VERSIÓN PARA IMPRESIÓN
31/10/20

Cabildo Abierto “empuja” a sus aliados del gobierno hacia la desmemoria y el fascismo: ¿Hasta cuándo?

José W. Legaspi

Cabildo Abierto “empuja” a sus aliados del gobierno hacia la desmemoria y el fascismo: ¿Hasta cuándo?

 

Se abrazaron al militarismo para sacar al Frente Amplio, y está bien, forma parte del juego democrático... pero ¿hasta cuándo van a dejar crecer esa Hydra dentro del gobierno? 

A quienes combatimos el fascismo y la dictadura no nos extraña el discurso que trata de tejer, 36 años después de recuperada la democracia, un manto de desmemoria y tergiversación de la historia.

No nos asombra el discurso nostálgico de Manini Ríos sobre los juicios a criminales y asesinos, escondido detrás de que son soldados que obedecieron órdenes.

No nos asombra la campaña permanente contra los fallos de la Justicia sobre los crímenes de Lesa Humanidad, perpetrados antes y durante el período dictatorial. 

No nos asombra que se trate de "minimizar" el asesinato en la tortura de Vladimir Roslik, en 1984, como que se debió "a un paro cardíaco, como puede sufrir cualquiera", según palabras de quién estuvo en el Batallón de Infantería N°9, en Fray Bentos, "cumpliendo tareas" como reconoce el propio exmilitar, Alberto Loitey.

No nos asombra. Para nada. Al contrario, era previsible.

Lo que si asombra es que referentes del centro y la derecha democrática y respetuosa del funcionamiento republicano, calle, mire para el costado, o, lo que es peor, tergiverse los hechos históricos.

Y no me refiero a las redes sociales, ese caldo donde se cocina lo peor de la ignorancia y la miseria humana, repitiendo una y otra vez estas barbaridades. No.

Me refiero a quienes deben salvaguardar y proteger un bien colectivo, de toda la sociedad uruguaya: la libertad, la democracia y el respeto de las instituciones.

Que un representante de ese centro y derecha democrática, se sume a una operación de desmemoria y mentira, es, por decir algo delicado, asombroso e inesperado. 

Este lunes, en el programa "Esta boca es mía", que transmite Canal 12, el Sr. Juan Ramón Rodríguez Puppo, refiriéndose a la marcha estudiantil del pasado 14 de agosto, deslizó una serie de calumnias, aludiendo a uno de los estudiantes recordado en esa fecha, Liber Arce.

Liber Arce era estudiante de Odontología, militante comunista, afiliado a la UJC, que fue asesinado en una marcha pacífica que protestaba por la aplicación de las Medidas Prontas de Seguridad por el gobierno de Jorge Pacheco Areco, baleado por la espalda.

Juan Ramón Rodríguez Puppo "argumentó", como "hechos" para contrastar o rebajar el HECHO incuestionable del asesinato en una marcha pacífica, "que tenía 28 años, que era mecánico dental", se cuestionó "que hacía en la Facultad de Veterinaria, y "para qué había ido a la Unión Soviética", agregando, livianamente, "no creo que haya ido a prepararse como mecánico dental".

Por supuesto, no faltó la declaración pomposa: "no quiero ensuciar la memoria de alguien que murió, pero si vamos a decir las cosas, vamos a decir las cosas todas, absolutamente todas".

Para Rodríguez Puppo es una cuestión "de versiones", ya que, como agrega posteriormente, "decenas de manifestantes apretaron a tres policías", y uno de ellos sacó el arma, disparó "y tuvo mala suerte".

Lo que este ciudadano, de insospechada condición democrática hace, no es más que repetir una versión, falsa, desestimada en su momento por la Justicia, que falló y puso en prisión al policía que apretó el gatillo.

Parecería ser que la mera existencia "de versiones" permite cuestionar la verdad y el accionar de la Justicia... ¿suena conocido? Cabildo Abierto es lo que hace cuando manifiesta sus críticas a la Justicia por mandar a prisión "a soldados que cumplían órdenes", como si los subalternos no debieran cuestionar y cuestionarse si se les exige torturar o matar a detenidos.

En fin.

Rodríguez Puppo aclara, por las dudas, que quienes lo conocen saben que él cuestiona esos hechos, pero que tantos años después, "sin decir su opinión" trae al debate "dos bibliotecas" que explican lo sucedido. 

Los partidos tradicionales se sacudieron a la extrema derecha, que optó por Cabildo Abierto, donde se sienten mejor representados. Pero estos partidos, coaligados a esa extrema derecha, no pueden seguir mirando para otro lado, mientras su principal aliado cuestiona a la Justicia y tergiversa lo ocurrido antes y durante la dictadura.

Callarse es permitir que esa Hydra siga creciendo. 

Callarse es avalar la mirada nostálgica, fascista, que reivindica a asesinos, violadores, y torturadores, que protagonizaron hechos aborrecibles para todo el espectro democrático y republicano de este país.

¿Hasta cuándo van a tenerle paciencia a Cabildo Abierto?

Quiero pensar que el señor Presidente de la República, el gobierno, y sus representantes en el Poder Legislativo reaccionaránn a tiempo, antes que el odio, la nostalgia, la desmemoria y el fascismo crezcan a su costa.

Ese día no habrá marcha atrás. 

Sabemos como termina.

 

José W. Legaspi



Más información en:
https://www.uypress.net/auc.aspx?106943