*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Felipe Michelini Felipe Michelini
Argentina- Uruguay: la integración fluvial una acción permanente
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
La importancia de explicar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Daniel Feldman Daniel Feldman
Es la cultura, estúpido
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Ante nuestros ojos tantas y tantas cosas desfilaron
Ismael Blanco Ismael Blanco
Pido la palabra
Esteban Valenti Esteban Valenti
La izquierda que se necesita
Janet Nuñez Janet Nuñez
Una reflexión sobre el Partido Cabildo Abierto
Ruby Soriano Ruby Soriano
México, la border patrol de Trump
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Nuestra seguridad amenazada
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
¿Cuándo se jodió el Uruguay?
Jorge Eiris Jorge Eiris
Paso a paso…
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Del asesinato considerado como una de las malas artes
William Marino William Marino
Se vino el invierno
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La renovación y la mañana siguiente
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
La parresia y los movimientos sociales
Charles Carrera Leal Charles Carrera Leal
A propósito del Sistema Automatizado de Interceptaciones Legales
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
El FA es el instrumento
Jaime Secco Jaime Secco
La unidad, un cuentito que pasó
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
“POR LA NEGATIVA”: ¿Quién ganó? ¿Quién perdió?
Juan Santini Juan Santini
La Justicia italiana condena a cadena perpetua a militares uruguayos por el Plan Cóndor.
José W. Legaspi José W. Legaspi
La “sobrevaluada” corrección política y las verdaderas ratas
Agustín Deleo Mas Agustín Deleo Mas
Encierro y el día después…
Héctor Musto Héctor Musto
Mi balance sobre la votación de Mario Bergara en las internas
Diego Piñeiro Diego Piñeiro
La irrupción de WhatsApp en las campañas electorales.
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Los desencantados de los desencantados...

Luis Fernández

24.01.2019

Seguro que festejaría mucho si me equivoco, pero la izquierda en España lleva exactamente el mismo camino que las de Francia e Italia por lo menos, o sea...el sueño de los justos.

Lo que primero desaparece como estrategia de avance, es la estructura de partidos de izquierda a la vieja usanza “centralistas democráticos”. Ese concepto fue parte de la utopía, porque en realidad fueron siempre partidos centralistas, salvo los movimientos internos que devenían en conspirativos para cambiar dirigentes; pero allí también la “democracia” anduvo coja.

Sin embargo las injusticias sociales no sólo siguen presente, sino que aumentan.

Ex gobernantes desfilan por los juzgados...(ojo “desfilan” porque al final casi nadie va preso) .

Apelo a aquél viejo calificativo y digo las “condiciones objetivas” resultan cada vez más evidentes. Sin embargo nada ni nadie parece aprovecharlas.

Así la derecha se hace cada vez más fuerte, produce más “ofertas” electorales y en un gobierno parlamentario lo que importa es la suma de parlamentarios y no tanto de votos propios.

El sistema, con sus costumbres y “prioridades” ha impregnado a todos.

a) El máximo dirigente de Podemos compró un chalet en un lugar alejado para que la prensa no le “moleste”. (La izquierda siempre se quejó de la prensa porque no le daba cabida,,,).

b) Ese mismo dirigente se tomó 3 meses de licencia por paternidad y se alejó de la vida política...¿ Y los desalojados en la calle?, ¿Las camareras de piso que trabajan por mendrugos?.

c) En un Congreso del partido quitó al segundo que planteaba diferencias... pero ¿Por quién lo sustituyó?...¡¡Por su compañera!! Aaah... amigo! ¡Pavada de Centralismo!!.

d) Aquél que fuera segundo, se marchó de golpe. El líder redactó una carta pública hace unas horas donde la inicia de la peor manera: “Lamento tener que interrumpir mi licencia por paternidad para dedicarme a responder...”..No es chiste. Es real. Está en los periódicos.

Estos 4 “detalles”, son absolutamente legales y/o reglamentarios, pero parecería que un dirigente debe tener claro que todos sus gestos son parte de esa campaña permanente por el cambio en su país. Muchos creímos siempre que los dirigentes de izquierda no son “trabajadores politicos”

En todo caso lo que ha desaparecido es toda aquella literatura sobre la ideología.

Hoy el mejor dirigente de izquierda será el que la gente crea honesto, capaz, humilde y preocupado por los más necesitados. Parece fácil...sin embargo...

Adviértase que nuestra intención no es cuestionar las intenciones o mejor dicho, los objetvos políticos de estos dirigentes.

Para nuestro páís sus edades son casi de “niños de pecho” ninguno pasa de los 35 años. Nuestros máximos referentes de la izquierda pasan holgados los 70 años. Para España, aquél “Movimiento de Indignados” fue la rosa que creció en el desierto. El PSOE de Zapatero, salpicado (para ser cautos) por temas de corrupción, cedió a Rajoy (PP) el gobierno, ante la imposibilidad de manejar la crisis del 2008. La derecha hizo lo que sabe hacer: un monumental ajuste que pagaron y siguen pagando sólo los trabajadores y pensonistas.

Fue hasta casi lógico, que de un día para otro Podemos recibiera el apoyo de 5 millones de españoles. Eran la esperanza. Chicos bien intencionados, capaces, profesores universitarios en temas afines como filosofia, sociología, economía, etc.

La derecha los recibió con previsible desprecio.

Conquistaron las Alcaldías de nada menos que de Madrid, Barcelona y varias otras ciudades y muchísimos Ayuntamientos..

Allí comenzó a actuar esa “célula dormida” en muchas cabezas, que desarrolla la idea de “solidaridad y cambio”, a través de mucha teoría y poca práctica. La gestión resulta eficiente, pero la individualidad y el afán de protagonismo se apoderan de los resultados de esa gestión. Las luchas intestinas son innumerables a lo largo de toda España.

Elección tras elección pierden votos. Muchos de los cuales no son ganados por nadie (directamente, se quedan en casa) y asi mejora su porcentaje toda la gama derechista, como ha sucedido en Andalucía.

 

Luis Fernández



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net