*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Gatillo presunto
William Marino William Marino
Militancia o activismo
Luis Fernández Luis Fernández
¿Qué va a pasar el próximo domingo en España?
Esteban Valenti Esteban Valenti
Ida Vitale, mujer, uruguaya y poeta
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Los sinuosos caminos de la derecha, la insólita ruta conservadora y la izquierda correcta
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
“Era tan fácil mantener el silencio”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Disyuntiva de hierro. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La excesiva ansiedad de las personas por su salud
Jaime Secco Jaime Secco
Una mañana de abril en dictadura
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Nuestros primos… políticos
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El simbolismo de Notre Dame de París en llamas
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Estados confesionales en el mundo
Michael Añasco Michael Añasco
Rwanda a 25 años del genocidio
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Paris: la catedral de Nôtre Dame en llamas
Carlos Visca Carlos Visca
Al margen de los últimos acontecimientos en las Fuerzas Armadas
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Sionismo: de la emancipación judía a nación de amos
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Beresheet se estrelló. Pero Israel no fracasó.
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Censura o “problemas cargando la página”
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Otra economía, otro país
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
Jorge Braun Jorge Braun
Jose Nino Gavazzo, una pieza insignificante en el engranaje de la DICTADURA.
Héctor Musto Héctor Musto
El Partido Independiente: error y falta de ética política
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Mieres
Juan Santini Juan Santini
La Justicia de una democracia tutelada
Pablo Rudich Pablo Rudich
Masacre de Christchurch y la ultradercha en Austria
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El mejor candidato para ganarle al Frente Amplio
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Carlos Wuhl

FRANCIA : « chalecos amarillos » conjunción de Historia y lucha de clases I

Carlos Wuhl

12.02.2019

En años que no se producía en Francia un movimiento de pueblo que ya lleva más de 14 semanas enfrentando a un gobierno clasista, sordo y soberbio.

La foto que acompaña este intento de comprender el movimientos històrico que vive Francia en estos momentos, se lee en la espalda de uno de los « chalecos amarillos », recordando una frase del rey Luis XVI : « ¿es una revuelta ? - no Sire, es una REVOLUCION »

Y es así la conjunción entre la Historia francesa, desde los tiempos de « jacquerías » hasta esta demostración de ocupación de sitios en las autorutas y caminos de Francia, así como las manifestaciones, que cada sábado desde hace más de 12 semanas sacude hasta los cimientos el actual gobierno del Presidente Macron.

Bastó que el líder la formación de izquierda, la Francia Insumisa, Jean Luc Mélenchon, hiciera una declaración que estaba « fascinado » por la acción de uno de los tantos jóvenes de los « chalecos amarillos », Eric Drouet, y hacer el recordatorio de un otro Drouet (Jean-Baptiste Drouet) de la Historia francesa. Ese que en Varenes, (junio de 1791) descubre la huida del rey Luis XVI, junto a su familia dirigiendose después de los acontecimentos de julio de 1790 (Federación entre el rey,la ley y el pueblo), rumbo a Austria, para tratar de sofocar la naciente revolución, lo denuncia y el rey es capturado y llevado a Paris para ser juzgado. Inmediatamente, después de las declaraciones de JLM, por todos los medios de radio-tele-difusión, salieron los periodistas hacer una comparación, que este movimiento de protestación se acercaba a la insurrección revolucionaria. Pero sobre todo haciendo incapié en la violencia, demostrada en todas las manifestaciones, ya en Paris, como en otras ciudades de Francia.

Jamás se ha visto una tal acción de desinformación, provocación por parte de un gobierno que sigue manteniendo, a pesar de dires y diretes del Presidente Macron, en una posición de mantener « la ruta marcada » de su gobierno, este mismo que originó la protestación de cientos de miles ciudadanos franceses, en especial, de la clase media (ya que en su mayoría posee automoviles para uso de trabajo) y que afirman jamás haber participado en manifestaciones, vienen de « descubrir » que SI existe la « lucha de clases », y es en ese despertar  radica esta constancia histórica de buscar su propia voz democrática.

Para comenzar un análisis del fenómeno de los « chalecos amarillos », en Francia, y que ya se extienden a otros país de Europa, fenómeno a los cuales personaolmente, llamo « un despertar de la eterna lucha de clases », y que sin duda desemboca en que miles y cientos de miles de franceses, que se han recnocido en las luchas, hoy por hoy toman cuenta, de su fuerza, pero si también de una conciencia de clase, y es por ello la permanencia y crecimiento del movimiento.

LA CLASE SOCIAL A ENFRENTAR

Para llegar a este momento, lo primero es analizar de que está compuesta, la « clase dominante », quien la compone y ante quienes son llamados a ir hasta la última consecuencia, mismo la deriva autoritaria que se desprende entre los discursos del propio presidente Macron, como de las leyes que vienen siendo aprobadas, por tener una amplia mayoría parlamentaria. La « última » es la de aprobar la « Ley anti-casseurs », es decir aparte ya del arsenal mas que elocuente para la lucha contra las manifestaciones, ahora el ciclo se cierra más aún, dando a los Prefectos de Región utilizar una Ley comparable como lo han dicho diversos parlamentarios de todos los colores, a las utilizadas por el Régimen colaboracionista pro-nazi de Vichy, « LA LEY DE SOSPECHA de posible delito ».

Para comprender perfectamente quienes son los personajes de la sociedad macroniana, quienes la integran y como representan fundamentalmente los valores « serios » de la Nación, el poder económico, financiero, industrial y sobre todo al servicio del Presidente-Rey de la Vta. República francesa.

En este mes de febrero, el mensual « Le Monde Diplomatique », desde su primera página nos presenta que efectivamente, la lucha de clases, es el motor esencial del enfrentamiento entre gobierno soberbo, y la masa popular de los « chalecos amarillos ». Un estudios de dos sociólogos, Michel Pinçon y Monique Pinçon-Charlot, ex directores de investigación en el Centro Nacional de Investigación Cientifica (CNRS) exponen extractos de su libro : « El Presidente de los ultraricos »-Una Crónica del desprecio de clase en la política de Emmanuel Macron. (Editorial de La Découverte- Paris, fin de enero del 2019). 

El Presidente de los ultraricos

La casta al poder

ENTRE el resultado del Sr. Emmanuel Macron en la primera ronda de las elecciones presidenciales, el 23 de abril de 2017, y el puntaje de La República en Marcha (LRM) en la primera ronda de las elecciones legislativas, el 11 de junio siguiente, hubo una erosión Por más de dos millones de votos.

 

La marejada inicialmente prometida fue aún menor cuando la abstención batió récords en la segunda ronda de las elecciones legislativas: más de veinte millones de votantes, más de la mitad de los registrados, prefirieron ese dia ir a pescar LRM ha logrado la hazaña de obtener, con solo 7,826,432 votos, 308 escaños en la Asamblea, una mayoría absoluta para permitir que Macron respalde su programa neoliberal.

 

En julio de 2017, el Sr. François Ruffin, nuevo representante electo de La France Insumisa, sin cuestionar, hizo circular un gráfico que muestra la composición socioprofesional de la nueva Asamblea Nacional. Este último está muy a favor de los gerentes y las profesiones intelectuales superiores, que representan el 76% de los diputados, mientras que en 2017, esta categoría socio-profesional concierne a solo el 18% de la población activa, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Estudios económicos (INSEE).

 

Como era de esperar, en el otro extremo de la escala social, es lo contrario. El 20,8% de los trabajadores en la sociedad francesa son solo el 0,2% en el hemiciclo. Lo mismo ocurre con los empleados, con un 27,2% respectivamente en la población activa y un 4,58% de diputados, y para las profesiones intermedias: un 25,7% de la población activa y un 6,3% en la Asamblea (1).

 

En 2017, el Sr. Macron se vio inmediatamente rodeado por un primer "gobierno rico", con quince ministros o secretarios de millonarios estatales de treinta y dos (2).

 

Bienes y enlaces Muriel Pénicaud, ministro de Trabajo, declaró la mayor riqueza, con más de 7,5 millones de euros. Es propietaria de una casa en los Hauts-de-Seine, estimada en 1,3 millones de euros, y una segunda casa de 340.000 euros en el Somme. Pero, como es habitual en grandes fortunas, la mayor parte de sus activos, 5,9 millones de euros, consiste en valores: acciones, bonos, contratos de seguros de vida...

Apostamos a que el que, después de la señora Myriam El Khomri, desentrañó la legislación laboral en detrimento de los empleados, apreció la abolición del impuesto de solidaridad sobre la riqueza en este tipo de patrimonio, una de las primeras medidas del Sr. Macron, cuya El costo, debe recordarse, se estima en 4,6 mil millones de euros por año para las finanzas públicas.

El ministro de transición ecológica y solidaridad, Nicolas Hulot, ocupó el segundo lugar de esta lista, con un patrimonio de 7,2 millones de euros, que consiste en una casa de trescientos metros cuadrados en Córcega, valorada en 1 millón de euros. Euros, y varias propiedades en Savoie y Côtes-d'Armor, por un valor de 1,9 millones de euros.  Los valores representan 1,2 millones, y la compañía Éole, que recopila sus derechos de autor y los derivados de Ushuaïa, se estimó en 3,1 millones de euros.

Su declaración también menciona seis autos, un bote, una motocicleta y un scooter eléctrico. Ministro de Cultura en el primer gobierno del Sr. Édouard Philippe y propietario de Editions Actes Sud, la Sra. Françoise Nyssen mencionó más de 600 000 euros de bienes raíces y 4 millones de euros para su sociedad Arles. Agnès Buzyn, Ministro de Salud, está a la cabeza de una riqueza de poco más de 3 millones de euros. Florence Parly, Ministra de Fuerzas Armadas, reclama una riqueza de más de 2 millones de euros, con un apartamento en París de doscientos metros cuadrados y una segunda casa en Loiret. Si estos cinco ministros multimillonarios formaron claramente el liderazgo de este primer gobierno, sus colegas estaban muy lejos de estar en la miseria.

Algunos ejemplos: la señora Nathalie Loiseau, ministra de Asuntos Europeos, tenía una riqueza de casi 1,9 millones de euros. El propio Philippe es un millonario, con una riqueza estimada en 1,7 millones de euros que consiste en un apartamento en París (1,25 millones de euros) y otro en Seine-Maritime, valorado en 400 000 euros. Los valores de sus activos se estancan en torno a los 56.000 euros. Bruno Le Maire, Ministro de Economía, declaró las acciones de una sociedad civil por valor de 1,5 millones de euros y unos 168.000 euros de inversiones financieras.  Luego vino el Sr. Christophe Castaner, portavoz del gobierno (1,34 millones de euros), Sophie Cluzel, secretaria de estado para personas con discapacidad (1,33 millones de euros), el Sr. Mounir Mahjoubi, secretario Estado digital (1,26 millones de euros), Sra. Jacqueline Gourault, Ministra del Ministro del Interior (1,27 millones de euros), Sra. Élisabeth Borne, Ministra de Transportes (1,22 millones de euros) Millones de euros), el Sr. Jacques Mézard, Ministro de Cohesión Territorial (1,14 millones de euros), y finalmente el Sr. Jean-Baptiste Lemoyne, Secretario de Estado del Ministro de Europa y Empresa Extranjeros (1 millón de euros). La membresía de clase no está definida solo por la riqueza económica. Además de los bienes, hay enlaces.

Las mujeres y los hombres que ahora tienen poder político, lejos de la antigua figura de los "servidores del estado", tienen relaciones cercanas con una gran cantidad de intereses privados que a menudo están obligados a hacer. Antes de convertirse en Primer Ministro, Philippe fue, entre 2007 y 2010, Director de Asuntos Públicos, es decir, responsable del cabildeo, el gigante nuclear Areva. Benjamin Griveaux, portavoz del gobierno, se desempeñó como cabildero en Unibail-Rodamco.

La Secretaria de Estado para la Transición Ecológica, Sra. Brune Poirson, es una ex ejecutiva senior de Veolia. La Sra. Pénicaud, Ministra de Trabajo, ocupó anteriormente el cargo de Directora de Recursos Humanos en Danone. En cuanto a su jefe de personal a cargo de asuntos sociales, el Sr. Antoine Foucher, anteriormente se desempeñó como director general adjunto del Movimiento de Empresas de Francia (Medef). Los asesores cercanos del Sr. Macron también provienen de los sectores corporativo y privado. El Sr. Cédric O, asesor de capital público, trabajó anteriormente para el grupo aeroespacial Safran; Claudia Ferrazzi, la asesora cultural, comenzó su carrera en Capgemini y en el Boston Consulting Group. La asesora de agricultura, Audrey Bourolleau, ha trabajado al servicio de una importante organización vinícola influyente, Vin et Société. De los 298 colaboradores ministeriales, 43 trabajaron en algún momento de su carrera de cabildeo (3). 

Entre la gestión pública y privada, las interconexiones de este personal tecnocrático son tan densas que los conflictos de intereses son la regla y no la excepción. Cuando se vuelven demasiado obvios, pequeños escándalos explotan en la prensa, pero el árbol esconde el bosque. Cuando se unió al gobierno, la Sra. Buzyn tuvo que abandonar la tutela del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (Inserm) porque estaba a cargo de su esposo, Yves Levy. De manera similar, después del 10 de julio de 2018, se le pidió a la Sra. Nyssen, copropietaria de la editorial Actes Sud, creada por su padre y una directora desde hace mucho tiempo, que no se ocupe más del negocio del libro.

La solicitud de la Alta Autoridad para la transparencia de la vida pública. Egresada de la École Nationale d'Administration (ENA), École Supérieure des Sciences Economiques et Commerciales (ESSEC) y Sciences Po, hijo de un antiguo funcionario europeo, Alexis Kohler ocupa el cargo de Secretario general del Elíseo.

Fue objeto de una queja, el 1 de junio de 2018, ante la oficina del fiscal nacional por toma ilegal de intereses y tráfico de influencias por parte de la asociación anticorrupción, dirigida por el abogado William Bourdon. En mayo de 2018, Mediapart reveló los vínculos que unen su madre, el Sr. Kohler, con la familia italiana Aponte, propietaria de Mediterranean Shipping Company (MSC), el segundo transportista de contenedores más grande del mundo. Esta empresa es uno de los clientes más importantes de los astilleros de Saint-Nazaire y el puerto de Le Havre.

El Sr. Kohler, responsable del transporte en 2010 en la Agencia de Inversión del Estado (APE), formó parte del Consejo de Supervisión del Puerto de Le Havre (junto con el Sr. Philippe, entonces alcalde). de la ciudad). Sin mencionar sus lazos familiares con el armador, pudo influir en las decisiones que afectaron los intereses. Más tarde, subdirector de la Oficina del Ministro de Economía y Finanzas (bajo el Sr. Pierre Moscovici, de 2012 a 2014, y luego bajo el Sr. Macron, de agosto de 2014 a agosto de 2016), el Sr. Kohler sostuvo puesto clave en Bercy, incluso cuando se discutía regularmente el futuro de los astilleros de Saint-Nazaire y el puerto de Le Havre.

Esto no le impidió unirse en septiembre de 2016 a la oficina central de MSC en Ginebra, como director financiero de este grupo italiano bajo la ley suiza, cuya facturación supera los 20 mil millones de euros. Al mismo tiempo, participó activamente en la campaña del Sr. Macron.La madeja es compleja e ilustra bien el enredo estrecho de los enlaces multidireccionales tejidos por el poder oligárquico. Las múltiples mayúsculas del personaje lo convierten en un ex funcionario senior de Bercy, ex director financiero de un grupo familiar que tiene intereses en los astilleros y uno de los colaboradores más cercanos del Presidente de la República. En estas circunstancias, ¿la Fiscalía Nacional hará un seguimiento judicial de la denuncia presentada por Anticor? Al menos por el momento, solo podemos lamentar la exclusión de los altos funcionarios de la ley de moralización de la vida política votada en 2017. 

(1) Instituto Diderot, París, 2017.(2) Cédric Pietralunga y Anne Michel, "Muchos millonarios entre los miembros del gobierno", Le Monde, 16 de diciembre de 2017; Jean-Louis Dell'Oro, "Automóviles, bienes raíces, acciones ... La herencia del gobierno Philippe Ministro por el Ministro", Desafíos, París, 26 de diciembre de 2017.(3) Linh-Lan Dao, "Estrategias de lobbies", France Info, 18 de junio de 2018.

Próxima entrega sobre "chalecos amarillos", LA ESTRUCTURA REPRESIVA o como re-inflar la figura jupiteriana de Emanuel Macron.

Carlos Wuhl



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net