*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Federico Sequeira Federico Sequeira
Liviandad autoritaria
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
Daniel Vidart y el amor a nuestra tierra
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Esteban Valenti Esteban Valenti
El peor fracaso: la economía
William Marino William Marino
Los candidatos
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Voto de los uruguayos en el exterior
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Los pesos pesados definirán sobre Venezuela
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Imperialismo.(Abordando eso gris, que parece la teoría).
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Daniel Feldman Daniel Feldman
Magallanes, la vuelta al mundo y los desaparecidos
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
La embestida populista causa daños
Juan Santini Juan Santini
Si, es una Democracia tutelada
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
Nunca pensé que saldría esposado de mi casa
Roberto Sanzón Mizrahi Roberto Sanzón Mizrahi
La recuperación de países arrasados
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Del día más solemne y triste al más alegre del calendario israelí
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Ruby Soriano Ruby Soriano
Conexión México-La estadística muerta de ser migrante
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
Una vez más, estamos mejor y peor al mismo tiempo
Rodolfo Martín Irigoyen Rodolfo Martín Irigoyen
Todos somos orgánicos
Héctor Musto Héctor Musto
Hace 41 años... yo comunista
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
Michael Añasco Michael Añasco
99 lufftbaloon
Milton A. Ramírez Milton A. Ramírez
Izquierda
Luis Fernández Luis Fernández
Perdió la derecha
Fernando López D’Alesandro Fernando López D’Alesandro
Los sinuosos caminos de la derecha, la insólita ruta conservadora y la izquierda correcta
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
“Era tan fácil mantener el silencio”
Jaime Secco Jaime Secco
Una mañana de abril en dictadura
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
Nuestro Judas Oriental y la Resurrección en Anchorena 
David Malowany David Malowany
El estado-nación israelí versus el patriotismo constitucional norteamericano según Hannah Arendt
Selva Andreoli Selva Andreoli
ANECDOTARIO: Mas que competir, inspirar…
Ismael Blanco Ismael Blanco
Tiranos temblad
Carlos Pérez Carlos Pérez
Ante una medida histórica del presidente Tabaré Vázquez. Regresan las teorías conspirativas.
Dr Guillermo Chiribao  Dr Guillermo Chiribao 
Confesión de Gavazzo y el tema principal 
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Actualidad

UNA GRAN PÉRDIDA

Falleció Daniel Vidart

14.05.2019

MONTEVIDEO (Uypress/Esteban Valenti) - Hoy falleció a los 98 años de edad una de las personalidades más brillantes del Uruguay actual, el antropólogo Daniel Vidart.

El pasado mes de abril fue su última aparición pública, cuando la Junta Departamental de Montevideo colocó un sol con su nombre en la peatonal Sarandí. Estuvo luchando con su palabra, sus ideas, su compromiso con este país hasta el último momento.

Mañana miércoles se realizará un velatorio-homenaje en el hall central de la Universidad de la República, de 10 a 16 horas.

Además de sus profundos estudios sobre el ser nacional, su amor por la literatura y la poesía y su valentía en la defensa de sus ideas, tuvo una prodigiosa memoria hasta el final de su vida. Poco antes de morir le recitó a su compañera Alicia Castilla el poema de Juan Ramón Jiménez El viaje definitivo.

 

...Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando, 
las campanas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado, 
mi espíritu errará nostálgico...

Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco, 
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.

 

En la agudeza de su pensamiento había además una enorme sensibilidad, un profundo sentido de su vida y de la vida de errante jinete, partido de su familia vasca en su Paysandú  natal que siempre reivindicó. Nació el 7 de octubre de 1920 y era mucho más que un "gaucho con lecturas", como el mismo se definía.

Estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República (1940-1945). También estudió y disertó en la Universidad Nacional de Colombia (1978-1984). Entre 1952 y 1958 fue vicepresidente del SODRE. Desde 1962 fue Director del Centro de Estudios Antropológicos Dr. Paul Rivet, y experto de la UNESCO en Investigación Sociocultural y Consejero Regional de Educación Ambiental para América Latina y el Caribe. En 1972 y 1973 fue profesor de Antropología cultural en la Universidad de Chile. Desde 2009 es miembro de número de la Academia Nacional de Letras del Uruguay.

Recibió múltiples premios y reconocimientos. En 1996 el premio Morosoli y el Premio Bartolomé Hidalgo, en 2000 fue ganador del Morosoli de Oro, en 2007, Vidart y su colega y amigo Renzo Pi Hugarte fueron declarados Ciudadanos Ilustres de Montevideo, en el 2013 recibió un doctorado Honoris Causa de la Universidad de la República y en el 2018, se le otorgó Gran Premio Nacional a la Labor Intelectual por el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay.

Tuvo una muy destacada y prolífica labor en publicaciones:

Tomás Berreta. La Industrial, Montevideo, 1946

Esquema de una Sociología Rural Uruguaya. Ministerio de Ganadería y Agricultura, Montevideo, 1948

Sociología Rural. Salvat, Barcelona, 2 vol. 1960

Teoría del tango. Banda Oriental, Montevideo, 1964

Los pueblos prehistóricos del territorio uruguayo. Centro Paul Rivet, Montevideo, 1965

Caballos y jinetes. Pequeña historia de los pueblos ecuestres. Arca, Montevideo, 1967

El paisaje uruguayo. El medio biofísico y la respuesta cultural de su habitante. Alfa, Montevideo, 1967

El tango y su mundo. Tauro, Montevideo, 1967

Ideología y realidad de América. Universidad de la República, Montevideo, 1968

El legado de los inmigrantes (con Renzo Pi Hugarte), Nuestra Tierra, Montevideo, 1969-1970

Los muertos y sus sombras. Cinco siglos de América. Banda Oriental, Montevideo, 1993

El juego y la condición humana. Banda Oriental, Montevideo, 1995

El mundo de los charrúas. Banda Oriental, Montevideo, 1996

Los cerritos de los indios del Este uruguayo. Banda Oriental, Montevideo, 1996

La trama de la identidad nacional, Banda Oriental, Montevideo:

Tº lº Indios, negros, gauchos, 1997

Tº 2º El diálogo ciudad - campo, 1998

Tº 3º El espíritu criollo, 2000

Un vuelo chamánico. Editorial Fin de Siglo, Montevideo, 1999

El rico patrimonio de los orientales. Banda Oriental, Montevideo, 2003

Cuerpo vestido, cuerpo desvestido. Antropología de la ropa interior femenina. (con Anabella Loy). Banda Oriental, Montevideo, 2000

Los fugitivos de la historia. Banda Oriental, Montevideo, 2009

Tiempo de Navidad. Una antropología de la fiesta. (con AnabellaLoy). Banda Oriental, Montevideo, 2009.

Uruguayos. 2012

Tiempo de carnaval. 2013

Marihuana, la flor del cáñamo. Ediciones B. 2014

Con el sol a la espalda. Poesías. En 2019

Fue columnista durante varios años de Uypress y en particular publicó varios de sus poemas, el último fue Carta a Mi Sangre de 1973:

Delgado río rojo de mi sangre,

eres la viviente hidrografía de mi cuerpo

y en él, en su cauce de músculos y nerviosrepartes las aguas que del corazón descienden,

que el latido estruja con su puño

en rítmico vaivén

de noria sumergida.

 

Caminas cambiando de colores

camaleón viajero

de la especie,

transitas por elásticos canales,

dibujas paisajes debajo de la piel,

recorres victoriosa

los misterios

escondidos en los hondos terciopelos

de mi arcaica biología animal.

 

Se te advierte

en el pulso y sus discretos relojes arteriales,

y así

elaboras sin pausa la vigilia,

modelas panales con el polen

del sueño,

goteas sin pausa

en la inquieta clepsidra de las  horas.

 

Eres la madre de las vísceras,

la miel  de las colmenas vasculares,

el jugo de las uvas que maduran

al sol de los espacios interiores.

 

Por eso te asemejas

a un émbolo sin prisa,

a un ofidio repartido

por todo mi cuerpo transitorio

recamado por un traje de luces  

en el que arden fatigadas lentejuelas.

 

Visitante de cuevas, de vasos capilares,

acequia intermitente de la vida,

motor salobre nacido del Océano

que diriges mis pasos por la Tierra:

un día

correrás lentamente

te asomarás, oscura,

en el temblor de mis muñecas grises

y bajarás más bien como un derrumbe,

como un alud de sordos materiales,

como un triste reptil

jadeando a las orillas de un pantano.

 

El corazón colgará su ciruela taciturna

del árbol deshojado de mi pecho

y entonces

ya no serás la flecha de oro, la exacta puntería,

la lanzadera que teje un manto tibio

sino un cansado surtidor, un alquitrán viscoso,

un raído murciélago, cegado

por el rayo final del desconsuelo.

 

Y te irás coagulando en tu sistema,

en tu red convertida en telaraña,

haciéndote raíz

en busca inexorable de la roca

y después geología, mineral sin destino,

coágulo de piedra, veta en el granito,

ágata congelada por el soplo

de la muerte.

 

Pero entretanto mantén la forma de las mías 

y otras manos,

que se abren con tu savia como  estrellas,

que señalan los puntos cardinales

del terrible y hermoso oficio de vivir,

que apuntan a las diarias injusticias y a  las que llevan siglos,

que ayudan a transformar el mundo en el lugar de todos,

que trabajan, que acarician mientras la noche duerme,

que empuñan en la aurora tu insignia de rubíes.

 

Sangre mía, una gracia

solamente te pido:

guía al humilde lápiz con que yo, el poeta,

te escribo en mi media centuria ya cumplida.

 

El Uruguay es hoy más pobre, más árido, le falta una de sus voces más profundas y sensibles a pesar de que los pájaros sigan cantando.  Ha muerto un gran uruguayo.



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net