VERSIÓN PARA IMPRESIÓN
20/05/19

La maradonización de Argentina o viceversa

Hebert Abimorad

Argentina sufre. Argentina llora. Un país que desde niño fue maltratado por sus adultos.

Por este motivo, asimila la cultura de la venganza que se refleja en grandeza, vacía y sin ningún sustento en lo real. Un país modesto viviendo del sentimiento nacional de lo que cree que ha sido. Hinchado de ídolos a nivel de santos. El fulgor de una mística que crea individuos insanos.

Un crack. Único en la cancha. Fútbol arte. Alegría de un pueblo gracias a sus goles. Protegido por su patria. Robado por los individuos perniciosos. Manipulado hasta convertirlo en adorno. Entonces sacramentado como un argentino auténtico. Cada vez que intentaba escapar sufría la presión de los que lo convirtieron en florero. Una maceta vacía. Las flores son para los humanos. Se transformó en ídolo. Mito. La necesidad de los individuos insanos.

Hebert Abimorad

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



Más información en:
https://www.uypress.net/auc.aspx?89879