*

Agencia Uruguaya de Noticias
Loading
con firma
William Marino William Marino
Ya fueron las internas, ahora…
Ana Jerozolimski Ana Jerozolimski
Mi modesto aporte al recuerdo de la AMIA
Esteban Valenti Esteban Valenti
¿Por qué me meto?
Dr. Guillermo Chiribao Dr. Guillermo Chiribao
El conflicto y la lucha
Héctor Musto Héctor Musto
Sobre el FA, Daniel Martínez, Graciela Villar y el ocaso de los dioses
Marcelo Marchese Marcelo Marchese
El calentamiento global, el trabajo y UPM
Michael Añasco Michael Añasco
Asociación Chagociana de Fútbol
Diego Piñeiro Diego Piñeiro
BigData, Fake News y Deep Fakes
Fernando Gil Díaz Fernando Gil Díaz
De profecías y realidades
Jorge Jauri Jorge Jauri
Ha nacido más de una esperanza…
Jorge Aniceto Molinari Jorge Aniceto Molinari
La importancia de explicar. (Abordando eso gris, que parece la teoría).
Daniel Feldman Daniel Feldman
Es la cultura, estúpido
Lilián Hirigoyen Lilián Hirigoyen
Ante nuestros ojos tantas y tantas cosas desfilaron
Ismael Blanco Ismael Blanco
Pido la palabra
Janet Nuñez Janet Nuñez
Una reflexión sobre el Partido Cabildo Abierto
Ruby Soriano Ruby Soriano
México, la border patrol de Trump
Roberto Sansón Mizrahi Roberto Sansón Mizrahi
Nuestra seguridad amenazada
Prof. Gustavo Toledo Prof. Gustavo Toledo
¿Cuándo se jodió el Uruguay?
Jorge Eiris Jorge Eiris
Paso a paso…
Carlos Vivas; Homero Bagnulo Carlos Vivas; Homero Bagnulo
Del asesinato considerado como una de las malas artes
Carlos Pérez Pereira Carlos Pérez Pereira
La renovación y la mañana siguiente
Charles Carrera Leal Charles Carrera Leal
A propósito del Sistema Automatizado de Interceptaciones Legales
Jaime Secco Jaime Secco
La unidad, un cuentito que pasó
Juan Santini Juan Santini
La Justicia italiana condena a cadena perpetua a militares uruguayos por el Plan Cóndor.
José W. Legaspi José W. Legaspi
La “sobrevaluada” corrección política y las verdaderas ratas
Agustín Deleo Mas Agustín Deleo Mas
Encierro y el día después…
Federico Sequeira Federico Sequeira
¿Todo por la patria?
Luis E. Sabini Luis E. Sabini
La peste plástica va tomando nuestros órganos
Rodolfo Martin Irigoyen Rodolfo Martin Irigoyen
La cultura criolla
Julio César Boffano Julio César Boffano
Ideología de género es lo que hace la Iglesia Católica y lo voy a explicar
Daniel Mordecki Daniel Mordecki
Un sistema de encuestas más transparente
Michael Añasco Michael Añasco
Mama, no quiero ser negro.
Hebert Abimorad Hebert Abimorad
Albert Camus, rebeldía de valores
Juan Pedro Ribas Juan Pedro Ribas
Mi encuentro con Zabalza
Juan Raúl Ferreira Juan Raúl Ferreira
Murió Fraser, héroe anónimo de la lucha uruguaya
Roberto Savio Roberto Savio
El mundo ha perdido su brújula
Jorge Ángel Pérez Jorge Ángel Pérez
El Granma y los “falsos ídolos”
Ana Rosengurtt Ana Rosengurtt
Sobre la vacunación contra el VPH a varones
Luis Fernández Luis Fernández
¿Frío invernal?
Juan Manuel Otero Ferres Juan Manuel Otero Ferres
La República mental de Miranda
Roberto Domínguez Roberto Domínguez
Daniel Martínez y ¿el todo vale?
Juan Pedro Ciganda Juan Pedro Ciganda
El orden de los factores (3) De crítica y autocrítica.
Ricardo Cappeletti Ricardo Cappeletti
Daniel Vidart en Chile
Dr. Federico Arregui Dr. Federico Arregui
Yo también soy EL PERIODISTA GABRIEL PEREYRA
Carlos Visca Carlos Visca
Aporte a la elaboración de una nueva Ley Organica de las FF.AA.
Ernesto Nieto Ernesto Nieto
Las otras dimensiones de las internas: motivación y organización
Héctor Romero y Gustavo Salinas Héctor Romero y Gustavo Salinas
Sydney Brenner (1927-2019): Hormigas en la Silla
Carlos Wuhl Carlos Wuhl
Francia : 1° de mayo no fue catastrófico como lo anunciaba el gobierno del Presidente Macron
más columnistas



 
banner argentino hotel 300 x 138
Te encuentras en: Inicio | Columnas
imagen del contenido Prof. Gustavo Toledo

¡No pasarán! 

Prof. Gustavo Toledo

07.07.2019

“Con el Partido Nacional, sí. Con Sartori, no”, declaró Ernesto Talvi hace un par de semanas, luego de cuestionar severamente las propuestas demagógicas que hiciera el ex candidato blanco a lo largo de su fugaz pasaje por el firmamento electoral.

 

Hace pocas horas, consultado sobre la posible incorporación del recién fundado "Cabildo Abierto" a una eventual coalición de gobierno encabezada por el Partido Colorado, el candidato del Batllismo puso en duda tal posibilidad y la condicionó a las futuras definiciones programáticas y filosóficas que esboce su máximo referente y alma mater, el ex comandante Guido Manini Ríos, quien a lo largo de la pasada campaña se destacó por su tono enfático, sus poco felices comentarios acerca de los supuestos "beneficios" que recibirían los inmigrantes venezolanos en relación a los uruguayos, la inclusión de figuras de oscuros antecedentes en sus listas y a su cuestionable valoración de que la mejor época en materia de seguridad fue a mediados de los 80, en plena dictadura. Asimismo, no tuvo empacho en cuestionar la propuesta de "mano dura y plomo" con la que un exótico candidato a diputado del litoral pretendía captar el voto de la ciudadanía más atemorizada por el flagelo de la inseguridad. En suma, un conjunto de señales positivas, que prueban la vocación republicana y liberal de Ernesto Talvi y de un por demás auspicioso reposicionamiento del Coloradismo en el centro del espectro político. 

Para el ala más conservadora del partido, sin embargo, Talvi se equivoca; aleja posibles aliados y votantes de derecha y hasta hay quien dice -en el paroxismo del dislate- que sus manifestaciones son la confirmación de que es una suerte de "marxista" infiltrado y que trabaja para el Frente Amplio. Un delirio sólo explicable desde la ignorancia o desde la mala fe, o desde una explosiva combinación de ambos ingredientes, que deja sumido en el ridículo a quienes lo insinúan en cartas de lectores, comentarios públicos o publicaciones en las redes sociales, tal como hemos leído y escuchado en las últimas horas. 

Para esos colorados -que no son muchos, presumo- el Batllismo es compatible con posiciones de ultraderecha, casi cavernarias, y por lo tanto debe ser compañero de ruta de autoritarios, demagogos y nostálgicos de las botas. Una alianza contranatura, cuyos impulsores abonan a partir de una premisa equivocada: visualizar al Frente Amplio como enemigo per se y no a las tendencias antirepublicanas y populistas que anidan en su interior y que ahora se replican en otras fuerzas políticas.

Para recuerdo de desmemoriados y conocimiento de ignorantes, el Batllismo siempre estuvo en la vereda de enfrente de los extremismos de izquierda y de derecha, y se constituyó en el más radical e infatigable enemigo de los colectivistas y reaccionarios de ayer y de hoy. 

Fue Batlle y Ordóñez quien se batió en el Quebracho contra la tiranía de Santos, fueron Brum y Grauert quienes ofrendaron su vida en el 33 en aras de la libertad conculcada, fue Luis Batlle quien sacó a "patadas en el culo" (palabras textuales del General Seregni) a quienes le sugirieron no entregar el poder a los blancos en el 59, fue el contralmirante Zorrilla quien se jugó la ropa en defensa de las instituciones en febrero del 73, fue Vasconcellos quien denunció el avance de los "latorritos" cuando nadie se animaba a hacerlo, fue Jorge Batlle el primer dirigente político en marchar a la cárcel y ser proscrito por denunciar el contubernio entre tupas y milicos, fue Enrique Tarigo quien demostró junto a Pons Etcheverry el despropósito de la reforma constitucional con la que el régimen de facto pretendía perpetuarse y fue "Maneco" Flores Mora, entre tantos otros batllistas, quien aguijoneó a la dictadura desde las páginas de Jaque, ayudando a reabrir las puertas de la democracia.

Por todo eso, que Ernesto Talvi tenga claro cuáles son las líneas rojas del Batllismo, las que signan su tradición y les permiten a sus integrantes reconocerse frente al espejo de la historia, y no tenga el menor empacho en decirlo públicamente, más allá de cálculos e intereses electorales, como algunos le reclaman, es un indicio por demás auspicioso de que el país vuelve a tener en el Partido Colorado un muro infranqueable para los enemigos de la república y en su novel candidato a su mejor abanderado. 



UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias


MVDCMS  Volver arriba    |    Contacto: uypress@uypress.net