*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Debate o de bate...
Ruby Soriano Ruby Soriano
El “Odebrecht” a la mexicana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El VAR, o la transparencia del mal
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Acepto el duelo y la fiesta
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
Talvi y el Uruguay que queremos
William Marino William Marino
Los daños de la desinformación
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Carlos Pérez Carlos Pérez
“Hacete cargo, hermano”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perlas del debate. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué nadie quiere debatir con Mario Bergara?
Daniel Feldman Daniel Feldman
¿Qué quiere decir decir?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas

El orden de los factores

Juan Pedro Ciganda

11.04.2019

En tiempos agitados por crisis económicas regionales (y mundiales), de campañas electorales rioplatenses paralelas, de choque de ideas (escasos),  puede ocurrir algo parecido a los sucesos de un cumpleaños de quince en el que cuando todo está pronto para la celebración, los chicos, los padres, amigos, abuelos,  el que pone la música,  un septuagenario (como yo) tiene un altón de la presión arterial, se desmaya, voltea al caer la mesa principal - con torta incluida - enchastra el vestido de la infanta celebrada y se arma un gran lío.

I

Todos corren en distintas direcciones, el estupor reina, uno de los amigos del padre de la chica que ya tomó excesivos tragos por anticipado, se sirve una copa más (por las dudas), hay llantos, algún grito y parece que un tsunami ha alcanzado la reunión. Buenas comedias italianas han pintado escenas similares. "Relatos Salvajes", también.

Quien tenga un poco de sensatez llamará a la emergencia móvil, tratará de calmar las aguas, alguien de la familia acompañará al hombre de la hipertensión y un rato después, aún con el vestido un poco manchado la chiquilina podrá disfrutar del festejo, luego que el doctor  haya informado a los familiares que se tranquilicen, que no hay nada grave, etc.

Para un periodista, historiador, observador, el asunto es que desde un avión se tiró una bomba sobre una ciudad. Es menos relevante saber si el piloto lleva o no, una flor en el ojal o una medallita alusiva a un grupo de rock de los setenta.

Es el tema del orden de los factores, o de las prioridades. Puede alterar el resultado.

II

Nuestros vecinos de la vereda de enfrente están en plena campaña electoral. Nadie está en desacuerdo con  el problema de que unos quince millones de argentinos están bajo la línea de pobreza. Incluso se advierte no sin razón que, por su parte, la mitad de los menores de dieciocho años está en esa condición. Con distintas miradas y matices la realidad indica que el país decrece en materia de producción, el endeudamiento se multiplica, la inflación -que se iba a solucionar en un periquete- ubica a Argentina sexta en el mundo...en inflación, debajo de Venezuela, tres países africanos y uno asiático.

La oposición denuncia el desastre y tiene como problema cardinal saber si la viuda de Kirchner será candidata o no y no dejan de aparecer como soluciones celestiales candidaturas tradicionales y otras no tanto, como Tinelli.

Si no fuera trágico, podría dar lugar al humor. Acaso la columna semanal de Borensztein de los domingos sea la mejor situada en esa dirección. Por ejemplo cuando sugiere levantar la consigna de Macri al gobierno y Balcarce al poder. (Balcarce es el perro de los Macri, por demás simpático)

Hace poco estaba en Buenos Aires mirando una enorme manifestación de protesta que transitaba por Santa Fe. Una señora se me acercó y se sacó las ganas de hablar diciéndome que el problema es que el gobierno tiene que tomar medidas. "No puede ser que le falte el trabajo a los argentinos mientras los venezolanos y bolivianos tienen empleo." Se desahogó respetuosamente conmigo y siguió caminando. Solamente la saludé con cordialidad y me pregunté si además de otros dramas, una  forma de xenofobia no habitaba inconscientementeen su cabeza. ¿Solamente la de ella?

Las dependencias del Poder Judicial no dan abasto para atender las denuncias y los juicios por corrupción a varias puntas. Por momentos parece que el gran dilema del país es quien suma   puntos en la batalla de "más corruptos son ustedes".

Las voces que convocan en distintos tonos a un imprescindible acuerdo nacional asoman como poco persuasivas y el gran asunto sigue siendo Macri vs. Cristina, casi en un ritmo parecido a Boca - River o a dirimir si "el Diego es mejor que el Leo."

Ojalá todo sea para bien, diríaWimpi, pero las aguasbajan turbias, acordándome de un film estupendo dirigido por Hugo de Carril hace muchas décadas.

Los cuarenta y cuatro millones se merecen algo mejor. Creo que lo prudente es no ser optimista ni pesimista, sino todo lo contrario.

III

Mas si hago esas notas es porque entiendo que cuando el tiempo electoral está en desarrollo hacia las internas en nuestro país - rumbo al 2020 -  estimo que hay unas pocas prioridades muy generales que, no obstante, y más allá de aparentar ser obviedades, sería conveniente que estuvieran sobre la mesa de trabajo. Incluso, diría, poniéndome por un instante más allá de mis simpatías, adhesiones y convicciones, sería bueno que integraran agenda específica de todo grupo, candidato, partido, proto partido, que tenga vocación de incidir en la vida concreta de los compatriotas.

  • ¿La afirmación democrática es un supuesto indiscutible?
  • ¿La capacidad de proponer, criticar y autocriticarse están en el orden del día?
  • ¿La inserción de Uruguay en el mundo y atisbar lo que ocurre en el planeta es relevante para definir políticas?
  • ¿La ética en el manejo de la cosa pública es un presupuesto que no hace falta mencionar?
  • ¿La visión que atañe a la necesidad de políticas de Estado en algunas áreas es valor aceptado?

Apenas cinco puntos. Seguramente (o no) obvios, para la respuesta de todo candidato que busque el respaldo de la ciudadanía. Tan obvios que adivino la respuesta (con algo de "pobrecito este tipo") en cuanto a su generalidad, amplitud, etc.

No obstante, me parece una buena base no para discutir en la boletería del teatrosino para exigir que sean objeto de polémica en el escenario  concreto y el intercambio civilizado.

Me atrevo a desarrollar en alguna nota venidera  opinión sobre los mismos. Pero el asunto pasa por examinar los compromisos auténticos a asumir por cada quien.

Buena cosa que alguien se comprometa a crear 100.000  empleos nuevos, que  la seguridad sea tema de todos, que se quiera eliminar la delincuencia (para no decir malandras), que se busque bajar los impuestos, quitárselos a los jubilados y fortalecer las políticas sociales, que el amiguismo no sea fuente de trabajo, que los déficits fiscales se esfumen, que se aspire a que todos seamos felices. Que incluso haya perdices.

Todo ello, estimo, puede ser obra de hombres y mujeres - las propuestas y los caminos sugeridos y prometidos - o de magos de feria o imitadores de Houdini, sin distinción de género.

Es un tiempo de predominanciadel cruceleal y republicano de las ideas.

O quedarnos con  los afiches, spots, adjetivos, chicanas y descalificaciones.

El orden de los factores podrá variar el resultado. ¡Y cuánto!

Todavía se puede optar.

 

Mag. Juan Pedro Ciganda



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net