*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Apagones eran los de antes
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Una calma como la dignidad de la materia
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Apología de Gorgias
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
El peso-real. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
William Marino William Marino
¿Elecciones internas de qué?
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Daniel Feldman Daniel Feldman
Historias de calendarios
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Héctor Musto Héctor Musto
Carta abierta a todos los pre-candidatos: el 1% para Ciencia y Tecnología
Ruby Soriano Ruby Soriano
AMLO: El espejismo o el desencanto
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Crear 1, 2, 3 puntos del PBI es la consigna revolucionaria de la hora
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Federico Sequeira Federico Sequeira
Liviandad autoritaria
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Los sinuosos caminos de la derecha, la insólita ruta conservadora y la izquierda correcta
Jaime Secco Jaime Secco
Una mañana de abril en dictadura
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Dr Guillermo Chiribao 

Confesión de Gavazzo y el tema principal 

Dr Guillermo Chiribao 

04.04.2019

Confesión de Gavazzo y el tema principal 

 

Miles de preguntas nos estamos haciendo los uruguayos. Miles de preguntas sin respuestas, las más importantes: 

¿Sabía o no sabía el presidente de la confesión de Gavazzo referida a la repugnante muerte de Roberto Gomensoro en tiempos de democracia?

¿Quién debió saberlo? Y por sobre todo ¿quién debió denunciar a la justicia?

Ante ese panorama los de a pie nos paramos a analizar lo que pasó y lo que está pasando. Claro cada uno con su propia impronta, como debe ser llegado el caso.

Pero ¿estamos viendo realmente el tema central?

Da la impresión de que la cuestión es difícil de desentrañar.

Las redes, esta nueva forma de interpretar la vida en general y la vida política en particular, nos llevan a una respuesta muy pesimista sobre el punto.

Básicamente hemos visto en estos días a muchísima gente enfrascarse en discusiones que - a nuestro juicio- no dan en el blanco.

Que si los generales, Menéndez, Toma, Tabaré, Miranda o quien sabe cuántos más, dijeron la verdad, mintieron o fueron engañados en su buena fe.

O si la maniobra de un periodista está enmarcada -como otro periodista lo acusó- en una manipulación mediática de la derecha que transformó al periodista en un "operador del sanguinettismo".

Y suma y sigue. No vale la pena repetir cada una de las cuestiones seguramente laterales que surgieron en estas horas, las sabemos y las hemos visto hasta el hartazgo.

Ahora bien; ¿cuál es el tema principal acá? 

Tenebroso y sencillo: 46 años después, seguimos con el mismo problema.

No aparece la voluntad clara y definida de Estado que les diga a los uruguayos la verdad. La ocultan los militares y el sistema político titubea. No hay otra verdad.

El sistema político se ha enfrascado en el debate, vía twitter (insólito), sobre el "honor militar". Con ausencias y presencias los políticos defienden o acusan, y se acusan en una forma feroz. Eso si: hoy por hoy lejos de los ámbitos institucionales correspondientes.

Campaña política mediante, todos midiendo sus pasos y movimientos.

Entonces encontramos una solución bastante fácil, lanzamos dardos vía twitter y poca cosa más. Apoyos y hasta pedidos de renuncia vía twitter (!) Como decían mis mayores: "la nueva ola".

Seguramente en el Poder Ejecutivo se cometieron errores gruesos en el tratamiento del tema militar. Seguramente se reflotaron sospechas de pactos y seguramente aquello que subyacía y sobrevolaba apareció otra vez.

Uno que quiere saber de verdad, de que viene todo esto, se pregunta por ejemplo: si existen problemas importantes a resolver, debatir y juzgar, ¿por qué no utilizar los mecanismos institucionales y constitucionales adecuados para llegar al fondo del asunto?. ¿por qué no acudir al juicio político al propio presidente de la república? 

En la cancha se verán los pingos. Se hablará , se bloquearán los procesos, no hay votos, el oficialismo se abroquelará etc etc. Pero podemos creer que ante una crisis enorme como la que determino que se destituyeran siete generales, un ministro y un subsecretario (si a esta hora no son mas), el sistema político no se dará un baño de realidad y de humildad y, ahora sí, no se dispondrán a pensar en serio.

La historia nos lo exige a todos.

El marco parlamentario es el adecuado, lejos del twitter. No se puede  solucionar un enorme y fenomenal lío como este  a través de 140 caracteres. No es serio.

Usar la lupa

Todos estamos necesitando una inyección de confianza en el sistema y en especial en nuestros políticos.

Demasiados ejemplos de desprestigio vemos todos los días  en todos lados.

Es tiempo que nosotros, los ciudadanos, nos plantemos a exigir en serio.

Por lo pronto es tiempo de comenzar a mirar con lupa las listas para las elecciones. Después, a no quejarnos.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net