "analistas" de CNN con el modo de tratar las noticias por parte de los Grandes medios en nuestro país. México y Brazil son los dos países más grandes, no solo geográficamente en el continente, sino que en ambos el gobernante que inicia sus funciones gana por márgenes no conocidos en ninguno de los dos países. 

 

Para la Prensa Grande, son dos experimentos idénticos al que llaman "populismo. Deberían definir a qué llaman populismo. Lo que Manuel López Obrador (AMLO) es, es popular. Populismo es lo de Brazil donde se cuenta los detalles de los invitados, la ropa que lucían sus esposas, que se juntó mucha gente. Y abrazan ambas experiencias en un mismo rótulo : "populismo."

 

En esa generalización interesada ocultan que AMLO, viene del mundo político desde siempre y Bolsonaro es un advenedizo. Que AMLO ha repudiado la dictadura cómo forma de gobierno, y Bolsonaro aplaude cada vez que puede a la dictadura brasileña de los sesenta. Mientras que AMLO, reivindica los pueblos originarios y campesinos, Bolsonaro repudia a los negros, ha dicho que mataría un hijo si le sale homosexual, y ha dicho varias veces que si es necesario cierra el parlamento. ¿Qué tienen en común? Mientras que a AMLO lo ovacionó la gente de a pie, a Bolsonaro, como consignan las fotos, jóvenes de clase media flamean banderas  mientras simulan tener un revolver en la mano.

 

Para mi es justamente lo contrario. México y Brasil personifican dos modelos opuestos, de cuyos éxitos y fracaso dependerá en gran medida el futuro de nuestro sub continente.

 

Argentina es una historia aparte. Macri dice que el problema fue no aplicar una política shock sino haber apostado al gradualismo. Bueno. Fue él quien dijo "terminó la época de los ajustazos y tarifazos. Es hora del gradualismo." El FMI terminó poniendo la plata y las condiciones. Y cada vez que Macri dice: "lo peor ya pasó, sale el FMI a recodar que no es así; que el 19 será peor que el 18 y el 10 peor que el 19 aún. Lo curioso es que todo un partido político opositor de nuestro país, puso a Macri como paradigma de  lo que quieren hacer si ganaran. Abrazar al Neoliberalismo con fuerza desesperada.  Régimen este que hace agua en el mundo entero.

 

Nos queda pues, ver qué va a pasar en Uruguay. Tenemos elecciones internas en junio y nacionales en octubre con la eventual segunda vuelta en noviembre. Varias fuerzas se encuentran con la disyuntiva de que lo que les sirve para la interna, les juega en contra en  las nacionales. No han entendido algunos que  la gente tiene un sexto sentido para detectar, cada vez más, la diferencia entre la demagogia y la franqueza. Hay que tener siempre el coraje de decir me equivoqué, y no sorprender con estos giros tremendos. Grupos que se definen como wilsonistas, (en el año de su centenario), van a las urnas con propuestas como "el ejército a la calle", "cadena perpetua" etc." A lo mejor les sirve en la primera vuelta, pero vuelca la balanza hacia la derecha. Y cuando se creía que ya no más: más derecha y más derecha (¿?)

 

Las encuestas dan resultados tan dispares que nadie puede basarse en ellas para un pronóstico. En lo personal me parece mejor. Porque es muy triste elegir para apostar a ganador en vez de apostar al mejor. De todos modos aunque las encuestas fueran parejas, no quieren decir nada un año antes. Porque en el mundo de hoy, con la volatilidad de la opinión púbica,  lo que hay que pensar es como se llega al día electoral. Macron hace un año tenía 64% y hoy a duras penas araña el 20% de aceptación. Todo cambió en un año.

 

Creo pues que en el caso de Uruguay, lo que más importa es saber en qué clima se van a desarrollar las mismas. Hace ya muchos años,. que el sistema político se ha olvidado de aquellos debates parlamentarios que eran orgullo nacional por su altura y el peso que tenían ante la opinión pública. Poco a poco se impuso un estilo político  que ha ido suplantando el debate y la confrontación de ideas por la descalificación del adversario.

 

Cuando las interpelaciones que a fines de los 60 e inicios de los 70 proyectaron públicamente la figura de Wilson, estas tenían una magia: la lealtad al adversario. No se suele recordar. Pero él  siempre lo subrayaba antes de cada una de ellas.  Ninguna de las cuáles terminó con menos del Ministro renunciando. PERO, antes de solicitar la interpelación, visitaba al Presidente que estuviera al mando (Gestido y luego Pacheco): "Tengo esta acusación contra tal Ministro. Si Ud. lo sustituye, queda todo liquidado, si no: interpelo." ¿No es distinto estos la que acabamos de ver:  Citar a la Cámara para pedir la censura de un Ministro, sabiendo de antemano que no alcanzarían los votos requeridos por la Constitución? ¿Eso es interpelación o campaña electoral interfiriendo en la labor del Parlamento?

 

Ojalá el clima de tolerancia sea bueno. No creo. En lo me es personal en mi cuenta de Tweeter en dos días que lleva el año he debido "reportar" ochenta y tres insultos o amenazas. Algunos dirigentes sostienen que eso es un tema de las bases. No Señor, si usted no es capaz de transmitir a su gente cómo debe conducirse, usted no es dirigente. Por otra parte si las bases perciben de sus dirigentes agravios a insultos, quienes debieran ser meros contendientes, las bases van a buscar en su militancia esa violencia que le trasmiten.

 

Ojalá me equivoque. En mis  años jóvenes, junto a mis primeros pasos en la militancia, por la décima parte de lo que escriben algunos "militantes de hoy", se echaba al mismo. Seguimos esperando que las autoridades de algunos partidos, rompan el silencio y llamen a defender sus ideas sin agredir al que piensa distinto.

 

Dr. Juan Raúl Ferreira



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net