" />
Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
Hacer política sin ser lobo ni oveja
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Atentado en Notre Dame de París
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Estados confesionales en el mundo
Michael Añasco Michael Añasco
Rwanda a 25 años del genocidio
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
En polémica. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Paris: la catedral de Nôtre Dame en llamas
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Maldición de Malinche
Carlos Visca Carlos Visca
Al margen de los últimos acontecimientos en las Fuerzas Armadas
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Sionismo: de la emancipación judía a nación de amos
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
William Marino William Marino
Los torturadores
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Beresheet se estrelló. Pero Israel no fracasó.
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Censura o “problemas cargando la página”
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
¿En nombre del pueblo? La amenaza populista a la salud
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
La República no era platónica
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Otra economía, otro país
Jaime Secco Jaime Secco
El problema no es el dictamen sino la existencia de tribunales de honor
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
Jorge Braun Jorge Braun
Jose Nino Gavazzo, una pieza insignificante en el engranaje de la DICTADURA.
Héctor Musto Héctor Musto
El Partido Independiente: error y falta de ética política
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Mieres
Juan Santini Juan Santini
La Justicia de una democracia tutelada
Pablo Rudich Pablo Rudich
Masacre de Christchurch y la ultradercha en Austria
Edmundo Roselli Edmundo Roselli
El mejor candidato para ganarle al Frente Amplio
Pablo Mieres Pablo Mieres
La oscuridad de la información del gobierno
Luis Fernández Luis Fernández
Un paseo por la historia reciente
María Noel Pardo María Noel Pardo
Emigrar en América Latina
Jorge Jauri Jorge Jauri
Reforma de Estado y utilidad de la libertad
Daniel Vidart Daniel Vidart
Carta a mi sangre (1973)
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
31 años sin Wilson y 100 con él a nuestro lado
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Se podría hacer
Alejandro Domostoj Alejandro Domostoj
Ministerio de Defensa: Ya no hay flores ahora quedan los floreros
Felipe Michelini Felipe Michelini
Examen Periódico Universal y desafíos de las políticas públicas en derechos humanos.
Alvaro Fierro Alvaro Fierro
El proyecto UPM2: incertezas de la mayor inversión de la historia (PARTE II)
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La extranjerización de la tierra
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

¿Alguien sabe dónde está la brújula?

Luis Fernández

17.03.2019

Cuando éramos niños y luego jóvenes teníamos acceso a 3 mundos distintos.

El mundo real, físico de nuestra casa, nuestra familia, nuestra ciudad, etc.; también el mundo de los libros, la radio, la tele o las películas. Estos dos "mundos" eran compartidos con mucha gente.

Luego estaba el mundo de nuestras fantasías, que necesariamente se basaba en alteraciones de los otros dos mundos. Estas últimas eran sólo nuestras, muchas veces no las compartíamos con nadie; en general mutaban con nuestra madurez. En algunos casos, los que tenían la veta artística, podían plasmar en obras de arte algunas de aquellas fantasías.

Existía como un control compartido de esos mundos, y nosotros adquiríamos ciertas destrezas para movernos en ellos.

Si en nuestro camino había un corredor oscuro, tratábamos de evitarlo, pues existía una experiencia compartida de posibles peligros. La comunidad a veces nos advertía con carteles de prevención de posibles peligros; hasta los cotidianos semáforos nos conducían con pautas de seguridad. Si alguna vez nos perdíamos en un lugar, podíamos acudir a alguien mayor, de aspecto formal, para que nos orientara.

Es decir que entre nuestra familia, lo adquirido en la escuela, los conocidos, las normas de la comunidad y hasta con algunos ciudadanos, siempre teníamos a nuestro alcance pautas por dónde transitar.

Ahora eso ha cambiado. Ha surgido un "cuarto mundo" donde nadie rinde cuentas, ni el que lo produce, ni el que ingresa a él.

Nuestros niños de hoy deambulan en internet en los más "oscuros callejones", sin que nadie les advierta de nada. No hay familia, no hay escuela, no hay semáforos, no hay ciudadanos decentes, nada.

Sólo sus cabecitas ofrecidas en bandeja, para que puedan ser manipuladas en direcciones diametralmente opuestas a las que sugiere su familia.

Acá podríamos analizar dos grupos diferentes de situaciones muy desleznables ambas.

1) Los individuos que se sienten fuera de la sociedad, o incluso con alteraciones mentales que "producen" mensajes repudiables, con total impunidad y deforman los cerebros de niños y jóvenes a través de las redes, como la imagen que reproducimos.

2) La actividad de "empresas" productoras de juegos electrónicos que en aras de captar adeptos buscan la mayor adicción posible de sus consumidores.

¿Sabías que hay demasiados jóvenes que se duermen de madrugada, encerrados en sus cuartos frente a las pantallas? Podemos advertir los grandes perjuicios, sin valorar los tipos de mensajes que reciben. Porque ese joven al otro día no va a rendir bien en su aula.

Por último y no menos importante. Los que atraviesen con alguna "suerte" esa etapa, ¿Con qué valores de consideración o respeto al otro saldrán? ¿Por qué aumenta el Bullyng? ¿El que filma esas escenas para enviar a la red, será una persona solidaria en el futuro?¿Por qué aumentan los delitos sexuales y las muertes de mujeres consideradas como una cosa?

Otra perla: La masacre en Nueva Zelandia de la semana pasada fue retransmitida por el asesino como un video juego... con el "detalle" que este atentado no fue yihadista, sino de extrema derecha contra los musulmanes... Al grito de: "Refugiados: Bienvenidos al infierno"

En nuestra anterior nota mencionábamos este estado de cosas.

¿Saldrán seres preocupados por mejorar el mundo real luego de estas experiencias virtuales en ese "cuarto mundo" ?

 

Luis Fernández



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net