VERSIÓN PARA IMPRESIÓN
20/05/19

Ecuador for export

Cinthia Andrade

Siempre que hablo con amigos que no son ecuatorianos, tengo que empezar desmontando la imagen de “Ecuador for export” que se vendió al mundo en el gobierno de Correa. Definiría a ese gobierno como la más brutal implantación de la modernización capitalista en la historia republicana.

 

Esa "década ganada", como la llamó el propio Correa, si fue una década de bonanza pero para los grandes grupos económicos nuevos y tradicionales, los bancos (nunca en la historia habían tenido esa magnitud de ganancias), las grandes constructoras (por supuesto incluida Odebrecht), las empresas chinas con sus bancos que ofrecieron créditos cinco o más veces más costosos que los ofrecidos en el propio mercado nacional, las mineras y petroleras transnacionales que se repartieron el territorio nacional sin respetar Parques Nacionales, Reservas de Biosfera, territorios indígenas ancestrales, nacimientos de agua y por supuesto, el narcotráfico, como está siendo develado en el juicio del Chapo Guzmán. ¿Socialismo? Bueno, tal vez, al estilo chino. Y, ¿las políticas sociales? Se construyeron escuelas, universidades, hospitales, carreteras varias con el fantástico título de ser las más caras del mundo. Y no es una exageración. Y todas con grandes coimas y ganancias desorbitantes. Los nuevos ricos socialistas compran casas de lujo, viajes soñados (todos van a ver a Mickey Mouse) y cuentas millonarias en  paraísos fiscales a los que el dinero fluía en el avión presidencial en viajes sin pasajeros. 

Los índices de pobreza disminuyeron al mismo o menor ritmo que lo venían haciendo desde 1999 (año de la dolarización). Muchos niños de poblaciones rurales quedaron fuera del sistema escolarizado al cerrarse pequeñas escuelas ubicadas en cada comunidad (que tenían muchas deficiencias, es cierto) y al construirse grandes escuelas del milenio que obligan a los menores a viajar dos o tres horas diarias en condiciones infrahumanas para acceder a la educación. Además, se eliminó las Escuelas interculturales bilingües que eran regentadas por los propios indígenas y se echó a la basura décadas de rescate de lenguas y culturas indígenas, que habían sido ejemplos para países vecinos. Estas escuelas tenían varios problemas pero la solución no era eliminarlas y menos cambiarlas por la implantación de la educación mestiza. En el campo de la salud hay muchos ejemplos de coimas, perjuicios para el estado y los usuarios, pero ya que este es un artículo para Uruguay voy a contarles lo que pasa con el aborto. El aborto no es legal en el Ecuador. Pero no era judicializado. Correa con su Asamblea lo penó: "La persona que haga abortar a una mujer que ha consentido en ello, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años. La mujer que cause su aborto o permita que otro de lo cause, será sancionada con pena privativa de libertad de seis meses a dos años." Desde 2013 a enero de 2018, 326 mujeres han sido criminalizadas por abortar.1  Y para completar el panorama, desde 2008 al 2018 el incremento de embarazos adolescentes entre niñas de 10 a 14 años fue del 78%. 49 de 100 mujeres ecuatorianas tuvieron su primer hijo entre los 15 y los 19 años.2 Y tenemos el escalofriante honor de ser el tercer país en la región con la tasa más alta de embarazos en mujeres menores de 19 años.  Y un buen  porcentaje de los mismos son fruto de violaciones. Esto se explica por varias factores pero si miramos quien estaba al mando de la educación sexual y encontramos que era una persona del Opus Dei, con oficina en el mismo Palacio de Carondelet (palacio de gobierno) y cuyo marido (exmarine norteamericano) era dueño de una empresa que tenía grandes contratos con el Estado y cuyos empleados están prófugos por coimas y transferencias a paraísos fiscales, tendremos una parte de la explicación de esta tragedia para las niñas y mujeres ecuatorianas, sobre todo para las más pobres. 

Y sobre la corrupción, ni hablar. En el gobierno de Correa nada fue conocido. Miles de denuncias fueron desechadas, ocultadas, o simplemente ignoradas. Y los pocos que se atrevieron a decir algo fueron perseguidos, judicializados, penalizados o más fácilmente, muertos. Si ya era inevitable la noticia, el propio Correa dijo que eran acuerdos entre privados o que las coimas no le costaban al Estado. Si no lo oyeron o leyeron les recomiendo que lo hagan.3  Se puede argumentar que ahora tenemos un vicepresidente preso. Pero esto no es signo de que la justicia funciona en el Ecuador, es simplemente que la noticia y los papeles salieron en los Panama Papers,  juicios de Lava Jato en el Brasil y en los juicios de Odebrecht en Estados Unidos. Es de tal magnitud el robo de la década ganada que fue inocultable y el vicepresidente se vio implicado. Pero hasta ahora las acusaciones son por cutules.4  La sentencia de seis años de prisión, por asociación ilícita, que es la acusación más leve, es la única hasta el momento. Están pendientes las investigaciones por peculado, concusión, cohecho, enriquecimiento ilícito, delincuencia organizada, testaferrismo, lavado de activos y tráfico de influencias, que se supone están siendo trabajadas por la Fiscalía. 

La persecución a líderes sociales e indígenas, opositores, ecologistas, miembros de la fuerza pública y periodistas estaba a la orden del día. Al inicio del gobierno de Moreno, la CONAIE (Confederación de las Nacionalidades Indígenas del Ecuador) pidió la amnistía para 177 casos que estaban siendo judicializados en ese momento y el indulto para 20 casos que ya tenían sentencia. El pedido sigue en estudio. Varios juicios ya han terminado, felizmente, con la absolución de los acusados. El Gobierno de Correa expidió más de 700 sanciones a medios de comunicación y periodistas.5  Democracia y libertad de expresión a la orden del día. 

Pero no todo en Ecuador es tan desastroso. Tenemos el mejor banano del mundo, el cacao fino de aroma con el que se prepara el chocolate gourmet más prestigioso, unos mariscos espectaculares, playas con climas paradisiacos, Andes nevados de infarto, Patrimonios Culturales de la Humanidad, las Islas Galápagos, un pedacito de Amazonia con bosques megadiversos y, sobre todo una población que sigue votando a los culpables del desastre y vive feliz. Que sean bienvenidos al Ecuador.

Cinthia Andrade 

La autora se define, según sus propias palabras, "como ecuatoriana, de izquierda (si es que todavía existe), y creyente de la utopía, que es algo que no han logrado robarme".

1. Datos procesados por Surkuna y provenientes de la Fiscalía General del Estado, el Consejo de la Judicatura y la Defensoría del Pueblo. Más información http://contexto.gk.city/ficheros/claves-entender-la-campana-despenalizar-el-aborto-ecuador/cuantas-mujeres-son

2.https://www.elcomercio.com/actualidad/ecuador-estadisticas-embarazo-adolescente-mama.html 

3.https://www.larepublica.ec/blog/política/2017/04/24/correa-dice-que-la-corruptela-oderbrecht-habla-muy-bien-del-gobierno/

4.Cutules son las hojas que recubren la mazorca de maíz. Significaría que nada de lo sustancioso ha entrado en las acusaciones. 

5.http://www.latecla-r.com/2017/06/01/presos-politicos-ecuador/  http://www.ntn24america.com/america-latina/el-informativo-ntn24/ecuador/relator-especial-de-libertad-de-expresion-de-la-cidh-se

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias



Más información en:
https://www.uypress.net/auc.aspx?93572