*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Apagones eran los de antes
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Una calma como la dignidad de la materia
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Apología de Gorgias
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El peso-real. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
¿Elecciones internas de qué?
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Daniel Feldman Daniel Feldman
Historias de calendarios
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Héctor Musto Héctor Musto
Carta abierta a todos los pre-candidatos: el 1% para Ciencia y Tecnología
Ruby Soriano Ruby Soriano
AMLO: El espejismo o el desencanto
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Crear 1, 2, 3 puntos del PBI es la consigna revolucionaria de la hora
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Federico Sequeira Federico Sequeira
Liviandad autoritaria
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Los sinuosos caminos de la derecha, la insólita ruta conservadora y la izquierda correcta
Jaime Secco Jaime Secco
Una mañana de abril en dictadura
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Secciones | Movileros
imagen del contenido Críticas al Poder Judicial

MOVILEROS

Críticas al Poder Judicial

20.03.2019

MONTEVIDEO (Uypress) – Recibimos y publicamos esta carta de uno de nuestros lectores que aborda críticas la Poder Judicial.

Señor Director:

En su edición del 5 de junio del año 2014 fue publicada por el semanario Búsqueda una crónica informando que al ser inaugurado el Vigésimo Primer Congreso de la Unión Iberoamericana de Colegios y Agrupaciones de Abogados organizado por el Colegio de Abogados del Uruguay, el ya entonces Ministro de la Suprema Corte de Justicia Jorge Chediak había expresado ante un centenar de juristas de América y España: "Los jueces tienen que ser grandes insensibles porque esa es la única garantía de que no se embanderen con causas por más nobles que parezcan..."

Y esforzándose por dar visos de razonabilidad a este disparatado planteo con el que seguramente pretendió impresionar a tan selecto público llevado por su notorio afán de protagonismo- habría insistido...: "Yo siempre les digo a mis estudiantes que los jueces tienen que ser unos grandes insensibles...; ¿Por qué...?; Porque detrás de reclamos que tienen visos de muy atendibles pueden cometerse injusticias..."

Acto seguido -a estar por lo consignado en ese artículo periodístico- para definir mejor la tesis delirante concebida por él agregó: "Se exige, por ejemplo, que los jueces tengan una particular sensibilidad al trabajador. Sabemos todos que el derecho laboral es muy garantista. Además está el principio 'pro operario'. Y si a eso sumamos 'jueces sensibles al trabajador', ¿dónde van a encontrar los empleadores un juez independiente e imparcial...?".

Y para no dejar lugar a dudas en cuanto a la estrafalaria ponencia que pretendía exponer manifestó a continuación: "Se reclama en materia penal y en casos de violencia doméstica que el juez sea particularmente sensible a la situación de género y a la situación de la víctima"; pero si esto acontece, "¿dónde el presunto ofensor -el presunto violentador va a encontrar un juez independiente e imparcial que juzgue la situación conforme a la Constitución y a las leyes...?"

Jorge Omar Chediak González también era en aquel tiempo efectivamente- Profesor Titular del curso de "Introducción a la Judicatura" en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de la Empresa, por lo que muchos estudiantes quizá recuerden su tenacidad en promover y hasta en exigir que se diese por buena esa irracional doctrina.

Pero aun habiendo preconizado por doquier e inculcado con sistemática obstinación a sus alumnos tan desnaturalizado comportamiento, aludiendo al episodio por el que se iniciará en los próximos días un proceso disciplinario con separación de sus cargos y con retención del cincuenta por ciento de sus haberes a las dos juezas del Departamento de Artigas que intervinieron en el caso de violencia doméstica oportunamente denunciado por la funcionaria policial Rosana Batista quien fuera ultimada poco después por su "presunto violentador (sic)"-, declaró con asombrosa gazmoñería y avilantez: "A mí me ha dado una sensación de desasosiego, porque se ha trabajado fuertemente para que este tipo de situaciones no se produzcan..."

¿Acaso Jorge Omar Chediak González considera que trabajó fuertemente para que no sobrevinieran situaciones como ésta predicando, propugnando e infundiendo en los jueces insensibilidad hacia las víctimas...?

Cuando la señora Rosana Batista recurrió al Poder Judicial pidiendo amparo como víctima de violencia doméstica la jueza subrogante de la magistrado titular del Juzgado de 3° Turno durante la Feria Judicial dispuso de inmediato que se prohibiese al denunciado acercársele o tener algún tipo de comunicación con ella durante seis meses y ordenó además que se le realizase una pericia psicológica.

Sin embargo éste un par de semanas más tarde violó la restricción e hizo llegar a su ex pareja mensajes amenazantes a través de la hija de ambos.

Las juezas de familia involucradas en el caso no denunciaron penalmente al hombre por incumplir esa orden según lo establecido en el Artículo 11° de la Ley de Violencia Doméstica por el cual "si las medidas dispuestas no se cumplen, el juez ordenará el arresto del agresor por un plazo máximo de 48 horas".

¿Por qué omitieron hacerlo...?

Desprovistas aún del peritaje solicitado para el "presunto violentador" (sic), tal vez pensaron criteriosamente que al aplicar tan severa medida en forma drástica -por el solo hecho de que hubiese reiterado en forma indirecta sus amenazas a la víctima- lejos de mitigar o eliminar el riesgo que se cernía sobre la denunciante podrían incrementarlo exacerbando más aún la ira de quien al cumplir la breve pena impuesta sin duda experimentaría luego mayor animosidad contra ella.

Pero esto fue incorrecto a juicio de Chediak: "Hay en el Poder Judicial protocolos de actuación"; es decir "mecanismos para prevenir hechos como el que lamentamos y deploramos todos", afirmó.

Y para justificar el rigor draconiano que ahora pretende aplicar a las juezas agregó refiriéndose a la occisa: "Ella pidió ayuda y no se la ayudó"... "La víctima hizo lo que todos aconsejamos que se haga: denunció [los hechos] a la Justicia"...

Bueno...; el señor Jorge Omar Chediak González también debería tener en cuenta que las juezas incluso en el peor de los casos- no habrían hecho algo distinto a seguir estrictamente su consejo: actuar con insensibilidad hacia la víctima...

De aquella enseñanza, este aprendizaje.

Si alguien quisiera saber por qué no hay un Poder Judicial expeditivo, eficiente, justo y probo en la República Oriental del Uruguay le bastará prestar un poco de atención a quienes fungen como sus autoridades máximas y a quienes redactan y promulgan las leyes que nos rigen.

 

Sergio Hebert Canero Dávila

C.I.: 1066601 8





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net