*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Gatillo presunto
William Marino William Marino
Militancia o activismo
Luis Fernández Luis Fernández
¿Qué va a pasar el próximo domingo en España?
Esteban Valenti Esteban Valenti
Ida Vitale, mujer, uruguaya y poeta
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Los sinuosos caminos de la derecha, la insólita ruta conservadora y la izquierda correcta
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
“Era tan fácil mantener el silencio”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Disyuntiva de hierro. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La excesiva ansiedad de las personas por su salud
Jaime Secco Jaime Secco
Una mañana de abril en dictadura
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Nuestros primos… políticos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El simbolismo de Notre Dame de París en llamas
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Estados confesionales en el mundo
Michael Añasco Michael Añasco
Rwanda a 25 años del genocidio
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Paris: la catedral de Nôtre Dame en llamas
Carlos Visca Carlos Visca
Al margen de los últimos acontecimientos en las Fuerzas Armadas
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Sionismo: de la emancipación judía a nación de amos
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Beresheet se estrelló. Pero Israel no fracasó.
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Censura o “problemas cargando la página”
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Otra economía, otro país
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
Jorge Braun Jorge Braun
Jose Nino Gavazzo, una pieza insignificante en el engranaje de la DICTADURA.
Héctor Musto Héctor Musto
El Partido Independiente: error y falta de ética política
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Mieres
Juan Santini Juan Santini
La Justicia de una democracia tutelada
Pablo Rudich Pablo Rudich
Masacre de Christchurch y la ultradercha en Austria
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El mejor candidato para ganarle al Frente Amplio
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

Un nuevo 5 de febrero. (Abordando eso gris, que parece la teoría).

Jorge Aniceto Molinari

07.02.2019

Hace un año atrás escribí para la columna de Uypress, esto que a continuación sigue. Un año después me reafirmo en lo dicho a la vez que renuevo mi preocupación ante una crisis de la predominancia del modo de producción capitalista que el mundo está demorando demasiado en abordar y que los actores políticos tardan en reconocer.

El 5 de febrero de 1971, nacía el Frente Amplio en la antesala del Senado de la República Oriental del Uruguay.

Sus pasos iníciales fueron muy firmes, líderes políticos, debate ideológico y un programa que tenía en el país profundos antecedentes.-

Nadie podría hacer hoy, una "historia oficial" del Frente Amplio, en mi caso, mi visión personal prácticamente no coincide con ninguna de las que han circulado hasta el día de hoy, o por lo menos de las que he leído.- Por lo tanto asumo mi compromiso con lo vivido y a la vez advierto de lo que para mí ello ha significado.

El país había vivido el liderazgo de un hombre profundo conocedor de las ideas de Marx, pero como Marx, nunca se declaró "marxista": don José Batlle y Ordoñez. Que además advirtió, primero que nadie en un breve documento a la muerte de Lenin, cuál iba a ser el drama que empezaba a vivir esa formidable revolución.-

El liderazgo del Frente nació antes que el propio Frente y dentro del Partido Colorado en un intento de revivir el ideal del Pepe Batlle. El equipo (porque era eso, un equipo) del General Líber Seregni fue estimulado a cumplir con los avatares de una selección interna dentro de ese Partido, sus impulsores Zelmar Michelini, Amílcar Vasconcellos, Alba Roballo, fracasaron y el viejo Partido ya no admitía ser renovado.-

El primero en promover el intento fuera del Partido Colorado fue el inolvidable Zelmar Michelini, que formó junto al también inolvidable Arq. Juan Pablo Terra, líder de la Democracia Cristiana lo que se llamó Frente del Pueblo, su objetivo dar forma política al proyecto - lo que yo llamo equipo del General Seregni- que tuviera una expresión política propia.

La respuesta afirmativa no se hizo esperar por parte de ellos: queremos avanzar y necesitamos de instrumentos políticos. Tal vez el fundamental, el apoyo de los trabajadores, recordemos que las movilizaciones por las reivindicaciones gremiales habían sido y eran muy intensas, entre ellas la respuesta del gremio bancario conducido por Carlos Gómez en la crisis bancaria de 1965, que entre otras cosas impuso que no quedara gente sin trabajo y que los ahorristas no perdieran sus ahorros. Algo de lo que ocurrió más adelante en el tiempo 2002, con AEBU con el timón de Juan José Ramos y el Ministerio de Economía al mando del Dr. Alejandro Atchugarry.

 Otro ejemplo fue el de UTE (en ese entonces Usinas y Telecomunicaciones del Estado), por citar tal vez a uno de los más emblemáticos y con importantes repercusiones en el seno de la sociedad, su gremio AUTE encabezado por Wladimir Turiansky que aún en difíciles circunstancias supo mantener su unidad y pujanza en medio de una CNT también firme y pujante.-

Para esta expresión naciente que encabezaba el General Seregni era necesario que las expresiones políticas que se definían en las acciones sindicales tuvieran su expresión organizada en el nuevo frente político. Por  lo  tanto  debían estar sin duda comunistas y socialistas.-

La objeción desde el llamado Frente del Pueblo era que los comunistas tenían resabio de stalinismo y que por eso someterían a la naciente fuerza política a exclusiones, en primer lugar a los troskistas.-

Ahora en las principales luchas sindicales esa exclusión no se daba, un ejemplo era el propio gremio bancario que gozaba de una diversidad de opiniones y a la vez de una acción profundamente unida a la hora de respaldar las decisiones de los organismos.-

Por eso advierto que esto es muy personal, lo que ocurrió fue que el POR (Partido Obrero Revolucionario) enterado de la objeción solicitó una entrevista directa a la dirección del Partido Comunista, la que aceptó sin más trámites y designó para que asumiera su representación al entonces senador Enrique Rodríguez.- La reunión fue breve y contundente, lo que estaba pasando en AEBU (gremio bancario), debería pasar en la fuerza política que naciera, sin exclusiones, salvo las de aquellas que no aceptaran las reglas democráticas porque entendían que el camino era otro, aún cuando el objetivo era encauzar todo dentro de los carriles institucionales y  de desarrollo democrático.

No son "detalles" menores, Batlle había convertido en su época al Partido Colorado en un crisol de democracia, a donde ingresaban los grupos anarquistas perseguidos por la explotación capitalista y sus quimeras de una sociedad sin clases, salteándose ellos con infantilismo toda la maduración capitalista que Marx y Engels establecían y que Batlle comprendía y aplicaba con maestría.-

El Frente nacía entonces con una profunda vocación democrática y heredaba los problemas ideológicos que la incomprensión del método marxista había generado en la izquierda y que aún hoy la perturban.

Recordemos que la revolución cubana despertó todos los sueños de liberación y a la vez generó contradicciones que se expresaron por ejemplo en la conferencia de la OLAS ( Organización Latinoamericana de Solidaridad ) donde Fidel alentaba la lucha armada ante la aclamación casi unánime de toda la Conferencia, con la excepción de Rodney Arismendi que procuraba por todos los medios influir para que el contenido de esa fuerza se ejerciera a través de la acción organizada del pueblo y en particular de sus trabajadores.

Todo llegó al nacimiento del Frente, la experiencia y a la vez la necesidad de explorar nuevos caminos. El sistema predominante a su vez trasmitía toda la inercia "nacional" que el sistema de producción capitalista empezaba a mostrar en esta fase de predominio de los complejos empresariales multinacionales.

El Frente pensaba, y aún sigue pensando en una matriz productiva "nacional" cada día más imposible por el propio desarrollo maduro y desigual del capitalismo en el mundo, ahora ya en un proceso de profundizar las guerras y cuando la crisis es irreversible. Lo que no quiere decir de que aún no siga creciendo, particularmente en el nuevo centro de su desarrollo empresarial ecuménico de las multinacionales, como la es la China gobernada por su Partido Comunista, y todo su entorno asiático.

La derecha procuraba utilizar la reacción en la sociedad al esfuerzo estéril que un formidable sector, particularmente de la juventud, derrochaba en procura de afianzar una guerrilla que estaba fríamente controlada  por los servicios del entonces imperialismo yanqui, como base para sus construcciones políticas regresivas. No aspiraba a una política de desarrollo propio, como en su momento programó Wilson Ferreira Aldunate, por el contrario también lo hizo su enemigo. La derecha como ahora está preocupada por su economía y el avance de las reivindicaciones sociales, sin comprender que la lógica del capitalismo va ahogando las economías nacionales, aún cuando haya políticas sociales mal aplicadas y que hayan dilapidados fondos que en última instancia quedan en el propio país.

La mística de la bandera de Artigas con la que Seregni conducía el movimiento tenía la base sólida de la necesidad de unión de los orientales y de su capacidad para encontrar salidas a las dificultades y tenía además el programa para esa etapa.

Hoy a 47 años de ese acontecimiento, nuestra preocupación sigue siendo la misma, como traducir en un programa la posibilidad de avance del desarrollo social. Ya no es posible el programa de 1971, ni siquiera el programa de Wilson Ferreira.

El Frente Amplio en el gobierno, con peligrosos altibajos, ha aprovechado la coyuntura. Tiene en su seno profundas contradicciones cuando se entra a analizar posibles salidas a una crisis que en el país, el capitalismo no expresa aún en toda su profundidad, particularmente cuando de hacer inversiones se habla.

Nos está faltando la sabiduría que José  Batlle y Ordoñez tenía en el conocimiento de los maestros, y que Seregni y sus compañeros de equipo se ingeniaban para continuar.- Ahora convengamos que el programa y los medios para llevarlo adelante existen, salvo que están en contraposiciones con utopías "nacionales" y particularmente ambiciones que frenan su desarrollo, pero también existían en 1971.

Jorge Aniceto Molinari



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net