*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Debate o de bate...
Ruby Soriano Ruby Soriano
El “Odebrecht” a la mexicana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El VAR, o la transparencia del mal
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Acepto el duelo y la fiesta
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
Talvi y el Uruguay que queremos
William Marino William Marino
Los daños de la desinformación
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Carlos Pérez Carlos Pérez
“Hacete cargo, hermano”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perlas del debate. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué nadie quiere debatir con Mario Bergara?
Daniel Feldman Daniel Feldman
¿Qué quiere decir decir?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

La Justicia de una democracia tutelada

Juan Santini

31.03.2019

El fin de la dictadura que comienza el 27 de junio de 1973, se produce a través de negociaciones  que comienzan a partir de la derrota de los militares, de querer legalizar un  régimen fascista a través de un plebiscito el  30 de noviembre de 1980.-

Esas negociaciones culminan con el  Pacto del Club Naval acordado en agosto de 1984 entre Gregorio Álvarez y los militares por un lado y el Partido Colorado, el Partido Nacional, el Frente Amplio y la Unión Cívica por el otro lado. Los representantes del Partido Nacional se retiraron de las negociaciones por no compartir el planteo militar de realizar las elecciones con partidos y personas proscritas.

Como en toda negociación, y más si se tiene el poder, aunque deteriorado pero con las armas; se imponen una serie de condiciones. Esas negociaciones tuvieron carácter secreto, pero el devenir de los acontecimientos dejó traslucir muchas de las imposiciones de los militares para entregar el poder.

La principal imposición, fue la de la impunidad para los delitos de lesa humanidad que habían cometido durante la dictadura.

Esa imposición fue respetada a rajatabla por los gobiernos del Partido Colorado (Julio María Sanguinetti) y del Partido Nacional (Luis Lacalle), violando expresamente, en forma descarada, desvergonzada, cínica, impúdica, mendaz, la Declaración Universal De los Derechos Humanos (https://www.un.org/es/universal-declaration-human-rights/)

La Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 en su Resolución 217 A (III), como un ideal común para todos los pueblos y naciones. Esta Declaración fue signada por el Gobierno de Uruguay, es decir que es Ley para nuestro país.-

El gobierno del Dr. Jorge Batlle, hizo algún esfuerzo, solo para averiguar dónde estaban enterrados los cuerpos de algunos desaparecidos y la aparición de Macarena Gelman.-

El triunfo del Frente Amplio, despertó ilusiones de que se investigara donde estaban los desaparecidos, juzgar a los responsables de asesinatos y torturas, reparar  a aquellos que habían sufrido tortura y cárcel por defender las libertades, ya que era parte importante de su programa, pero fundamentalmente, un senti r  profundo de los sectores democráticos.

Pero la montaña parió un ratón, lo que se ha hecho es vergonzoso.

Para llevar esas medidas adelante se necesitaba, además de voluntad política, que toda la fuerza política unida y firme, empujara por todos los medios legales que se cumpliera los propósitos del Programa del Frente Amplio, referidos a estos temas. A quedado demostrado por la vida que el MPP no tuvo ni tiene ningún interés en que se investigue ni que se juzgue a los responsables de esos crímenes de lesa humanidad.

 "Es tan importante la fábula de los tupamaros, como saber por qué tanta gente la creyó"      Historiador José Rilla

"No tengo nada en contra (de los tupamaros) salvo una cosa muy grave, que dieron entrada a los militares."     Ida Vitale.

Porqué el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN) y su brazo  político el Movimiento de Participación Popular (MPP), no solo no hicieron nada al respecto, sino  que pusieron todo tipo de palos en la rueda: porque nunca lucharon por las libertades y la democracia.-

El Movimiento de Liberación Nacional se crea en 1962 para luchar y derrocar un Poder Ejecutivo que era un Consejo Nacional de Gobierno integrado por 7 miembros, cuatro por el Lema más votado y tres por el Lema que lo seguía en votos.

Ernesto Che Guevara en un discurso en el Paraninfo de la Universidad, en esa época, habló loas de las libertades y la democracia en nuestro país y fue a tomar mate a la casa del Presidente del Consejo Nacional de Gobierno, Eduardo Victor Haedo.

Desde su fundación hasta 1972, año en que son todos apresados o se tuvieron que ir al exilio, cometieron todo tipo de barbaridades, como la de matar a un peón rural con una inyección de pentotal; de matar a un guardia civil que estaba en el Hospital de Niños Pedro Visca, para robarle el revólver (Asesinato ejecutado por el actual Ministro del Interior), etc, etc..-

¿Cómo van a movilizarse y militar para investigar  y  juzgar  a los responsables de los crímenes de lesa humanidad acontecidos durante la dictadura, si ellos no existían, no tuvieron nada que ver? No vaya ser que le hagan cumplir las condenas de los crímenes cometidos durante la democracia y que fueron indultados por Ley.

Pero ésta sola no es la razón.

Tan importante, como lo anterior, es su evidente pacto con los Militares pertenecientes a la Logia de los Tenientes de Artigas.

Este tema lo he desarrollado en mis artículos editados en Uy Press

 EL REGALITO DEL PEPE  Y DEL ÑATO A TABARÉ       https://www.uypress. /auc.aspx?89786

"Hasta aquí llego mi amor"  https://www.uypress.net/auc.aspx?92338

 "Ha parido el Bolsonaro oriental"   https://www.uypress.net/auc.aspx?94564

Pero hay otra razón que también incide: es la integración del Poder Judicial que frena toda investigación y tiene un criterio arbitrario de la vigencia de las Leyes que se refieren a los Derechos Humanos.

Para la actual integración de la Suprema Corte de Justicia, todos los delitos cometidos en la dictadura prescribieron. Para la Declaración de los Derechos Humanos, no prescriben.

Yo inicié juicio al estado y el veredicto de la Suprema Corte de Justicia es que los daños de salud, pérdida de libertad, tortura  y materiales que me infringió la Dictadura, habían prescripto. Por esa razón inicie juicio a este Estado tramposo en la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.-

¿Por qué la mayoría de los jueces de la Suprema Corte de Justicia desconocen los Derechos Humanos?

Una de las posibles causas es que hay que darse cuenta que la actual integración de la Suprema Corte de Justicia son de jueces que entraron en el Poder Judicial en la Dictadura.

Es decir, que hicieron su carrera de abogados en una Facultad de Derecho intervenida por la Dictadura y que estaba bajo la dirección de un militante ultrafascista, un tal Roberto Falchetti. Para ingresar a la Universidad tenías que presentar un Certificado de Fe Democrática, que la gestionabas en el Departamento de Inteligencia y Enlace de la Policía, Si te tocaba la "A" eras de confianza, si te tocaba la "B" eras una persona de cuidado y si te tocaba la "C", además de no poder estudiar ni trabajar, "tomate el buque" porque la quedabas en cualquier momento. El mismo certificado te exigían para entrar y estar en la función pública. Por lo tanto, los actuales miembros de la Suprema Corte de Justicia tienen doble certificado de Fé Democrática. Parece ser que son consecuentes.

En toda dictadura fascista quedan bolsones. Esta integración, ¿ no habrá sido unas de las imposiciones de los militares en el Pacto del Club Naval para salvaguardar su impunidad?

Por eso el Bolsonaro Oriental amenazó a todo el Poder Judicial, porque no estaban respetando ese posible pacto.-


Juan Santini



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net