*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Federico Sequeira Federico Sequeira
Liviandad autoritaria
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Daniel Vidart y el amor a nuestra tierra
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Esteban Valenti Esteban Valenti
El peor fracaso: la economía
William Marino William Marino
Los candidatos
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Voto de los uruguayos en el exterior
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Los pesos pesados definirán sobre Venezuela
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Imperialismo.(Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Daniel Feldman Daniel Feldman
Magallanes, la vuelta al mundo y los desaparecidos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La embestida populista causa daños
Juan Santini Juan Santini
Si, es una Democracia tutelada
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Nunca pensé que saldría esposado de mi casa
Roberto Sanzón Mizrahi Roberto Sanzón Mizrahi
La recuperación de países arrasados
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Del día más solemne y triste al más alegre del calendario israelí
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Ruby Soriano Ruby Soriano
Conexión México-La estadística muerta de ser migrante
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Una vez más, estamos mejor y peor al mismo tiempo
Rodolfo Martín Irigoyen Rodolfo Martín Irigoyen
Todos somos orgánicos
Héctor Musto Héctor Musto
Hace 41 años... yo comunista
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
Michael Añasco Michael Añasco
99 lufftbaloon
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Izquierda
Luis Fernández Luis Fernández
Perdió la derecha
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Los sinuosos caminos de la derecha, la insólita ruta conservadora y la izquierda correcta
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
“Era tan fácil mantener el silencio”
Jaime Secco Jaime Secco
Una mañana de abril en dictadura
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Ruby Soriano

Conexión México-La estadística muerta de ser migrante

Ruby Soriano

07.05.2019

Escribir sobre migrantes es duro, tal vez porque en México somos especialistas en cruzar fronteras.

La entrada masiva de miles de centroamericanos a territorio nacional durante los últimos 6 meses ha sembrado el debate en este país donde la migración es parte de un ADN que está incrustado en esas ganas de soñar con aventurarse a los cambios de vida.

Las caravanas madres que han entrado en México abrieron el debate sobre varios frentes para polemizar sobre la presencia de hondureños, guatemaltecos y salvadoreños principalmente.

Mientras el debate divide a una sociedad mexicana contradictoria y por momentos con tintes de racismo centroamericano, la implacable Bestia sigue llevando en su lomo a miles de hombres, mujeres y niños que van encadenando la esperanza de sobrevivir a la siguiente parada, donde no saben si encontrarán a la "migra" o si hallarán comida y ayuda.

México es un país donde a la mayoría de sus habitantes los ha tocado de alguna manera el llamado sueño americano de intentar o tener familiares o amigos que al menos en una ocasión han cruzado la frontera con Estados Unidos.

Los centroamericanos en México reflejan no sólo la inercia de una política mal lograda en esta parte de Latinoamérica donde los excesos de corrupción y extrema pobreza han condenado a estos pueblos a salir y dejar patria, casa, familia.

Los migrantes deambulan en diferentes zonas del territorio mexicano.

Ahora viajan en bloque, con intereses encontrados, algunos con fines de lucrar, otros con la firme entereza de llegar y tal vez los más débiles sólo con la expectativa de sobrevivir.

Se les mira principalmente en el sur y norte del país. Cada uno escribe su propia historia de vida de acuerdo a lo rudo o lo bueno que hallen en su camino.

El cambio de gobierno en México hasta ahora no contuvo esta situación.

En la frontera sur con Guatemala, los operativos se han incrementado y las políticas de retención y deportación también se han endurecido.

Sin embargo, nada de esto ha podido frenar estas caravanas inmunes a la fuerza policial, no así a las hordas delincuenciales que se encuentran a su paso por tierras mexicanas. Ante el crimen organizado siguen siendo presas fáciles de caer en la irreversible fuerza del narcotráfico o la trata de personas.

Muertes, nacimientos y muy pocas victorias se hallan en las bitácoras de vida de estos migrantes que van sorteando el destino en un recorrido confuso, en el que hay muchas deserciones y pocos encuentros.

Los dramas no escapan y muchos de éstos ni si quiera son difundidos ni documentados ante el anonimato de miles de ellos que son estadística muerta en sus propios países.

Una pareja de hermanos de nacionalidad hondureña de 12 y 10 años respectivamente deciden emprender camino hacia el otro lado del río, rumbo a México.

Escapan de algo simple que a la vez dibuja la crudeza de sus vidas: La pobreza.

Llevan con ellos sólo su lazo de hermandad y la protección mutua para aguantar el duro camino.

Montados en el tren de la muerte, mejor conocido como La Bestia, ambos se pierden entre las miradas de los cientos de migrantes que se amotinan para hallar el mejor lugar donde aguantar las horas de calor.

Estos niños son vencidos por el cansancio; el mayor de ellos pierde el equilibrio y viene la tragedia. Cae a los rieles del tren e instantáneamente pierde una de sus piernas.

El tren sigue su rumbo, aquí nada se detiene, ni la vida misma, es la ley del migrante, seguir, aunque muchos de ellos, se queden en el camino.

@rubysoriano

mediatikosconsulting@gmail.com





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net