VERSIÓN PARA IMPRESIÓN
23/03/19

Preguntas a Roger Waters

Roberto Cyjon

Reconozco que no soy un seguidor de la música ni de la obra de Waters y que, hace poco tiempo me enteré que es un activista muy comprometido o quizás, incluso, obsesionado con la causa palestina radical.

 

Introducción

Reconozco que no soy un seguidor de la música ni de la obra de Waters y que, hace poco tiempo me enteré que es un activista muy comprometido o quizás, incluso, obsesionado con la causa palestina radical. (Como en todas las causas, los hay moderados y radicales, irracionales y razonables). ¿Por qué si sé tan poco de él, lo prejuzgo como eventualmente "obsesionado"? Me basaré en sus expresiones y actividades en Uruguay de estos días y me limitaré a hacerle preguntas virtuales. Aclaro que estoy "enojado" con él, mis preguntas no serán ingenuas, pero tampoco irrespetuosas. Aclaro también, que le preguntaré al Waters activista, no al músico. Finalmente, no depuraré este artículo con esmero perfeccionista. Como se trata de un enojo y, por tanto, emocional, lo dejaré fluir en tal sentido. ¿Tiene derecho Waters a promulgar con lo que predica? Claro que lo tiene, del mismo modo que yo a discrepar y enojarme. Dicho esto, plantearé mis interrogantes, basado rigurosamente en dos fuentes periodísticas de nuestro país: los diarios El País y La Diaria del día 3 de noviembre de 2018.

Preguntas

SE DICE (EL País): "Que sería jugoso hacer una compulsa en el Pit-Cnt para ver cuántos conocen una canción de Roger Waters". Me suscribo al comentario, no sé cuánto justificaría- o no- la supuesta compulsa, a que le hayan patrocinado su conferencia, pero intuyo que no está canonizado entre los músicos más conocidos y apreciados por el conjunto de los trabajadores uruguayos.

Respecto al nombramiento de Waters como visitante ilustre de Montevideo, ambos diarios citan prácticamente lo mismo respecto al evento. Por tanto, me basaré en La Diaria. "Montevideo tiene una historia larga de amor con Pink Floyd y The Wall (...) dijo Percovich al abrir la ceremonia, mientras Waters escuchaba atentamente a su traductor y ponía cara de asombro". Si el propio Waters se asombró ¿no tendría sentido la pregunta de El País? Percovich describe su argumentación refiriéndose a la película homónima prohibida durante la dictadura y agrega: "Hoy los cerdos cambian y se repiten en miles de pantallas, pero, desgraciadamente son universales y nos impactan a todos y todas". Percovich, te pregunto a ti: ¿te suscribís también a los cerdos con la Estrella de David en el lomo? Porque, "desgraciadamente", parafraseándote, es un insulto gravísimo para cualquier judío. No te imaginás cuánto me duele. No lo inventó Waters, fue durante la Inquisición hace siglos, ya desde entonces nos llamaban marranos. Sigo contigo, Mariana: "por eso quería saludarte como artidista, es decir artista y activista." Está simpático el término, muy acorde con la militancia proyectada a la lingüística, ese no es el punto. Lo que sí quiero señalar, es que el arte -maravillosa, sublime y, probablemente, única expresión del ser humano que trasciende épocas, geografías y culturas- también puede ofender. Y daña... y puede ser muy peligroso cuando se banaliza en caricaturas simplistas. La historia está llena de ejemplos, y te solicito que reflexiones acerca de nuestra sensibilidad judía al respecto, porque está lamentablemente justificada. Si fuese necesario otro ejemplo, referite al caso Charlie Hebdó -aclaro que no era judío-.

En el acto del Pit-Cnt, decía Waters: "(...) Uruguay parece esquivar las teorías neoliberales (...) para prevenir que 'esos cerdos' sean los que 'se queden con toda la riqueza y destruyan este pequeño planeta'." Waters me desconcertás. Creo, y anticipo mis disculpas por si estuviese equivocado, que has logrado -y honestamente te felicito- ser poseedor de una enorme riqueza de varios cientos de millones de dólares por tus éxitos musicales, y tampoco sé precisamente a cuáles cerdos te referís en tu repertorio suino, pero: ¿por 'casa' cómo andamos? Esta aseveración tuya, "me hace ruido". Describe La Diaria: "la charla organizada por la Coordinación por Palestina, grupo de militantes del movimiento global Boicot, (...) una campaña contra 'la ocupación, la colonización y el apartheid en Palestina" (...) había un importante dispositivo de seguridad (...)." Un poco más adelante haré preguntas al respecto. Sigo con Waters: "el 'lobby israelí' que 'no tiene nada que ver con el judaísmo' (...) tiene mano fuerte sobre organismos políticos de todo el mundo' (...) tienen al Congreso americano en el bolsillo, está comprado (...)". Waters, tu error es garrafal y por supuesto nada ingenuo, el tal lobby israelí tiene que ver con el judaísmo, plenamente. La creación de Israel es lo mejor que nos ha pasado a los judíos en los dos mil últimos años. No nos separes, ni "te lo creas", porque no es así. Te digo más, si sumo ese postulado tuyo a tus cerdos con la Estrella de David, no puedo evitar de catalogarte como un feroz antisemita. Por favor, si es que llegaras a contestarme, no me cuentes que tenés amigos judíos. Podría ser cierto, pero no sientas culpas ni seas políticamente correcto: tenés derecho a ser antisemita, es tu problema. Pregunta ¿tenés pruebas para justificar que el Congreso está en 'bolsillos' judíos? ¿En cuánto evaluás esa 'compra'? Se ve que a los supremacistas blancos que quizás haya en el Congreso, se les escapó el asesino antisemita de Pittsburg, que considera, además, que los judíos patrocinan la -trágica y tristísima- caravana de hondureños hacia EEUU. Si están todos comprados, ese hijo dilecto los traicionó. ¿Estás de acuerdo con él? ¿también 'financiamos' a los pobres hondureños? Continúas explicando que "también estuve de gira en toda Europa y me he encontrado con una enorme resistencia." Waters ¿no estarás exagerando? ¿compramos a Europa también? Me parece que vos leíste con mucha atención a Los Protocolos de los Sabios de Sion. Esos postulados míticos, ya estaban escritos en ese pasquín editado en la Rusia zarista y publicado en Paris a comienzos del 1900. Entre otras cosas dijiste: "(...) me dijeron que hay una voz potente del grupo de presión sionista en esta ciudad que trató de detener esta reunión." Waters, por favor, ya estoy dudando de tu sinceridad, ¿es más potente la presión sionista que el lobby palestino y grupo de militantes que sí llevó adelante tu conferencia? Tu "descubrimiento" de esa voz potente y "maléfica" -proyectando simplemente tus apreciaciones acerca del sionismo- parece un tanto "pobre". Y vos, Waters, de "pobre" no tenés nada. Dedicate a cantar.

Amigos del Pit-Cnt, por encima de todo, honestamente amigos, que compartimos el desarrollo democrático, económico, cultural, social y la tolerancia de nuestro país, no entiendo de quién se cuidaron tanto, como para extremar las medidas de seguridad para el acto. Por la comunidad judía, seguramente, no habría sido necesario.

Afuera está divino, me voy a pasear con mis nietos al Parque Rodó, es mucho más estimulante que amargarme con Waters.

 

(*) Roberto Cyjon. Ingeniero. Expresidente del Comité Central Israelita del Uruguay

 


UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



Más información en:
https://www.uypress.net/auc.aspx?91293