*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
Debate o de bate...
Ruby Soriano Ruby Soriano
El “Odebrecht” a la mexicana
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El VAR, o la transparencia del mal
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Acepto el duelo y la fiesta
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
Talvi y el Uruguay que queremos
William Marino William Marino
Los daños de la desinformación
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Carlos Pérez Carlos Pérez
“Hacete cargo, hermano”
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
Perlas del debate. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Héctor Musto Héctor Musto
¿Por qué nadie quiere debatir con Mario Bergara?
Daniel Feldman Daniel Feldman
¿Qué quiere decir decir?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Esteban Valenti Esteban Valenti
La actual imagen sindical
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Las repercusiones médicas y sociales de la pérdida de la audición en los adultos mayores
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Gestionar un país versus gestionar una empresa
Charles Carrera Charles Carrera
Sobre el 222, el “223” y la profesionalización de la Policía
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Luces y sombras de una guerra histórica
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Santini Juan Santini
Ayer no fui
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas | Milton Ramírez
imagen del contenido Milton A. Ramírez

Crear 1, 2, 3 puntos del PBI es la consigna revolucionaria de la hora

Milton A. Ramírez

21.05.2019

La campaña electoral no abunda en la calidad de los temas económicos. Desde el Frente Amplio se asegura que habrá un ‘nuevo impulso’ y desde los partidos tradicionales que habrá un cuidado de la cuentas públicas. Pobreza.

No está en la agenda, con el detalle que debería corresponderle, el camino del crecimiento económico del país. Un crecimiento que permita el desarrollo, un desarrollo que permita una cambio cualitativo de la economía, y que lleve a Uruguay desde su excelente posición de país del tercer mundo al de un país desarrollado.

Somos los mejores cabeza de ratón. No sabemos si saltaremos de categoría y empezar por ser cola del león.

Apenas se esbozan preocupaciones sobre la macroeconomía, una mejor utilización de los dineros públicos y de las empresas públicas.

Parafraseando aquella consigna de 1967 creo que hoy se debería ser redactada diciendo "crear 1, 2, 3 puntos del PBI es la consigna revolucionaria de la hora".

Pero además debería agregarse que esos puntos del PBI deberían ser producidos por una economía basada en la incorporación de conocimiento. Una economía sin conocimiento y sin innovación nos dejará como país en la conocida zozobra de los precios de nuestros commodities y al volumen de nuestra cosechas.

Necesitamos un Uruguay donde se invierta en la economía del conocimiento. Habrá que elegir la áreas mejor preparadas, priorizarlas y sobre ellas una gran apoyo para agregar valor, el valor del conocimiento, la ciencia, la tecnología y el resultado de la investigaciones de avanzada.

Desde 2004 la economía de Uruguay crece. La tasa varía pero crece. Llegamos a unos US$17.000 de PBI per cápita. Pero Uruguay no juega en las grandes ligas. Uruguay juega en el tercer mundo del subdesarrollo o de los países en vías de desarrollo. La semántica no cambia el status.

¿Es posible que Uruguay pueda dejar de jugar el la 'B' de las economías del mundo y pasar a dar un salto cualitativo que lo convierta en un país desarrollado?

España, por ejemplo, tiene un PBI per cápita de US$27.000. Pero España juega en las grandes ligas. Uruguay es un destacadisimo y jugador -muy reconocido por cierto - pero siempre como cabeza de ratón.

Hoy solo tenemos un desarrollo industrial y científico-tecnológico apenas incipiente como para dejar atrás nuestra vulnerabilidad intrínseca de los commodities.

¿Es posible cambiar? ¿Existe un modelo que lo permita? ¿Hay ejemplos de países que lo hayan logrado?.

Aún no existe un modelo probado que se haya convertido en un paradigma de desarrollo. Sí hay países que lo han logrado.

Necesitamos un proyecto nacional, que nos embandere a todos para dar un salto cualitativo tanto en su economía y como en su sociedad.

Para esto necesitamos tener, primero un relato de nuestros sueños y segundo un conjunto de políticas diseñadas para lograrlo.

Las primeras definiciones deberán ser las que determinen las prioridades. Debemos elegir los sectores de la economía en los que el valor del trabajo implique una ganancia cualitativa. La pura extracción y dedicación al sector primario, a la que hay que sumarle todas sus volatilidades, no es el camino. En tanto como país productor de alimentos, servicios, y producción de conocimiento en múltiples áreas de las ciencias, Uruguay tiene una oportunidad, su oportunidad.

La alimentación es un tema revolucionario. La cantidad de alimentos no nos distinguirá. Si nos podrá distinguir y destacar nuestra calidad y especialidad de alimentos, en un horizonte donde la alimentación está pasando a convertirse en la base de las salud humana, la gran

industria de una medicina preventiva, en donde cada alimento, que podamos desarrollar y rediseñar de acuerdo las nuevas revoluciones bioteconlógicas, nos dará las patentes y el posicionamiento.

Lo mismo en el área de los servicios. Tanto la industria audiovisual, como el software  como los servicios financieros tienen una oportunidad.

 

Nota

La consigna original, "Crear 1, 2, 3 muchos Vietnam es la consigna de la hora" y fue dicha por Ernesto 'Che' Guevara en su "Mensaje a los pueblos del mundo" a través de la Tricontinental, Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL), en abril de 1967.

La guerra de Vietnam, como ya sabemos, terminó en 1975 con la derrota de EEUU. La Tricontinental no existe más. El Che murió en octubre de ese año. Cuba sigue viviendo de su sector primario. La URSS y sus socios de Comecom implotaron porque sus regímenes políticos frenaron el desarrollo.

En tanto Vietnam pudo reconstruirse luego de la guerra, una guerra devastadora como pocas.

El resurgimiento económico de Vietnam se inició a partir de un conjunto de reformas emprendidas en 1986, conocidas como el Doi Moi, renovación. Estas incluyeron el reconocimiento de la propiedad y la iniciativa privada, la progresiva apertura a la inversión extranjera y una apertura comercial al exterior.El modelo de Vietnam es muy similar al aplicado en China.

Solo para recordar el proceso que se produjo en China, en diciembre de 1978, durante la Tercera Sesión Plenaria del XI Congreso del Comité Central del Partido Comunista de China, Deng Xiaoping se hacía con las riendas del poder. En 1978 la norteamericana Boeing negociaba con China y la icónica Coca Cola empezaba a planificar inversiones en este país que llevarían a abrir su primera planta de producción en Shanghái.

Vietnam, al igual que China, han tenido un proceso constante de crecimiento de su PBI, por el desarrollo de cuantiosas inversiones en múltiples áreas de la industria y la tecnología. Las tasas de crecimiento del PBI superan el 8%





MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net