*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Debate o de bate...
Ruby Soriano Ruby Soriano
El “Odebrecht” a la mexicana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El VAR, o la transparencia del mal
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Acepto el duelo y la fiesta
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
Talvi y el Uruguay que queremos
William Marino William Marino
Los daños de la desinformación
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Carlos Pérez Carlos Pérez
“Hacete cargo, hermano”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perlas del debate. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué nadie quiere debatir con Mario Bergara?
Daniel Feldman Daniel Feldman
¿Qué quiere decir decir?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Conexión México Por Ruby Soriano

Periodistas con armaduras de plomo

Conexión México Por Ruby Soriano

20.05.2019

Hay temas que en México más que atención inmediata provocan polémica y reacciones defensivas que en nada ayudan para afrontar una de las problemáticas más agudas que evidencian el nivel de inseguridad que se vive en el país: Los asesinatos de periodistas.

Las estadísticas de 2019 indican que a la fecha son seis comunicadores los que han perdido la vida como resultado de ataques directos ligados al ejercicio de su profesión.

Si bien en México existe un Sistema de Protección para periodistas, la efectividad del mismo se pone en tela de juicio y urgen modificaciones inmediatas con la finalidad de garantizar que las medidas de protección para los comunicadores realmente funcionen y no se trate sólo de un blindaje tibio.

Con el arribo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se esperaba contar con medidas más certeras que realmente dieran protección a los profesionales de la información, sin embargo, hasta ahora, el gobierno de México ha hecho mutis sobre la operatividad y efectividad de este Sistema creado para garantizar el libre ejercicio y protección a todos aquellos periodistas e informadores amenazados por las élites de poder o bien por los integrantes de grupos del Crimen Organizado.

La violencia que se vive en México se ha convertido en un tema que incomoda al actual gobierno López Obradorista que refuta las protestas con el argumento de haber "heredado" un escenario de crispación y enfrentamiento de la delincuencia organizada, situación que -dice- estalló e hizo crisis en el sexenio anterior.

La realidad es que el ejercicio del periodismo en México presenta un nivel de peligrosidad donde no hay condiciones de seguridad para que los comunicadores realicen su trabajo con garantías personales y laborales.

Son varias las organizaciones no gubernamentales que han levantado la voz sobre la urgencia para que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador pueda revisar el funcionamiento de este mecanismo que está fallando en la protección a periodistas.

Los medios de comunicación en México también enfrentan un fenómeno de desconfianza frente a la sociedad, desde donde son vinculados con actos de corrupción o venta de información que se traduce en ataques dirigidos a personajes específicos.

El periodismo independiente sobrevive con dificultad, sin embargo, es posible ver, leer o escuchar las investigaciones de muchos profesionales que ventilan temas no sólo de violencia e inseguridad, sino fundamentalmente de los ligas y nexos de la corrupción entre delincuentes y esferas de poder.

Actualmente, no hay una zona en México que se considere segura para ejercer la profesión. En el norte, Baja California, Sinaloa, Tamaulipas; en el bajío Guanajuato y Michoacán; en el centro Estado de México, Puebla y hacia el sureste Veracruz y Quintana Roo son regiones cooptadas por la delincuencia organizada así como por los cacicazgos y grupos de poder que mantienen constantemente amedrentados a los comunicadores.

Periodistas asesinados en México durante 2019:

  • Rafael Murúa Manríquez fue ejecutado en enero en Baja California Sur. Trabajaba en el Diario Independiente.

  • Jesús Ramos Rodríguez fue asesinado en febrero en el municipio Emiliano Zapata, Tabasco. Trabajaba el noticiario local Nuestra Región.

  • Reynaldo López Salas fue asesinado en febrero en Hermosillo, Sonora. Era locutor de radio y productor de televisión.

  • Santiago Barroso Alfaro ultimado en marzo en Sonora. Trabajaba en el Seminario Contraseña.

  • Telésforo Santiago Enríquez asesinado el 3 de mayo en Oaxaca. Dirigía el Programa de Radio El Cafetal.

  • Francisco Romero, ejecutado el pasado jueves 16 de mayo en Playa del Carmen. Trabajaba en el Seminario Playa News.

Los periodistas mexicanos exigen nuevos mecanismos de protección, pues tal parece que las cifras de este 2019 reflejan un blindaje pero de plomo.

@rubysoriano

mediatikosconsulting@gmail.com

Facebook: Mediatikos Consulting





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net