*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Por qué me meto?
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El conflicto y la lucha
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el FA, Daniel Martínez, Graciela Villar y el ocaso de los dioses
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El calentamiento global, el trabajo y UPM
Michael Añasco Michael Añasco
Asociación Chagociana de Fútbol
Diego Piñeiro Diego Piñeiro
BigData, Fake News y Deep Fakes
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
De profecías y realidades
Jorge Jauri Jorge Jauri
Ha nacido más de una esperanza…
Felipe Michelini Felipe Michelini
Argentina- Uruguay: la integración fluvial una acción permanente
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
La importancia de explicar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Daniel Feldman Daniel Feldman
Es la cultura, estúpido
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Ante nuestros ojos tantas y tantas cosas desfilaron
Ismael Blanco Ismael Blanco
Pido la palabra
Janet Nuñez Janet Nuñez
Una reflexión sobre el Partido Cabildo Abierto
Ruby Soriano Ruby Soriano
México, la border patrol de Trump
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Nuestra seguridad amenazada
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
¿Cuándo se jodió el Uruguay?
Jorge Eiris Jorge Eiris
Paso a paso…
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Del asesinato considerado como una de las malas artes
William Marino William Marino
Se vino el invierno
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La renovación y la mañana siguiente
Charles Carrera Leal Charles Carrera Leal
A propósito del Sistema Automatizado de Interceptaciones Legales
Jaime Secco Jaime Secco
La unidad, un cuentito que pasó
Juan Santini Juan Santini
La Justicia italiana condena a cadena perpetua a militares uruguayos por el Plan Cóndor.
José W. Legaspi José W. Legaspi
La “sobrevaluada” corrección política y las verdaderas ratas
Agustín Deleo Mas Agustín Deleo Mas
Encierro y el día después…
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Milton Ramírez
imagen del contenido Milton A. Ramírez

Mieres

Milton A. Ramírez

31.03.2019

Mieres es Lacalle Pou. Mieres ha tenido una tenaz, y tal vez efectiva -está por verse- campaña para concretar un frente político que le hablara a un segmento de ciudadanos con una identificación en una izquierda democrática y plural.

Pero Mieres es Lacalle Pou. No es izquierda, no es plural. Mieres es un político tenaz que quiere probarse en una responsabilidad dentro del Poder Ejecutivo.

Tiene todo el derecho y tal vez la capacidad para hacerlo, pero no desde un posicionamiento de izquierda o renovador. Mieres es un político conservador. Es un católico conservador.

Es un político católico que es capaz de atesorar un secreto por que el bien final lo justifica.

Es un conservador. Es un profundo conservador. No sabe de políticas sociales, no sabe de política económica y no sabe de educación. No sabe de educación y solo se encomienda, como un rezo, una jaculotoria vacía a Eduy21 pero que, en realidad está lejos de una nueva pedagogía y le alcanza con encontrar un bypass que lo vista de progresismo en el área educativa.

Lo reconozco inteligente, capaz y perseverante. Me creí lo del frente socialdemócrata - incluso no siendo yo, para nada socialdemócrata. Mieres encontró las palabras. Se posicionó en un púlpito, al que fui por mis errores y no por otras razones, y desde allí

impartió lo que no creía.

Mieres quería un cargo en el Poder Ejecutivo. No lo vi con la anticipación y la agudeza que debí. Ese es mi problema.

Mieres es un Lacalle Pou más, esperando desplazar a un gobierno por que siente que le llegó su momento de gobierno.

Mi amiga Selva Andreoli, lo dejó en evidencia. Dijo que jamás votaría a los partidos tradicionales. Dijo que prefería votar anulado. Selva, como muchos de nosotros en Navegantes, habíamos explicado con insistencia, tenacidad y abundantes argumentos la razón por la que nos fuimos del Frente Amplio y por lo cual no lo votaríamos y que además jamás votaríamos a los partidos tradicionales.

Esa verdad derribó todas las máscaras. Mieres no pudo soportar que se dijera a voz en cuello que jamás se daría un voto a Lacalle Pou. No lo pudo soportar un instante. Reaccionó y nuevamente desde el púlpito señaló a los pecadores, a los que con un simple, y no primer, sincericidio, le pegaba en la línea de flotación de su meta, su norte, su desvelo, el día que le vendió el alma a Lacalle Pou.

Todo debió ser advertido antes. Todo. No lo fue. Me equivoqué. Yo me equivoqué. Pido disculpas por no advertir que Mieres es Lacalle Pou.





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net